0
Publicado el 24 Octubre, 2019 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

Accidentes viales: mejor no lamentar

Atender las causas de la accidentalidad puede ser un buen comienzo. Lamentablemente cada 55 minutos ocurre un accidente, cada 15 horas fallece una persona, y hay un lesionado cada una hora y 15 minutos.
ACCIDENTES VIALES: mejor no lamentar.

De enero a septiembre ocurrieron en el país más de 7 000 accidentes, con 457 fallecidos y 5 335 lesionados. (Foto: escambray.cu).

Por DELIA REYES GARCÍA

“No podemos sentirnos satisfechos mientras ocurra un solo accidente en la vía”, sostuvo el coronel Roberto Rodríguez Fernández, jefe de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), en conferencia de prensa realizada en el Ministerio del Transporte.

Si bien entre enero y septiembre, las cifras de accidentes en la vía muestran un ligero decrecimiento, en comparación con igual período de 2018, todavía queda mucho por hacer en Cuba para reducir al mínimo las causas de tales hechos. Lamentablemente cada 55 minutos ocurre un accidente, cada 15 horas fallece una persona, y hay un lesionado cada una hora y 15 minutos.

El coronel Rodríguez precisó a BOHEMIA que la mayoría de los accidentes en el país ocurren en zonas urbanas, fundamentalmente, en las intersecciones porque muchos usuarios no respetan el derecho de vía, manejan a exceso de velocidad, o distraídos con equipos de audio, fumando o hablando con otra persona.

“Hoy la distracción es la causa que más accidente genera en Cuba. Entonces depende del hombre, con él tenemos que trabajar, para que tome conciencia de su responsabilidad. En un vehículo que se desplaza a 50 o 60 kilómetros por hora, perder unos segundos porque se distrae la atención del conductor puede ser fatal.

“Insistimos en que los choferes sean precavidos y disminuyan la velocidad, porque cuando esta es menor, se tiene más tiempo para reaccionar, es más rápido detener el vehículo, las consecuencias del impacto resultan menores, al igual que la posibilidad de muertes”, expresó Rodríguez Fernández.

En los últimos 15 años, unas 10 000 personas -niños, jóvenes y adultos-, han perdido la vida en accidentes de tránsito. También contribuye a la accidentalidad el estado de las calles y avenidas, cuyo deterioro afecta el estado técnico de los vehículos, por lo cual es preciso que los conductores extremen precauciones.

Hoy existen serias limitaciones con el asfalto. Nosotros estamos claros de la demanda de asfalto que necesita el país,  pero también estamos claros de que en el corto, y ni siquiera en el mediano plazo, esa situación la vamos a revertir, porque no hay capacidad para producir el asfalto que se necesita”.

Chapa y orden para los ciclomotores

Al intervenir en la conferencia de prensa, el teniente coronel Mario Ríos Labrada, jefe de Departamento Nacional del Registro de Vehículos, se refirió a la inscripción general de los ciclomotores, refrendada en la Resolución 35 del Ministerio del Interior, y publicada en la Gaceta Ordinaria No. 79 del 14 de octubre de 2019.

Ríos Labrada explicó que entre las razones para realizar este proceso destacan: el cumplimiento de la propia Ley 109 del Código de Seguridad Vial, por la cual estos medios de motor necesitan una chapa; la gran cantidad de ciclomotores eléctricos circulando en el país, estimándose una cifra superior a los 200 000, entre los equipos importados y  los vendidos por el Estado; también resulta necesario una garantía jurídica a los propietarios a la hora de realizar las ventas de estos medios; y la incidencia en los índices de accidentalidad y de hechos delictivos.

Precisó que la inscripción se realizará en cuatro etapas: comenzarán el 25 de noviembre del año en curso, y concluirán el 31 de mayo de 2021. Los requisitos son la presentación del ciclomotor en buen estado técnico y de limpieza; llevar sellos por valor de 45 pesos; entregar la factura de compra o contrato de compraventa emitido por la entidad comercializadora, para los ciclomotores adquiridos en el país; modelo de solicitud de inscripción, expendido por la Aduana General de la República, en los casos importados; y los que no posean la anterior documentación, o conste a nombre de otra persona, realizarán una declaración jurada.

Sobre la irrupción de los ciclomotores en la Isla, el teniente coronel Rodríguez Fernández comentó a BOHEMIA, que tiene aspectos positivos porque ha sido una solución económica, no contaminante, que facilita el desplazamiento de un volumen nada despreciable de población.

“Pero también ha generado otros problemas como el aumento de los accidentes con participación de los ciclomotores, un vehículo muy vulnerable, que origina -al menos- lesionados, para no hablar de fallecidos. Por eso hay una estrategia en la comisión de seguridad vial, puesta en práctica este año, y transita por las inversiones en cascos cada vez más seguros.

“Nosotros tenemos que ir avanzando paulatinamente, a partir de la disponibilidad de recursos que tenga el país, y de las capacidades nuestras de importar ese tipo de medios de seguridad masiva para que algún día, las personas usen el casco que corresponde con el cubicaje de la moto”, precisó.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia