0
Publicado el 3 Julio, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Crean condiciones para la venta del uniforme escolar en Santiago de Cuba

Para los estudiantes de nuevo ingreso a los grados preescolar, séptimo, décimo, enseñanza técnico-profesional y Escuelas Pedagógicas, el módulo es de cuatro piezas: dos sayas con sus respectivas blusas, o igual cantidad de pantalones y camisas a los varones
Crean condiciones para la venta del uniforme escolar en Santiago de Cuba.
Imagen ilustrativa: tribuna.cu

Por MARÍA ANTONIA MEDINA TÉLLEZ

En la provincia de Santiago de Cuba se crean las condiciones para empezar la venta del uniforme escolar del curso 2019-2010, a finales del actual mes y todo agosto, cuando se distribuyen los cupones en las escuelas y se avanza en la confección de las prendas.

Rosa Álvarez, directora de Educación en el territorio, afirmó que se comercializará de forma escalonada y empezará por el grado preescolar en las unidades designadas, según el centro escolar, en zonas urbanas, rurales y del Plan Turquino.

Para los estudiantes de nuevo ingreso a los grados preescolar, séptimo, décimo, enseñanza técnico-profesional y Escuelas Pedagógicas, el módulo es de cuatro piezas: dos sayas con sus respectivas blusas, o igual cantidad de pantalones y camisas a los varones.

Los bonos se entregan en los planteles, desde el primero de julio de 2019 y para los alumnos que continúan estudios y reciben el uniforme en una segunda etapa, que será a mediados de agosto, tienen la información al dorso del documento.

Álvarez mencionó que realizaron un “levantamiento” que abarcó matrícula, medidas y parámetros, con vistas a beneficiar en calidad y cantidad esa venta y a las familias.

Cinco fábricas textiles del territorio producen el vestuario, esta vez,  con una mayor estabilidad en las tallas, de acuerdo con el  trabajo del  Centro de Investigación y Desarrollo del Comercio Interior cuyos estudios acercaron a la realidad la demanda en los diversos grupos etarios a fin de modificar la curva de tallas en caso necesario.   

Oscar Ramos, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Confecciones Costa, a cargo de la tarea, explicó que en esas cinco dependencias elaboran 342 mil 599 prendas, cumpliéndose lo planificado porque existe el tejido y otras materias primas, y afirmó que al cierre de junio estaban listas más de 75 mil 320 piezas.

Para efectuar las entregas en tiempo, se cambiaron las vacaciones de los obreros y operadoras de máquinas y laboran en turnos de hasta 12 horas, de lunes a sábado, mientras que el mantenimiento a los equipos es efectivo.

Una esmerada atención se les ofrece a las costureras que son las encargadas de cumplir el compromiso con el pueblo santiaguero, sus niños y jóvenes, argumentó Ivelania Gutiérrez, administradora del Complejo Industrial Taller # 10, donde crean los uniformes para la enseñanza Primaria.

Ese Complejo entregó más de 11 mil blusas y 10 mil faldas cuando concluyó el pasado junio. (ACN).


ACN

 
ACN