0
Publicado el 3 Diciembre, 2019 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

ECONOMÍA

Arqueos en casa

Sobre desafíos y predicciones, BOHEMIA dialoga en exclusiva con Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la ANEC
Controles en casa.

De cumplir los cronogramas de ejecución de las inversiones también depende la “salud” financiera de la economía cubana. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por DELIA REYES GARCÌA

Los salones del Palacio de Convenciones de La Habana se animan por estos días de noviembre con la celebración del IV Encuentro Internacional de Gestión y Dirección Empresarial, y el XIII Encuentro Internacional de Contabilidad, Auditoria y Finanzas, auspiciados por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC).

Temas como la contabilidad gubernamental, la medición de capacidades innovadoras para el desarrollo, los sistemas integrados de gestión en el contexto actual, desafíos de las empresas exportadoras en Cuba, entre otros, estuvieron en el centro de atención de los más de 600 participantes, incluidos delegados de ocho países, y representaciones de casi todas las provincias del país.

En exclusiva de BOHEMIA con Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la ANEC, dialogamos sobre los actuales desafíos de las empresas nacionales, pronósticos del cierre económico de 2019, predicciones para el venidero año, e impacto de estos encuentros internacionales.

A su juicio, el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista es medular en el contexto actual, donde se actualiza el modelo económico y social cubano.

“Ya comenzaron a salir las normas empresariales, aunque la aplicación de las mismas es un proceso más lento. Estas regulaciones vienen a resolver los problemas que tanto lastraban y dificultaban el desempeño empresarial.

Controles en casa.

El potencial científico en la agricultura debe enfocarse en el incremento de los rendimientos. (Foto: MARTHA VECINO ULLOA).

“Y no se trata de un discurso, pero el cambio de mentalidad es una necesidad. A pesar de la autonomía que se le ha otorgado a las empresas, todavía no la aplican en beneficio de la gestión empresarial. Hay muchísimas posibilidades por explotar, por ejemplo, en cuanto a los sistemas de pago, que en definitiva pueden estimular mucho la productividad del trabajo y la competencia laboral. Hay asuntos organizativos todavía que también limitan. En cuanto a las empresas exportadoras, no son suficientes los incentivos que reciben”.

Otro elemento a tener en cuenta es que la propia Resolución 6, que fija las formas y sistemas de pago, las penaliza cuando se incumplen las ventas netas, aun por razones ajenas al desempeño. Esto las desestimula, “terminan concentrándose en el mercado interno, sin sentir la necesidad de ser competitivos, de explorar en el mercado tanto para las cadenas internacionales como nacionales.  Es importante también cómo se proyecta la empresa para evitar que continúen creciendo las importaciones”.

-¿Cómo impacta la polémica entre los costos históricos y el valor razonable en la contabilidad gubernamental?

-Le diré mi apreciación sin ser especialista en este tema, porque mi experiencia es amplia, pero en el sector bancario, donde trabajé durante 27 años, antes de pasar a presidir la ANEC. Hoy verdaderamente los temas de la dualidad monetaria y cambiaria, son un obstáculo para que los sistemas de costo reflejen de manera objetiva los hechos económicos, los precios de cada una de las producciones que se realizan y también de los servicios.

“Incluso, de los financiero-bancarios, porque abrir una cuenta también tiene un costo. Entonces cuando vamos a ver qué modelo utilizamos, que soporte, si es una tarjeta magnética, con un costo en una moneda; y es diferente en la otra.

“Ahora, por ejemplo, trabajamos mucho los costos en el sector hospitalario. Tiene que haber una campaña divulgativa muy fuerte para que las personas interioricen el precio de los servicios públicos, aunque sean gratuitos. Es uno de los retos que tenemos.

“Sin entrar en los detalles técnicos, hay diferentes formas de evaluar los costos, aunque en cualquier actividad hay que evaluar los directos y los indirectos. Cuando se habla de costo histórico, hay que ver los referentes de los precios constantes que datan de los años 80 del pasado siglo y son los mismos para evaluar el Producto Interno Bruto (PIB).

“Dentro del gremio de economistas y contadores es pública la petición de hacer una actualización de los precios corrientes, porque el mercado ha venido evolucionando muchísimo más rápido”.

-¿La crisis energética de los últimos meses en Cuba afectará el cumplimiento de los planes para 2019, y por tanto el crecimiento del PIB?

-Sí, va tener un impacto en el PIB. Pero, aun así, vamos a crecer con respecto al anterior año. Aunque no se va a lograr el crecimiento planificado para 2019 que es por el entorno del 2 por ciento.

“Esta situación afecta a los empresarios cubanos, por eso debemos ser capaces de entender que los limitados recursos hay que ponerlos donde más se produce; priorizar temas como el alimento humano y animal, respaldar aquellas producciones para satisfacer la demanda interna, y aquellos rubros exportables que permitirán la entrada de divisas al país.

“En situaciones como esta la creatividad, el ingenio, son importantes. De hecho, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente del país y, Alejandro Gil, titular de Economía, han insistido en que muchas de las medidas tomadas ante esta situación coyuntural con el combustible, tenemos que sistematizarlas, y no son solo de situaciones extremas. Si nos hubiésemos proyectado antes en ese sentido, por supuesto los impactos por la escasez que atravesó el país, pudieran haber sido menores”.

-Porque vivimos un fenómeno en la economía que es la falta de fijador. Por ejemplo, hace años atrás los camiones tenían que hacer sus viajes de ida y retorno cargados, fue una indicación del Ministerio del Transporte para ganar en eficiencia y ahorrar combustible. Eso se perdió después. Ahora esa medida vuelve a retomarse…

Controles en casa.

Además del níquel y otros rubros tradicionales, urge diversificar las exportaciones. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

-Sí, claro. Aunque esta situación dejó algún resultado positivo, ganamos en conciencia de que con la creatividad, la iniciativa y el empeño de todos, podemos salir adelante.

-En un escenario marcado por el incremento de las hostilidades por parte del gobierno de los Estados Unidos, qué pudiera vaticinar para los cubanos en 2020.

-El recrudecimiento del bloqueo es un fenómeno con el que vamos a tener que seguir lidiando, mientras exista una administración republicana, con una ultraderecha fascista. El gobierno de los Estados Unidos siempre ha soñado con que Cuba sea una más de sus colonias.

Pero los cubanos somos un hueso duro de roer, y aunque existen problemas estructurales en la economía a los que todavía no se le han encontrado soluciones, no nos quedamos de brazos cruzados ante la arrogancia e injerencia imperialista. Para demostrarlo, el presidente de la ANEP comenta:

“La cartera de proyectos de inversión extranjera en Cuba es más amplia, y está dirigida a sectores claves. Hay muchos negocios ya materializados, otros están en proceso, y pueden comenzar a rendir frutos. Hay una intención de diversificar nuestros mercados, tanto de importaciones como de exportaciones, incluidos los servicios, y dentro de estos, los servicios médicos.

“Ponerle más ciencia a todo lo que hacemos, hay una insistencia del presidente Díaz-Canel en que se revisen, y al interior de la propia ANEP, todas las propuestas de soluciones, los trabajos investigativos, científicos, que puedan aportar con inmediatez al desarrollo de la economía.

“Se nos cierran puertas por un lado, pero se nos abren por otro. Estamos en camino, además, de negocios importantes, estratégicos, como todo el mundo puede apreciar, con Rusia, China, Viet Nam. Creo que 2020 será un año en que la economía cubana puede también tener un comportamiento favorable.

“Aunque no esperemos ritmos de crecimiento desproporcionados, no es hoy la línea en Cuba, ni en Latinoamérica, donde es bastante moderado.

Controles en casa.

Estos servicios, al alcance de todos, también cuestan. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

“Otro elemento clave es el nivel de inversiones puestas en explotación, duramente afectadas este año. Por eso se han priorizado aquellas que generen exportaciones, sustituyan importaciones, o tengan una recuperación inmediata, es decir, que sus rendimientos se incorporen rápidamente al plan de la economía.

“Durante algunos años vamos a tener discretos crecimientos, y eso se traduce en educación, salud, deporte, cultura, gratuitas.  Hay países en América Latina, como es el caso de Panamá, que tiene un crecimiento muy favorable, por encima de la media, pero es uno de los países más desiguales del continente. Entonces, un crecimiento económico discreto en Cuba significa poder sostener todas las conquistas sociales que tenemos.

“También se han tomado medidas financieras para fortalecer el desempeño de la empresa estatal socialista, como la utilización de las divisas en un grupo de tiendas, para el reaprovisionamiento de la industria nacional. Igual, cada vez está más cerca la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria.

“Como economista y contador, vislumbro un 2020 superior en todos los sentidos al año en curso. Porque además, nos estamos preparando para eso, hay importantes esfuerzos por parte de la dirección del país, revisando las prioridades, las principales obras, los principales sectores que tienen que aportar a la economía del país, chequeos constantes, sistemáticos, con las provincias y municipios.

“La autonomía municipal, a partir de la aprobación de la Constitución refrendada el pasado 10 de abril por la Asamblea Nacional el Poder Popular, puede estimular el desarrollo territorial, y solucionar los problemas que tienen los pobladores de esos territorios”.

-¿Qué dejan estos eventos internacionales, promovidos por la ANEC?

-Estos encuentros dejan solidaridad. Son una oportunidad para demostrar la realidad cubana, denunciar el recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial por parte del gobierno de los Estados Unidos.

“También permiten ver el tratamiento a estos temas por el gremio de economistas y contadores cubanos, en el ámbito regional, desde otras latitudes. Creo que es muy gratificante ´cocinar´ las experiencias de cada cual, realizar aportes a las propuestas, crear redes investigativas, de trabajo, y personales. Es una ganancia neta”.

Para 2020, el presidente de la ANEP anuncia la realización del IV Congreso Internacional de Gestión Económica y Desarrollo, que incluirá dos ediciones más de los encuentros internacionales de Gestión y Dirección Empresarial, y Contabilidad, Auditoria y Finanzas, más otro de Cooperativismo, y un cuarto de Administración Pública.

Controles en casa.

La producción de alimentos es estratégica para alcanzar la sostenibilidad alimentaria. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia