2
Publicado el 20 Septiembre, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Agricultura urbana, suburbana y familiar: gran apoyo a la producción de alimentos

Para la comercialización el programa cuenta hoy con alrededor de tres mil puntos de venta, los cuales se ubican, en su mayoría, muy cerca de las áreas de cultivos, y cuando hay que trasladar los productos, se hace con la ayuda de la tracción animal
Agricultura urbana, suburbana y familiar: gran apoyo a la producción de alimentos.
Foto: lademajagua.cu

Por ALIANET BELTRÁN ÁLVAREZ

 La agricultura urbana, suburbana y familiar cubana no se ve afectada ante el déficit de combustible, por el contrario es uno de los sectores con más capacidad de aportar alimentos ante la actual situación, afirmó en la capital Elizabeth Peña Turruellas, directora de ese programa.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias la especialista abundó que los implementos que se utilizan son manuales, muchos salidos del ingenio de los propios productores, por lo cual no son necesarias grandes maquinarias que consumen energía.

Para la comercialización el programa cuenta hoy con alrededor de tres mil puntos de venta, los cuales se ubican, en su mayoría, muy cerca de las áreas de cultivos, y cuando hay que trasladar los productos, se hace con la ayuda de la tracción animal, refirió.

Este movimiento, que incluye espacios como organopónicos, fincas, patios y parcelas, fue creado para momentos difíciles como el de afrontar desastres naturales, ya que trabaja con tecnologías de fácil recuperación y con cultivos de ciclo corto, en los cuales se obtienen alimentos hasta en un periodo mínimo de 25 días, señaló Peña Turruellas.

La agricultura urbana, suburbana y familiar ayuda al productor a alcanzar la soberanía alimentaria, pues todo lo que necesita lo puede gestionar él mismo; por ejemplo, la mayoría de los organopónicos cuenta con un espacio para la elaboración de abono orgánico, lo que contribuye, además, a evitar el uso de químicos.

Tenemos que ser capaces, y de hecho lo hemos ido garantizando, de disponer de semillas destinadas a cultivos como pepino, acelga, lechuga, rábano, pimiento y habichuela, precisó.

La soberanía alimentaria se logra a partir de poner en función los recursos hídricos, de suelos, de tecnología y conocimientos que tiene el país en función de la producción de alimentos, y es eso precisamente lo que impulsará la agricultura en Cuba, opinó.

Hacia ello está dirigido el autoabastecimiento municipal, que aspira a que mensualmente cada habitante adquiera 30 libras de alimentos; y tiene su base en este programa, debido a que depende del desarrollo local, afirmó Peña Turruellas.  

Las producciones estimadas de este sector, al finalizar el primer semestre de 2019, fueron de 246 mil toneladas de hortalizas, 125 mil de tubérculos y raíces, 137 mil de plátano y 136 mil de frutas, lo que valida la importancia del mencionado programa para la alimentación del pueblo.

Fortalecer las bases productivas, recuperar las redes de puntos de venta y las producciones en los grandes organopónicos, así como buscar mayor eficiencia, son algunos de los retos que enfrenta hoy la agricultura urbana, suburbana y familiar. (ACN).


ACN

 
ACN