2
Publicado el 8 Julio, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Avance discreto en las inversiones de la Industria Alimentaria

Hasta el cierre de abril se había ejecutado un 16 por ciento del plan de inversiones para el año en curso del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA), y un siete por ciento de las importaciones, por lo que se observa que aún son insuficientes para el acercamiento a las metas proyectadas para 2030, informó Ramón Aguilar Betancourt, presidente de la Comisión
Avance discreto en las inversiones de la Industria Alimentaria.
Foto: MARCELINO VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ACN

Por ALIANET BELTRÁN ÁLVAREZ

A pesar de que aumentar la producción de alimentos es una de las prioridades del país, las tensiones financieras que enfrentan la Isla en los momentos actuales provocan que las inversiones en la industria alimentaria marchen a un ritmo discreto, situación debatida hoy por los diputados de la Comisión Agroalimentaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Como consecuencia, hasta el cierre de abril se había ejecutado un 16 por ciento del plan de inversiones para el año en curso del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA), y un siete por ciento de las importaciones, por lo que se observa que aún son insuficientes para el acercamiento a las metas proyectadas para 2030, informó Ramón Aguilar Betancourt, presidente de la Comisión.

Para cumplir los planes del año el Estado mantiene la premisa de hacer reparaciones capitales y crear nuevas industrias procesadoras de alimentos, para lo que deberán implementarse medidas de control que permitan recuperar los atrasos, comunicó Aguilar Betancourt.

Entre los principales resultados de las inversiones acometidas hasta el momento destaca la realizada para la mejora de descarga y transportación del puerto de Cienfuegos, la cual cuenta con el ciento por ciento de los equipos importados en la obra, y está prevista que concluya en el año, explicó Aguilar Betancourt.

Arnaldo Acosta, diputado por el municipio Lajas, en la provincia de Cienfuegos se refirió al impacto que va a tener este proyecto pues ayuda a la descarga de materias primas para la confección de harina.

La obra civil de una línea para el programa de desarrollo del cacao en Baracoa se encontraba al cierre de abril en el 90 por ciento de ejecución, sin embargo la fecha de montaje de los equipos se atrasó en el cronograma debido a la deuda de pago al proveedor, señaló el presidente de la Comisión.

A pesar de ello se chequea con regularidad el proyecto por la preeminencia que tiene como renglón exportable, y se espera que luego de finalizado los pagos este continúe, aclaró Armando Posada, presidente del GEIA.

Villa Clara es hoy la segunda provincia del país con mayor producción de leche, es por ello que la remodelación de su industria láctea es una cuestión relevante a concretarse; la parte civil debe culminar a finales de septiembre del presente año y se planifica la puesta en marcha para 2020, manifestó Aguilar Betancourt.

Los temas ambientales son muy importantes para cerrar ciclos, por ello es necesario que se incorporen en los procesos inversionistas la creación de plantas de tratamiento, que apoyen la crianza de animales como los cerdos, coincidieron los delegados.

Iris Quiñones Rojas, titular del Minal, explicó que la concepción de un sistema de tratamiento de residuales se ha implementado como un requisito para la aprobación de nuevas inversiones, o incluso la reposición de equipamientos.

En el 2019 las inversiones aprobadas para el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA) acumulan los 91 millones de pesos, y por importaciones 47 millones, los cuales se destinarán principalmente a equipos y montaje.

Perfeccionan medidas para el control interno en la industria alimentaria cubana

Por ALIANET BELTRÁN ÁLVAREZ

La Industria Alimentaria ha privilegiado el control sobre el proceso tecnológico que permite, por ejemplo en la industria cárnica, que se conozca desde la fase de compra del ganado, el sacrificio, el deshuese, la elaboración de productos y su comercialización final, si ocurren desviaciones cuáles son las causas, se informó hoy en la Comisión Agroalimentaria del Parlamento cubano.

Esta medida se comenzó a implementar este año, en el primer semestre fueron reguladas las actividades cárnicas y de café, y para un segundo momento las conservas de frutas y vegetales y los lácteos, por lo que su efectividad podrá medirse a partir de 2020, dijo a los diputados Iris Quiñones, ministra de la Industria Alimentaria.

Agregó que se potencia el control interno de cada entidad como el elemento fundamental para prevenir hechos de corrupción y delitos, y ha modificado su sistema al enfocarse en las peculiaridades de cada rama para proyectar medidas más efectivas.

Están elaborados y aprobados los planes de prevención, así como la de autocontrol en todos los niveles, documentos que se analizan tanto en los comités de prevención como en los consejos de dirección del sistema, explicó.  

A finales de 2018 se actualizó desde el Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal) y se desplegó al resto de las entidades, el manual del control interno de los organismos y se modificaron los procedimientos para el control, sobre todo el estatal, refirió la titular.  

Con anterioridad a esta medida se hacía un control estatal ministerial que solo permitía saber en una provincia o territorio tendencias generales sobre las funciones de las actividades allí representadas, señaló.  

Entre las causas de los hechos delictivos detectados recientemente persisten la pérdida de valores éticos, insuficiente exigencia en el cumplimiento de normas y regulaciones y la falta de evaluación sistemática de los problemas, manifestó Quiñones Rojas.

Se han detectado vulnerabilidades del sistema de seguridad y protección, deficiencias en el control de los recursos, insuficiente integración de todos los factores, así como deficiencias en la contabilidad de un grupo de empresas, comunicó Quiñones Rojas.

Armando Posada Loria, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA) reconoció que existen problemas desde el punto de vista de completamiento del personal contable, y que de las 92 entidades que conforman el grupo, hay 18 que aún no tiene certificación en este aspecto.  

La Ministra de la Industria Alimentaria refirió que uno de los problemas graves que tiene el sistema empresarial del organismo es que las ilegalidades se identifican tarde y le cuesta mucho trabajo a la administraciones reconocerlas.

Ante la inquietud de Felipe Martínez Suárez, delegado por el municipio III Frente, en Santiago de Cuba, sobre si existen las herramientas necesarias para detectar los delitos e ilegalidades, Quiñones Rojas respondió que están creadas, pero aun así es necesario incorporar a todos los trabajadores, e incluso a la comunidad.  

El nivel de actividad se ha incrementado con las denuncias a través de los sitios oficiales del organismo en redes sociales, a partir de las cuales se han hecho siete investigaciones de las cuales tres llevaban razón, comunicó.

Enfatizó el parlamentario en la necesidad de que se erradiquen las causas que provocan estos fenómenos en producciones tan sensibles como el alimento a la población. (ACN).


ACN

 
ACN