1
Publicado el 23 Julio, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Granma en 26, y Celia en el corazón

Hoy es objeto de restauración la casa de Manzanillo, donde nació Celia el 9 de mayo de 1920. Es el museo que lleva su nombre. Data de 1908 y se distingue por las paredes de madera, el techo de tejas francesas y el piso de losas
Granma en 26, y Celia en el corazón.
Foto: radiorebelde.cu

Cuando la provincia de Granma se alista para celebrar las actividades centrales en saludo al Día de la Rebeldía Nacional, no puede faltar desde ese oriental territorio el homenaje sencillo y agradecido a la heroína Celia Sánchez Manduley (1920-1980), una de las personalidades históricas más queridas por el pueblo de Cuba.

En la conmemoración de una efeméride que simboliza la determinación de lucha de todo un pueblo, resulta ineludible la evocación a esa mujer cuya vida y obra son símbolos de rectitud, unidad, fuerza, respeto y consagración a los más puros ideales de independencia patria.

Por esas razones, en su periplo para mostrar obras socio-económicas que se inauguran o rehabilitan, sitios emblemáticos y otros lugares de interés en el oriental territorio, la ACN llegó hasta el museo ubicado en la casa natal de Celia, en el poblado de Media Luna, cabecera del costero municipio de igual nombre.

Actualmente en restauración, el inmueble con paredes de madera, techo de tejas francesas y piso de losas, data del año 1908, y fue adquirido por el doctor Manuel Sánchez Silveira en 1913, al casarse con Acacia Manduley.

Allí vinieron al mundo los nueve hijos del matrimonio, entre ellos la fémina delicada y elegante, a quien sus padres nombraron Celia Esther de los Desamparados, y que el pueblo cubano rebautizó como la flor más autóctona de la Revolución.

Nacida el nueve de mayo de 1920, Celia Sánchez Manduley organizó en 1956 la red humana que salvó a varios expedicionarios del yate Granma, entre ellos a Fidel Castro, Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos y Raúl Castro.

Como combatiente clandestina cumplió riesgosas misiones contra la tiranía de Fulgencio Batista y, en 1957, fue la primera mujer incorporada al Ejército Rebelde, en cuyas filas devino verdadera madre para los guerrilleros.

Declarada Monumento Nacional en 1990, la casa natal de Celia fue escogida en 1983 para sede del Museo Municipal de Media Luna, y siete años después, con motivo del cumpleaños 70 de la heroína, se inauguró como museo memorial. (ACN).


ACN

 
ACN