0
Publicado el 13 Agosto, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

¡A disfrutar el verano!

Durante este período el paladar agradecerá hasta el infinito esas frutas jugosas que nos deleitan en estos días, cuando el calor se hace más intenso, y comer una rodaja de piña, una lasca de mango o melón aportan a nuestro organismo antioxidantes, vitaminas, minerales y contribuyen a mantener la piel tersa
¡A disfrutar el verano!
Foto: cubahora.cu

Por MARÍA ELENA BALÁN SAÍNZ

La palabra verano evoca de inmediato playa, ropa fresca, sol, piscina, programas televisivos, paseos, ferias, conciertos. Nos quejamos del calor pero disfrutamos sudando cuando nos dirigimos a un lugar donde sabemos que pasaremos un buen rato de esparcimiento.

Porque hay muchos deseos de divertirse en las vacaciones, y van desde reunirnos con amigos y familiares, organizar alguna comida juntos, escuchar música y bailar hasta reservar en un campismo, recorrer senderos o visitar sitios patrimoniales.

Muy oportunos resultan estos días de asueto para elaborar las recetas legadas por las abuelas, como los buñuelos en almíbar, los cascos de toronja, o los turrones de coco, después de habernos
levantado sin prisas, porque no tenemos que ir al trabajo ni al centro de estudios.

El paladar agradecerá igualmente hasta el infinito esas frutas jugosas que nos deleitan en estos días, cuando el calor se hace más intenso y comer una rodaja de piña, una lasca de mango o melón
aportan a nuestro organismo antioxidantes, vitaminas, minerales y contribuyen a mantener la piel tersa.

Generalmente, en la etapa de vacaciones aumenta el peso corporal, debido a algunos gustos que nos hemos dado, como helados, refrescos y mayor cantidad de comida, pero no hay que preocuparse en demasía si nos hacemos el propósito personal de luego retomar la dieta
sana, sin excesos y el ejercicio físico.

Los cubanos disfrutamosde las opciones del verano, y el mar constituye uno de los atractivos mayores. Bien vale recordar algunos consejos para que la estadía sea sana y amena.

No deberán faltar al ir a la playa las gafas de sol, las gorras de visera plana -las cuales son perfectas para combinar con prendas informales-  y un bolso en bandolera para llevar cosas necesarias, sin desdeñar la clásica mochila de mayor amplitud para guardar artículos y prendas de vestir cuando vamos a nadar.

Tenemos el privilegio de vivir en una isla, beneficiada por las aguas que bañan sus costas, una inestimable opción para los veraneantes pero ¡cuidado! también el mar sufre las consecuencias de aquellos indisciplinados que arrojan en la arena bolsas plásticas, latas de refresco o cerveza y residuos de comida, colillas de cigarro, cáscaras de frutas, que afectan el medio ambiente y ensucian el entorno.

¿Y sabe usted cuánto demoran en descomponerse esas jabas y laticas, aparentemente inofensivas? Pues cuatro siglos y medio. Un tiempo bastante largo durante el cual afectan la ecología marina y ahogan las playas con su manto destructor.

Disfrutemos de este verano sin molestar a quienes nos rodean, gocemos de sus opciones haciendo gala de las mejores normas de urbanidad.

Respetemos la privacidad del vecino, no pongamos música sumamente alta a cualquier hora del día, o lancemos desperdicios a la calle cuando vamos de paseo sin tomar las medidas higiénicas necesarias para su depósito en los sitios donde se recoge la basura.

En esta etapa estival existe el interés de que todos seamos partícipesde un sano esparcimiento, pero si las normas de convivencia son transgredidas y no respetamos por ejemplo las leyes del tránsito al conducir un vehículo o como simples peatones, puede convertirse en una pesadilla la jornada estival.

A pasar unos días divertidos, haciendo de cada jornada una ocasión especial para departir con amigos y familiares estamos convocados en este ¡Verano 2019: Vívelo! (ACN).


ACN

 
ACN