0
Publicado el 17 Noviembre, 2019 por Liset García Rodríguez en Nacionales
 
 

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón

En entrevista exclusiva con Luis Antonio Torres Iríbar y Reinaldo García Zapata, primer secretario del Partido y presidente del Gobierno provincial, respectivamente, aseguran que su principal misión es procurar que la ciudad sea respetada y querida por todos
LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

El estilo de dirección dinámico y exigente del Partido y el Gobierno en la ciudad, y actuar unidos, se ha convertido en un principio de trabajo, aseguran Torres Iríbar y García Zapata, en la entrevista con BOHEMIA.

Por LISET GARCÍA

Foto: GILBERTO RABASSA

Más que hablar de La Habana, hace falta hacer por ella, y ese concepto nos inspira a quienes formamos parte del equipo de dirección en el Partido y en el Gobierno.

Fueron las primeras palabras del miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en la capital, Luis Antonio Torres Iribar, durante lo que él llamó nuestra conversación con BOHEMIA, con motivo del aniversario 500 de la ciudad. En efecto, fue un diálogo a cuatro voces entre él, Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea provincial del Poder Popular, y nuestro equipo.

Ameno intercambio, matizado por anécdotas y experiencias de sus vidas y del trabajo anterior cuando ocuparon responsabilidades en el oriente del pas, en territorios como Santiago de Cuba y Baracoa, donde ya celebraron sus cinco siglos. Su quehacer ahora, según ellos mismos lo definen, se ha caracterizado por el dinamismo, la operatividad y también por el carácter prospectivo de las acciones que se han coordinado siempre pensando más allá de los 500, en la ciudad que debemos preservar, restaurando sus viejas y profundas heridas con los ojos puestos en una prosperidad que no le podrá ya ser ajena como la metrópoli moderna que también es.

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

El homenaje a La Habana en sus 500 también es un homenaje a la obra de la Revolución. (Foto: LEYVA BENÍTEZ).

Por eso decimos que, “por La Habana, lo más grande”. No es un concepto que encierra autosuficiencia. Significa que debemos hacer todo el esfuerzo, emplearnos a fondo en un trabajo virtuoso para lograr que ella crezca. Hay que seguir soñando con La Habana que queremos. Es una ciudad dispuesta a ofrecer su corazón. Ese es un sentir de todos los que la vemos como capital de todos los cubanos, o sea, es una dimensión que abarca a muchas personas, seamos o no nacidos aquí.

Torres Iríbar, con 55 años de edad, graduado de Ciencias Sociales y máster en Dirección, es de los pocos que han ocupado el cargo de primer secretario en tres provincias cubanas, en el que acumula tres lustros de labor. Sabe escuchar, como aprendió de niño, y cuando habla convence. Quizás tenga razón al pensar que todo es debido a la humildad de su hogar en el poblado guantanamero de Realengo 18, que tiene presente siempre.

Hace tiempo trabajó en La Habana y se sintió cautivado. “Hay que saber ver más allá de sus muros, que no siempre tienen todo el colorido, pero ella siempre lleva el calor de su gente. La cantidad de hijos que aportó a la Revolución, la grandeza de los sucesos aquí ocurridos, la dimensión histórica que nos ofrecen los grandes acontecimientos por los cuales La Habana se distingue, todo eso es historia que ha de reverenciarse”.

Opina que esta ciudad debe ser un ejemplo de comportamiento, de limpieza, de disciplina. “Es emblemática, es maravillosa por su arquitectura y por su gente, y eso tiene que reflejarse en el trabajo de cada uno de nosotros y de cada uno de sus habitantes. Por eso repetimos que se debe hacer por ella lo más grande.

“Aquí hay grandes centros científicos, prestigiosas universidades, numerosos hospitales, muchísimos profesionales, y gran desarrollo del conocimiento. Se aprecia una generosidad tremenda lo mismo en un barrio humilde que en cualquiera de los otros sitios”.

SI LA HABANA FUNCIONA BIEN…

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

Elprimer secretario del Partido, Luis Antonio Torres Iríbar, no cree en retos difíciles, porque como Martí repite: Haga cada cual su parte del deber y nadie podrá vencernos; como Raúl: sí se pudo, sí se puede y sí se podrá, y como Almeida, aquí no se rinde nadie. Esas no son consignas, son líneas para la acción.

El 72 por ciento de las instituciones estatales de La Habana pertenecen a entidades de subordinación nacional, y el 28 por ciento son locales, lo que significa que si ese 72 produce cambios, ¿cuánto repercute en la ciudad? As se pregunta Torres Iríbar, y le responde el presidente del Gobierno.

García Zapata afirma que si lo nacional no funciona bien, lo local tampoco, y viceversa. “Hay que ver a La Habana como un todo. Somos conscientes de que del resultado de La Habana dependen los resultados del pas, porque es la que más contribuye. Nuestro aporte al presupuesto es alto. Ahora mismo somos la única provincia que cumple con sus ingresos, al igual que en la circulación mercantil minorista. Pero hay que ser exigentes y consecuentes con lo que el país nos pide, y cumplir lo planificado.

“Hasta octubre el plan de construcción se ejecutaba al 80 por ciento, con más de 7 000 viviendas. Estamos hablando de 10 000 por año, para completar 100 000. Ese es el principal problema del pueblo. El programa por el 500 ha sido un pretexto, una motivación adicional para dar impulso y hacer más por nuestra ciudad. Por eso le damos tanta importancia.

“Desde el año 2016 se planificaron las tareas de ese programa del Gobierno en la provincia y sus municipios, acompañado por el Partido y con la activa participación de la Oficina del Historiador, labor que ha contado con la valoración y el seguimiento del Grupo Gubernamental de Apoyo a la Capital, encabezado por el presidente Miguel Díaz-Canel, en el que se integran los organismos centrales del Estado.

“Todos los ministerios han trabajado. Todos han rendido cuenta. El resultado es favorable, y lo que no se termine ahora o antes de finalizar 2019, se hará en el transcurso del próximo año, y no pararemos”.

Reinaldo García Zapata tiene a sus 51 años una historia que contar. Haber nacido en el municipio santiaguero de Songo-La Maya, en un poblado nombrado La Prueba, al parecer, ha marcado su paso. No pocas pruebas ha tenido delante, desde estudiar en la Cujae y hacer vida de becado en La Habana, hasta su responsabilidad actual en la Asamblea provincial del Poder Popular.

Nada le es ajeno ni lo asusta. En su tiempo de estudiante, que aprovechó bien hasta graduarse como ingeniero agroindustrial, ganó conocimientos que más tarde completó al hacerse máster en Dirección. De regreso a su tierra, donde priman las producciones de azúcar y café, fungió como jefe de lote cañero, y fue elegido delegado de circunscripción durante tres mandatos.

De presidente de consejo popular, pasó a vicepresidente y presidente de la asamblea municipal, y de ahí, a iguales cargos en la provincia de Santiago de Cuba, fogueo de trabajo con el pueblo que exige gran dinamismo, en los que acumuló experiencias y méritos por los que integra también el Comité Central del Partido.

Ser elegido como presidente del Gobierno habanero y volver a la capital, a la que tanto aprendizaje agradece, fue ponerse a prueba otra vez para cumplir con el sueño de una ciudad mejor.

LOS DOS TORNADOS

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

Reinaldo García Zapata, presidente del Gobierno provincial, dice que aunque no descarta el uso de las redes sociales para comunicarse con el pueblo, prefiere el cara a cara, antiguo, pero insustituible.

El tornado que dejó una estela de tristeza, al propio tiempo dio la oportunidad de crecer. Fue un momento que sirvió como punto de arrancada para trabajar intensamente, con todos los recursos puestos a disposición de la zona arrasada, y contribuir a hacerla superior a como era. Esa misma noche la propuesta fue trabajar con otro método, otro empuje. “Así nos lo propusimos, así se lo propuso la más alta dirección del país, el Partido, el Consejo de Ministros encabezado por Miguel Díaz-Canel”.

Cuenta Torres Iríbar que aquella madrugada al llegar a la zona de Regla, a los pocos minutos Díaz-Canel también estaba allí, y cuando preguntó a qué hora se reuniría el Consejo de Defensa y le dijo que a las 8 de la mañana, respondió que el Consejo de Ministros se convocara para las 6 y 30, a fin de tomar decisiones y empezar nuestra reunión con esas previsiones a la mano.

“El resultado es que a finales de octubre solo quedaban 45 viviendas por terminar en los municipios devastados: Guanabacoa, Regla, y el de mayores afectaciones, Diez de Octubre, especialmente en los barrios de Luyanó y Jesús del Monte.

“Nos dejó una enseñanza. Todos los territorios apostaron a levantar lo derribado. Los primeros secretarios del Partido en los municipios se pusieron al frente de las labores de evaluación de los daños y de restauración en cada consejo popular, junto a los delegados del Poder Popular y a los ciudadanos, y eso ayudó a generar confianza y a motivar los altos niveles de solidaridad y de apoyo que se percibieron enseguida, en lo que tuvo que ver, sin duda, el impulso a las soluciones venidas del Gobierno al más alto nivel.

“Es parte de los tesoros y lo grande que es La Habana. Se pudo mostrar lo admirables que son los habaneros, su espíritu solidario. Fue emocionante lo que vivimos todos los días. La gente se mostró inmensa. Vimos La Habana por dentro, con sus hábitos y costumbres, ese ajiaco que es, como definiera a Cuba Fernando Ortiz.

Apunta Zapata que el tornado nos dejó un sistema de trabajo que nos ha enseñado a movilizar a todos los cuadros en función de las prioridades. Y Torres agrega que estar unidos se ha convertido también en una puerta abierta a la acción. Ya habíamos pasado el Sandy, el Irma, el terremoto en Santiago y en Guantánamo, donde estuvimos antes, y comprobamos que solo sembrando amor, unidad, respeto al empeño de los demás y admiración por la obra colectiva, se logra avanzar.

“Siempre hemos seguido la máxima de no decir mentiras jamás por duras que sean las circunstancias. Apelar al pueblo y darle la vida, eso es respetarlo. Hoy, pese al feroz bloqueo impuesto por los Estados Unidos, los habaneros nos erguimos ante las dificultades seguros de que venceremos.

— ¿Cómo pueden contribuir los que habitan La Habana a que la ciudad celebre este aniversario 500 y preparar entre todos el del próximo medio siglo?

Desde la etapa de organización y planificación se ha tenido en cuenta la participación ciudadana en el cumplimiento de las tareas y la participación de las organizaciones de masas y sociales, responde Torres Iríbar.

“La dirección política y gubernamental de la provincia aprobó una estrategia de comunicación que comenzó en junio de 2018, cuyos objetivos básicos se concentraron en favorecer, con mensajes intencionales, inteligentes y coherentes, un mayor sentido de pertenencia y amor hacia La Habana y una participación activa de la población en el cumplimiento del programa de acciones por el cumpleaños. Y muy importante -enfatiza con las manos y la inflexión de su voz-, contribuir al concepto de que todos debemos hacer de La Habana una ciudad mucho más ordenada y disciplinada. Reforzar su identidad es vital, lo que se verá favorecido por la autonomía que tengan los municipios, de acuerdo con lo aprobado en la nueva Constitución. Hay que prepararse bien para eso”.

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

Los residentes en La Habana merecemos una ciudad bella, forjada y cuidada por nosotros mismos. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Entre Torres Iríbar y García Zapata respondieron a dos voces estas interrogantes:

—Según sus valoraciones, ¿qué le falta a La Habana?

Viviendas para satisfacer el principal reclamo de la población habanera en nuestras oficinas de atención a la población. Limpieza y ornamentación de calles y lugares, y un adecuado estado de las vías. Incrementar la producción de alimentos en la agricultura y la industria. Aumentar la conciencia en el ahorro de electricidad y combustibles. Lograr sustituir más productos importados por los hechos en Cuba, en La Habana. Una mejor educación formal en el actuar cotidiano. Un pensamiento más integral y amoroso hacia la ciudad, que no debería estar tan sujeta a críticas pues merece recibir permanentes propuestas y acciones para mejorarla entre todos. Una actitud de los trabajadores de servicios a la altura de la remodelación y estética de las instalaciones que se inauguran. Disminuir, hasta erradicarlos, los hechos de corrupción e indisciplinas que empañan la obra revolucionaria.

— ¿Qué les gusta y admiran de esta ciudad?

La historia revolucionaria de siglos, un pasado digno y ejemplarizante para la motivación necesaria a las nuevas generaciones. Un ser, el habanero, que se destaca por su cultura, espíritu de trabajo, espontaneidad y alegría, solidario y con sentido crítico. Sus instituciones científicas y culturales, referentes para el mundo. Su tradición cultural y deportiva. Obras patrimoniales cuidadas y atendidas con un celo envidiable. Su arquitectura.

—Caractericen su estilo de dirección

Una unidad real entre los cuadros en el cumplimiento de las misiones que le corresponden a cada organismo de dirección. Pensar, planificar, organizar las ideas y sueños para convertirlos en planes y acciones con la máxima de que si está bien pensado, está casi hecho. Sistematizar el control, la ayuda y la motivación para las tareas, vincularse y compartir con quienes hacen y transforman, y siempre con el pueblo. No dejarnos amilanar por las dificultades que puedan aparecer en la cotidianidad, los obstáculos no pueden detenernos, hay que alcanzar la meta. Criticar con severidad a los timoratos e irresponsables, y estimular a los que se destacan.

— ¿Cómo quisieran ser recordados?

Como hombres formados por la Revolución, seguidores de las ideas de Martí, Fidel, Raúl y Díaz-Canel y que cumplieron con entrega, trabajo, modestia y amor la misión de dirigir el Partido y el Gobierno en el momento histórico trascendental del cumpleaños 500. También nos gustaría que nos recuerden por haber sido compañeros, buenos hijos, padres, esposos y amigos.

— ¿Qué creen que nos pudieran estar sugiriendo la historia de La Habana, sus héroes, en especial José Martí, a los habaneros de hoy?

La Habana vio nacer en una sencilla casa de la calle Paula al más universal de todos los cubanos, nuestro Héroe Nacional José Martí; en sus más humildes barrios nacieron héroes legendarios como Camilo Cienfuegos, el Señor de la Vanguardia, y Juan Almeida Bosque, quien defendió la idea de no rendirse jamás. De La Habana partieron los alfabetizadores para llevar la luz del saber a todo el pas; heroicos milicianos que enfrentaron la agresión criminal de Playa Girón. Ha sido el escenario de momentos históricos y políticos fundamentales de la Revolución: la declaración del carácter socialista de la Revolución, la declaración de Cuba Libre de Analfabetismo, las Declaraciones de La Habana, la despedida del duelo de las víctimas del sabotaje del vuelo de Cubana de Aviación, los desfiles de compromiso de cada primero de mayo, las marchas y actos de la Batalla de Ideas y el reclamo del retorno del niño Elián. Al frente de estas epopeyas han estado Fidel, Raúl…

“Demostremos en el futuro que La Habana, protagonista de historias extraordinarias, que nació junto a una ceiba en 1519 y se multiplicó de forma hermosa durante cinco siglos, creció en la defensa contra corsarios y piratas, en las conspiraciones por la independencia, en las luchas estudiantiles, clandestinas, y tuvo la alegra del 8 de enero con la legendaria presencia de Fidel al frente de todas las batallas, es la misma ciudad que seguirá con la noble misión de mantenerse bella, laboriosa, ordenada y revolucionaria.

“Dejémonos seducir por La Habana. Sitio ineludible de arribo, prosperidad, nostalgias y sueños”.

LA HABANA: siempre dispuesta a ofrecer su corazón.

Gran fuerza industrial tiene la capital cubana, que pesa en los resultados económicos del país. (Foto: cubadebate.cu).

 

Algo sobre la economía de La Habana

  • En el presupuesto se sobrecumplen los ingresos en un 3.9 por ciento y los gastos se ejecutan al 99.5 por ciento. Al cierre de agosto el superávit era de 2 091 millones de pesos para un 106.4 por ciento de cumplimiento.
  • La productividad alcanzada en el proceso productivo mostró un comportamiento por encima de lo planificado en un 2.3 por ciento.
  • Las empresas exportadoras presentan sobrecumplimientos.
  • Se priorizan las inversiones, reparación, y mantenimiento de obras y establecimientos con impacto en la vida social y personal de la población.
  • Desde el segundo semestre del año 2016 se ha dado respuesta a más de 12 000 planteamientos de la población.

 

Programa por el aniversario 500 de la capital

Todos los Organismos de la Administración Central del Estado han impulsado tareas en aras del mejoramiento de la vida de los habaneros y de las condiciones de la ciudad.

  • El Mincex aprobó 22 proyectos de los 63 en cartera, para la gestión de fondos de cooperación y financiar proyectos. Los más significativos: los 32 millones donados por Japón y China para la higiene comunal de la ciudad.
  • El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) dio prioridad a las conductoras Palatino-Habana Vieja que resuelve un viejo y grave problema de la población y del polo turístico; y la de La Lisa y Marianao; la Planta de Tratamiento de residuales de Luyanó y las obras en las conductoras de Cuenca Sur y Cuatro Caminos.
  • En Educación, se han reparado 152 escuelas de las 170 previstas, entre ellas las 78 afectadas por el tornado. Se reincorporaron a las aulas más de 2 000 maestros.
  • La Educación Superior se destacó por el apoyo a proyectos importantes como el diseño y asesoría sobre la Campaña de Comunicación por el 500, la remodelación de espacios públicos en el Barrio Chino. La Facultad de Arquitectura de la Cujae proyectó obras urbanas. De las obras comprometidas no podrán concluirse acciones previstas en las facultades de Física, Biología, Química, ni la residencia de F y 3ra de la Universidad de La Habana.
  • Se reinauguró el Jardín Japonés del Jardín Botánico Nacional, importante regalo a la ciudad, 30 años después de que Fidel lo fundara.
  • En el sector de la Salud se ejecutan las inversiones previstas en 17 instalaciones, cinco de subordinación nacional y 12 provinciales, y se realizan más de 1 000 acciones de mantenimiento y reparación.
  • El Citma avanza en terminaciones de obras en el Centro de Estudios Avanzados de Cuba, en el Acuario Nacional y parte de las labores en el Museo Nacional de Historia Natural.
  • El Minag cumplió sus indicadores productivos, avanzan sus 33 minindustrias en el procesamiento de las producciones agrícolas, y las inversiones en la Planta de Bioplaguicidas, los cuatro laboratorios nacionales y los dos zoológicos, así como en los huertos intensivos y organopónicos.
  • El Minal cumple con las producciones especiales de la Marca 500 de quesos, rones, con turas y productos cárnicos. Se cumplen los principales planes de producción que aseguran el comercio minorista y las entidades del consumo social. Se remodeló la fábrica de helados Coppelia, y la heladera de igual nombre, con sus 20 sabores diarios.
  • El Mincin ha recuperado más de 900 unidades de servicio y comercio minorista en los últimos tres años, y 102 en lo que va de año. Se cumple el Plan de Circulación Mercantil minorista, pese a las limitaciones materiales.
  • En el área de las Comunicaciones, se instalaron 30 gabinetes integrales de voz y datos, 16 zonas wifi, 41 nuevas radio bases 3G y 36 de la tecnología 4G. Se ha mejorado la infraestructura de 36 Joven Club, y se reparan sus instalaciones para asumir las nuevas tareas con la conectividad de las redes públicas y privadas. Correos de Cuba mejor las instalaciones de 59 unidades y la sustitución de 170 quioscos de prensa. Se imprimen dos colecciones especiales de postales por el aniversario 500.
  • El Ministerio de Industrias ha restaurado puentes, fabrica vallas y carteles identificativos para varios puntos de la ciudad, se ocupa de la construcción de mobiliario gastronómico, repara y da mantenimiento a parques de diversiones, paradas de guaguas.
  • El Micons ha participado y apoyado las inversiones para el desarrollo y aportó los materiales para las obras por el 500 de la ciudad. Sus fuerzas acometen algunas importantes, como el hospital Calixto García y la Terminal Central de Trenes.
  • Entre las tareas de mayor impacto asumidas por las empresas del Ministerio de Energía y Minas está la sustitución por lámparas led en 91 avenidas de la ciudad, el alumbrado público de la Plaza de la Revolución, el mantenimiento y modernización de la red soterrada de La Habana Vieja y Centro Habana, la reparación de 95 puntos de venta de gas.
  • Transporte asumió un sistema de trabajo conjunto para enfrentar su crítica situación. Reordenó 26 talleres, asumió la reorganización del sistema de taxis ruteros, concluyó trabajos en los puentes de la ciudad, las terminales y las paradas.
  • El Mintur recuperó más de 1 000 habitaciones, asumió la reparación capital de 68 casas de alojamiento y de la Villa de Campismo Marbella en Guanabo, la apertura de cuatro nuevas instalaciones de alojamiento, el inicio de cinco nuevos hoteles.
  • Los esfuerzos principales del Ministerio de Cultura con respecto a las obras del 500 son la Casa de la Música de Centro Habana, el Centro Cultural del Cerro y el de Línea y 18, el Museo de la Música. Serán protagonistas en las actividades de la celebración.
  • En correspondencia con los compromisos asumidos, el Inder concentra sus esfuerzos en la conclusión del techado y recuperación de áreas del Estadio Latinoamericano y del Panamericano, la pintura del Complejo de piscinas Baraguá.
  • Especial mención merece la Oficina del Historiador de la Ciudad; su plan abarca el Capitolio, el Castillo de Atarés, el Museo del Ferrocarril, la Muralla de Costa, el Monumento a Calixto García, la Rotonda de G y las nuevas viviendas del centro histórico.

Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez