13
Publicado el 3 Noviembre, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Por una mayor integración con las bases de producción cañera en Cuba

En el intercambio entre productores que asistieron al IX Encuentro Nacional de cooperativas que integran el movimiento político productivo de 70 toneladas de caña por hectárea, efectuado en Camagüey, Julio Andrés García Pérez, director del Grupo Empresarial AzCuba, abogó por la generalización de las mejores prácticas para ser eficientes en el cultivo de la gramínea, sus rendimientos y contribución económica
Por una mayor integración con las bases de producción cañera en Cuba

Foto: adelante.cu

Por YANIUSKA MACÍAS RIVERA

La necesidad de un cambio en los métodos y estilos de trabajo para eliminar mecanismos burocráticos e integrarse más a las bases de producción cañera resulta vital para el sector azucarero en el país, dijo en la ciudad de Camagüey Julio Andrés García Pérez, director del Grupo Empresarial AzCuba.

En el intercambio entre productores que asistieron al IX Encuentro Nacional de cooperativas que integran el movimiento político productivo de 70 toneladas de caña por hectárea, el directivo abogó por la generalización de las mejores prácticas para ser eficientes en el cultivo de la gramínea, sus rendimientos y contribución económica.

Ejemplificó como la Unidad Básica de Producción Cooperativa Cabreras, de Majagua, en Ciego de Ávila, obtiene 70 mil toneladas de caña equivalentes a siete mil toneladas de azúcar, lo cual representa dos millones y medio de dólares que aportó al país, y más de 600 mil pesos al municipio donde radica.

Estos resultados parten del esfuerzo y dedicación de sus 135 trabajadores, quienes lograron duplicar en dos años el área de siembra en secano, y producir en la zafra anterior el 11 por ciento del plan total de su provincia, al tiempo que incrementan las utilidades, y el salario medio supera los tres mil pesos mensuales.

Rafael Santiesteban Pozo, miembro del Consejo de Estado y presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), reconoció la importancia de una mirada integral del sector azucarero, agropecuario y cooperativo a estas experiencias para utilizarlas mejor, en tanto se debe atender más a quienes producen caña, granos y hortalizas, algo que se logra bien en algunos lugares, pero está muy distante de alcanzar en otros, señaló.

El contacto permanente con las unidades, el importante rol de las asambleas generales de base y la capacitación deben ser prioridad, dijo, porque en nuestra sociedad, unidos al desarrollo productivo económico, no podemos olvidar los valores e identidad que distinguen a los cubanos.

Santiesteban Pozo reconoció que es verdad que la tarea fundamental es producir caña, pero para eso, de acuerdo a las potencialidades de cada lugar, también hay que cosechar viandas, vegetales, hortalizas y carne, pues todo eso impacta en el recurso más importante con que hoy se cuenta, el capital humano, el cual necesita una buena alimentación para trabajar la tierra.

La cooperativa resulta la fuente económica de la localidad donde está ubicada, expresó Israel Martin Montero, presidente de la Cooperativa de Crédito y Servicios Flores Betancourt, de Artemisa, al tiempo que reclamó la capacidad de cada trabajador para desarrollar su base productiva y obtener más ingresos económicos para que los campesinos se sientan motivados y exista un mejor funcionamiento.

Declaró su compromiso de lograr mayores rendimientos para defender la sostenibilidad de la Revolución Cubana y sus conquistas sociales, como la Salud Pública gratuita para todos sin distinción, un beneficio al cual tuvo acceso su nieta, la cual fue atendida  por un cáncer de ovario, y nadie preguntó si tenía dinero para pagar ni de dónde venía, solo la disposición y entrega de un equipo médico para operarla y curarla.

Al concluir el debate los asistentes coincidieron en que perfeccionar el funcionamiento orgánico, explotar al máximo las potencialidades económicas, productivas y humanas, y crecer en la integración de más cooperativas al movimiento de 70 toneladas de caña por hectárea, como ejemplo de buenas prácticas y mayores rendimientos, resultan prioridades del sector azucarero en Cuba. (ACN).


ACN

 
ACN