0
Publicado el 24 Noviembre, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Presidencia de Cuba

Cuba recuerda y agradece a Fidel

Desde el 4 de diciembre de 2016, en que Fidel está definitivamente en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, en una piedra de granito muy cerca de su maestro José Martí, este sagrado altar de la Patria es escenario de perenne tributo y peregrinación.
FIDEL, luz de la Patria

Foto:cubadebate.cu

La Presidencia de Cuba recuerda hoy al Comandante en Jefe Fidel Castro, desaparecido físicamente el 25 de noviembre de 2016.

Con tributos desde el corazón y ofrendas de la gratitud. #Fidel #Cuba, escribe en su cuenta de la red social Twitter la Presidencia de la nación caribeña, que coloca un link con el periódico Juventud Rebelde, que hoy en primera plana destaca el texto Ofrendas de la gratitud.

Más de un millón 800 mil personas han visitado el santiaguero cementerio Santa Ifigenia para expresar su respeto y admiración al líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, resalta el diario de la Juventud Cubana.

Visitaron la tumba de Fidel más de un millón de personas hasta el momento.

Cientos de miles de cubanos acuden diariamente ante el monolito que guarda los restos de Fidel para rendirle homenaje. (Foto: 5septiembre.cu).

El joven Emir de Arabia Saudita le entregó su bufanda y cual hijo agradecido, el cienfueguero Raúl Andrés Morales Puig, dejó aquí su título de Licenciado en Derecho, con el mensaje al dorso: «Gracias, mi viejo, por la universalización», subraya la publicación

Añade que con trazos aún imprecisos y muchos colores, el pequeño Alex, de tres años, le devolvió desde el dibujo el mundo de sueños que hizo realidad para los niños cubanos, mientras personas de los más diversos credos y procedencias le han dejado ríos de mensajes en los que hablan de gratitud y compromiso con su legado.

 

«Tú no has muerto, vives en nuestros corazones…; Ten confianza en nosotros, te amamos y te amaremos…; Perduras en cada sonrisa fruto de la Revolución; Gracias por dar dignidad a nuestro pueblo; Un hombre muere cuando su memoria desaparece y usted vivirá por siempre…; Dedicaré toda mi vida a continuar la obra de la Revolución», son ideas que fulguran entre un mar de textos escritos con grafías y soportes disímiles.

Según datos aportados por la dirección de la necrópolis, durante estos casi tres años más de un millón 800 mil personas han acudido a Santa Ifigenia para expresar de las más disímiles maneras su respeto y admiración por el líder de la Revolución Cubana.

Desde el domingo 4 de diciembre de 2016 cuando con mano firme el General de Ejército Raúl Castro depositó la urna de cedro con las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro en las entrañas de la enorme roca, el corazón de Cuba late desde el cementerio patrimonial Santa Ifigenia.

Agrega el periódico que desde ese monolito que es su tribuna hace casi tres años, Fidel continúa movilizando multitudes, y el ejército de agradecidos que conquistó con una vida de entrega, bondad y justicia le ratifica así que hay futuro para su obra.

A Fidel nunca le faltan las flores

Fidel, niña flor, Santa Ifigenia

(Foto: ACN)

Desde el 4 de diciembre de 2016, en que Fidel está definitivamente en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, en una piedra de granito muy cerca de su maestro José Martí, este sagrado altar de la Patria es escenario de perenne tributo y peregrinación.

En este sitio sencillo, íntimo, de mucho simbolismo, nunca faltan las flores porque allí palpita el alma de Cuba, allí permanecerá siempre en la memoria del pueblo el forjador de la nación, el artífice de una Revolución más grande que nosotros mismos, a la que enseñó a cuidar como a la niña de los ojos.

Porque el invicto líder de tantas batallas no necesitará más monumento que estar en el corazón de los cubanos, y en la certeza de que se hará realidad su concepto de Revolución.

Fidel nunca ha estado solo en Santa Ifigenia, personalidades y gente sencilla de todas partes se acercan a su tumba para saciar añoranzas y expresar orgullo por haber sido contemporáneos de un hombre de su estirpe, y haberlo disfrutado por tantos años vital, preclaro, visionario, íntegro, fiel.

 

Cada media hora se estremece el camposanto para honrar al Maestro, a su mejor discípulo, a Céspedes y a Mariana en el área central patrimonial y a todos los héroes que allí reposan, con el cambio de la guardia de honor y la vibrante Elegía a José Martí, compuesta por el Comandante de la Revolución Juan Almeida, para rendir tributo a los buenos hijos que dieron todo por la libertad de la Patria.

Hasta su última morada también llegan, en hermoso símbolo, las palomas que sumaron mística a la figura y a la obra de Fidel, como expresión de un espíritu de paz y victoria, y para reforzar el ideal que vivirá por siempre en los compatriotas agradecidos, y en amigos y hermanos de todos los confines.

Hacia ese altar de la Patria se dirigen ahora las miradas de hombres y mujeres honestos del mundo, que respetan y admiran a este cubano universal por sus valiosos servicios prestados en bien de la humanidad.

 

Su partida física el 25 de noviembre de 2016, cuando la Patria lo lloró a su paso en la urna de cedro abrazada a la Bandera, 60 años después de que zarpara el yate Granma desde Tuxpan, México, hacia esta isla, era como una señal de que su ejemplo y legado seguirán iluminando los destinos de su tierra.

Ahora está Fidel en su Santiago, la tierra también agradecida a la que le unieron vínculos afectivos e históricos muy especiales, la que tantas veces él reverenció, la misma que inició el camino, la ciudad baluarte, y de Cuba su mejor fortaleza.


ACN

 
ACN