0
Publicado el 13 Junio, 2019 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Vivificar lo que uno es día a día, con empeño y mucho amor

En visita del Consejo de Ministros a la ciudad de Camagüey, el Presidente Díaz-Canel pudo apreciar el amplio trabajo de reanimación que se lleva a cabo en instituciones culturales y recreativas para el disfrute del pueblo
Vivificar lo que uno es día a día, con empeño y mucho amor.

En horas de la noche de la primera jornada de la visita de gobierno a Camagüey, se pudo constatar cuánto se trabaja en la tierra agramontina por el bienestar del pueblo. (Foto: PRESIDENCIA CUBA)

Por YAIMA PUIG MENESES

La vida nocturna en la ciudad agramontina tiene este miércoles matices especiales. El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien encabeza una visita de Gobierno a esta provincia desde horas tempranas, recorre diferentes áreas que han sido reanimadas en los últimos años y en las cuales se promueve una variedad de opciones para la recreación sana del pueblo.

En áreas del centro cultural recreativo “Casino”, acompañado por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, Díaz-Canel conoció que allí se consolida un proyecto de desarrollo de iniciativa local cuyos ingresos se emplean para paulatinamente avanzar en la reparación de la instalación que acoge múltiple ofertas.

Áreas para discoteca, piscina, restaurantes y cafeterías son algunas de las opciones que en el establecimiento se concentran. Asociado al Casino Campestre se ubican más de 15 instalaciones donde se pueden disfrutar actividades deportivas, recreativas y culturales; en todas ellas se lleva a cabo un amplio proceso de reanimación en función de dotarlas de mejores condiciones para este verano.

Próximo a la zona se encuentra también el centro cultural Alkazar, donde el Jefe de Estado cubano insistió en la necesidad de ampliar las ofertas recreativas que se lleven a la población, fundamentalmente a los más jóvenes. La calidad y el buen gusto tienen que distinguir todos estos espacios, enfatizó.

Esta es una ciudad culta, con una historia tremenda, y para nosotros es un gusto estar aquí, compartió Díaz-Canel con pobladores que lo esperaban a la salida de las instalaciones para saludarlo, tomarse fotos, darle un abrazo.

La noche agramontina avanza y la ciudad, de alguna extraña manera, otra vez despierta…

Tomado del portal PRESIDENCIA CUBA


Redacción Digital

 
Redacción Digital