0
Publicado el 13 Diciembre, 2019 por ACN en Nacionales
 
 

Existen en Cuba más de cuatro mil digestores de biogás

Villa Clara, con casi mil estanques en funcionamiento, Santiago de Cuba, con alrededor de 600, y Pinar del Río con más de un centenar, son las provincias que marchan a la cabeza en el empleo de ese combustible obtenido por la descomposición de la materia orgánica en ausencia del oxígeno del aire, y empleado en la producción de electricidad y cocción de alimentos
Existen en Cuba más de cuatro mil digestores de biogás.

Foto: ahora.cu

Por PABLO SOROA FERNÁNDEZ

Más de cuatro mil digestores de biogás existen en Cuba, informó el Doctor en Ciencias José Antonio Guardado Chacón, integrante de la Junta Directiva de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental (Cubasolar).

El reconocido científico formuló esas declaraciones durante el Primer Taller Nacional sobre Desarrollo Sostenible y Adaptación al Cambio Climático Manuel Otamendi in memoriam, en la Villa del Guaso y auspician el guantanamero Centro de Aplicaciones Tecnológicas para el Desarrollo Sostenible (Catedes) y Cubasolar.

Precisó que Villa Clara, con casi mil estanques en funcionamiento, Santiago de Cuba, con alrededor de 600, y Pinar del Río con más de un centenar, son las provincias que marchan a la cabeza en el empleo de ese combustible obtenido por la descomposición de la materia orgánica en ausencia del oxígeno del aire, y empleado en la producción de electricidad y cocción de alimentos.

En cuanto a la provincia sede, aclaró, que aunque no aprovecha al máximo las bondades de esa fuente renovable de energía (FRE), debe ser reconocida como la primera del país en instalar un digestor, acontecimiento ocurrido en la Vaquería El Oro, en San Antonio del Sur, a principios de la pasada década de los 80, en coincidencia con el surgir del Movimiento de Usuarios del Biogás, del cual el entrevistado es Coordinador Nacional.

Ese grupo reúne a los productores que aplican la tecnología de la llamada digestión anaerobia por acción de microorganismos, y cuenta a lo largo del archipiélago cubano con miles de adeptos, gran parte de ellos productores porcinos algunos de los cuales han logrado el ciclo cerrado del biogás.

Ese concepto se aplica para aquellas vaquerías o instalaciones porcinas donde los productos finales del biodigestor se utilizan dentro de la propia finca, sin tener que desechar los excedentes hacia ningún lugar, generalmente un río, u otro cuerpo receptor, susceptible de afectaciones por alguna variante contaminadora.

Resulta contraproducente que los productores de la rama porcina gasten dinero en la compra de leña, obtenida al precio de la dañina tala de árboles productores de oxígeno,  y no construyan un digestor para generar electricidad y eliminar los residuos altamente contaminantes que generan sus animales, opinó por su parte, el Doctor en Ciencias Ángel Almarales, director de Catedes.

El también copresidente del Comité Organizador del Taller subrayó que considera pertinente y loable la inclusión de esa temática en el evento, que sesionó en tres comisiones, una de las cuales agrupó las ponencias referidas a la utilización de las FRE, las fincas agroecológicas resilientes y la propiedad intelectual en función de la adaptación al cambio climático, en la cual fue responsable el directivo de Cubasolar. (ACN).


ACN

 
ACN