1
Publicado el 22 Enero, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección

Contar con obreros altamente calificados en el oficio del mueble y con una especialización en diseños permite a la Unidad Empresarial de Base Camilo Cienfuegos, de Ciego de Ávila, distinguirse entre las de su tipo en Cuba
MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

Con el trabajo en equipo es posible mantener un monitoreo constante de la calidad de las producciones.

Por LUBIA ULLOA TRUJILLO

Fotos: OSVALDO GUTIÉRREZ GÓMEZ

Fundada en septiembre de 1960 como una cooperativa integrada por 60 trabajadores –la mayoría carpinteros que producían mobiliario para el sector educacional–, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Camilo Cienfuegos, de Ciego de Ávila, amplió sus producciones al paso de los años. Hoy cumple sus encargos estatales, con un incremento de la eficiencia empresarial y de las mensualidades personales, las cuales ascendieron a mil 80 pesos como promedio en 2018.

Varios polos turísticos en el país, que aumentan sus capacidades y servicios como Jardines del Rey, al norte del propio territorio avileño, y Varadero, en Matanzas, se apoyan en las producciones del colectivo de la UEB.

El mobiliario de la Camilo Cienfuegos, conocida por su nombre comercial Lídex, resalta por su belleza, decorado y perfección. Su toque distintivo fue elogiado por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante una visita al polo turístico avileño en octubre de 2018.

Con el aporte de Lídex, habilita Cuba instalaciones educacionales, de la salud y el turismo, y vende en las tiendas del Comercio Interior (Mincin) y las Recaudadoras de Divisas (TRD).

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

El aprovechamiento de la jornada laboral permite conservar altos los niveles de productividad.

Carlos Patys Guerrero, director del centro, comentó que producen mesas, pupitres, juegos de comedor, pizarras, sillas de fondo y respaldo plástico para que las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) y las universidades, incluidas las de Ciencias Médicas, cuenten con estos recursos de calidad.

“También elaboramos juegos de comedor, de sala, mesas para computadoras, y camas cameras y personales, para su venta en la red nacional del Mincin y las TRD”.

Un poco de historia

Cuando en 1960 se crea como cooperativa encargada de garantizar todo el mobiliario escolar para la campaña de alfabetización, sus fundadores estaban lejos de pensar que 10 años más tarde se sumarían al hermoso proyecto de los consultorios del médico y la enfermera de la familia, ideado y llevado a la práctica por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

También fueron iniciadores en la confección del mobiliario para el desarrollo del Turismo en Cuba en la década de 1990, con las inversiones en la cayería del norte avileño y la construcción del Guitar, primer hotel edificado en esos parajes de Jardines del Rey e inaugurado por el líder histórico de la Revolución Cubana.

La entidad está en el proceso de perfeccionamiento empresarial desde 2011 y en 2014 pasó a ser una de las 11 UEB que pertenecen a la Industria Cubana del Mueble, con cuatro talleres: macizo, paneles, estructuras metálicas y tapicería.

Todo se aprovecha

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

Con la recortería se elaboran bienes con valor utilitario y en su mayoría multifuncionales.

Para Massiel Suárez Ramírez, ingeniera industrial desde hace ocho años, integrar ese colectivo le ha proporcionado crecer como profesional, pues apoyada en los trabajadores de más experiencia ideó el proyecto Más con menos.

“Al emplear la UEB una diversa gama de materias primas en el proceso productivo, se generan desechos que pueden ser aprovechados en la fabricación de otros surtidos que no forman parte del plan de la entidad, pero incrementan las mensualidades personales de cada trabajador”, asegura.

“Con el uso de la recortería –dice– hemos obtenido nuevos ingresos a partir de elaborar elementos útiles para los hogares y los círculos infantiles, que se venden por precios fijados al sector del Comercio.

“Entre esas producciones alternativas están columpios, mesas redondas y cuadradas para teléfonos, jabas de vinil con diferentes tamaños, repisas y estantes para cocinas y baños, banquetas, sillas para niños y colgadores de macramé, detalla Massiel Suárez.

“Estos bienes, con valor utilitario y en su mayoría multifuncionales, son elaborados, incluso, con la unión de piezas sacadas directamente como desperdicio o sobrante del corte, refiere la ingeniera.

“La idea nos incrementó el catálogo de muebles y aseguró una producción alternativa; a la vez, permitió ingresos adicionales amparados en la aplicación de la Resolución 6 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, relacionada con las formas y sistemas de pago.

“El proyecto da la posibilidad de que todas las propuestas de los trabajadores sean incluidas e implementadas porque están en función de hacer un aprovechamiento casi óptimo de la materia prima y de ofrecerle al pueblo, mediante las ventas en las tiendas del comercio minorista, artículos que hoy no existen en el mercado; sin embargo, poseen gran demanda”, refiere Massiel.

Gerardo Hernández Pérez, jefe de Recursos Humanos, explica que esto le permitió a la UEB, con cuatro talleres productivos, disponer de más de un millón de pesos para el pago extra a los obreros al cierre del calendario precedente.

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

Aunque no cuentan con algunos medios de protección debido a su déficit en el país, las opciones para suplirlos siempre aparecen.

No solo el cliente tiene prioridad

Al llegar a Lídex es fácil percibir que existe una muy buena atención a los trabajadores, pues, aunque no cuentan con algunos medios de protección debido a su déficit en el país, las opciones para suplirlos siempre aparecen.

“Somos muy celosos en el cuidado de la salud de las 362 personas que laboramos aquí, por lo que materializamos los convenios con Salud Pública y la clínica de Medicina Deportiva”, enfatiza Gerardo.

“Al escasear las orejeras que protegen a los operarios de los ruidos propios de los procesos productivos, adquirimos tapones en la Óptica provincial y, por medio de gestiones en el sector, garantizamos guantes para cuidar las manos”.

Acerca de la ocupación por la salud de los trabajadores interviene Noel Montero Mendonga, operador en el taller de Metales desde febrero de 1989. “Con regularidad el personal de Medicina Deportiva realiza un pesquisaje para evaluar diferentes dolencias propias del oficio”.

Ridalma Ríos Caminos, secretaria general del sindicato y con más de 25 años de labor en la UEB, precisa que de manera periódica los obreros reciben, en el propio centro, servicios estomatológicos ambulatorios y chequeos médicos generales y específicos como las audiometrías, pruebas de plomo y de la visión.

Gracias a esa preocupación por el bienestar de cada uno de los hombres y mujeres que aportan su intelecto cada día en la elaboración de los mobiliarios, Gelacio Martín Rodríguez puede seguir con sus compañeros y sentirse útil todavía.

“Al presentar problemas de salud que impedían mi desenvolvimiento como carpintero A, tuve que alejarme del taller, pero no de la UEB. Desde hace tres años estoy en el pañol donde, además de mantener un salario decoroso, he ganado conocimientos sobre el uso de cada herramienta que cuido y mantengo aptas para su explotación”, refiere Gelacio con rostro satisfecho.

Experiencia y juventud: mezcla perfecta

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

El oficio del mueble tiene continuidad en la UEB Camilo Cienfuegos.

La Camilo Cienfuegos cuenta con una plantilla de obreros altamente calificados en el trabajo del mueble y una tecnología moderna que le permite cumplir sus encargos con un incremento de la eficiencia empresarial.

Sin embargo, la clave de ese éxito está en el buen aprovechamiento de la experiencia de quienes acumulan más de tres décadas en sus puestos laborales y transmiten esos conocimientos a los que se incorporan; además, radica en la constante superación.

Adela Aragón García lleva casi 32 años en Muebles Lídex, donde se formó como carpintera A y técnico de nivel medio en Diseño y elaboración de mobiliario, por lo que todo lo aprendido en este tiempo lo enseña con la mayor humildad del mundo tanto a directivos como a los obreros.

“Llegué de la mano de mi madre que hasta el día de su jubilación trabajó aquí como operaria de compresor, conozco la unidad como la palma de mi mano derecha y, por ella y su futuro, siempre estoy dispuesta a adiestrar a los demás”.

Ella, quien ahora se desempeña en el puesto de control de la calidad en el taller de Madera, recuerda aquel día cuando Massiel vino a la fábrica a realizar sus prácticas universitarias. “Fui una de sus tutoras y hoy satisface verla desenvuelta en su profesión como jefa mía, pero también como esa esponjita que sigue siendo para captar lo mejor de los más veteranos en el oficio y ponerlo en función de los muebles que ofertamos a los clientes”.

Jander Jiménez Monterrey, ayudante de carpintería, es otro que, al hacer sus prácticas estudiantiles de obrero calificado en Lídex, decidió retornar para ejercer allí esa labor al lado de Diego Argüelles, en su opinión uno de los mejores carpinteros que ha conocido.

“En lo que hago aprendo, mis opiniones son tenidas en cuenta y gano buen salario, pero a su vez ayudo en la confección de muebles importantes en el decorado de las instalaciones, lo cual me obliga a trabajar con mayor responsabilidad”, precisa el joven.

Para los jimaguas Michel y Richel Braje Cervantes, con apenas 17 años y estudiantes del curso de obreros calificados en Electricidad en la escuela de oficios Frank País, en la capital avileña, la estadía en la UEB de Muebles Camilo Cienfuegos es muy provechosa.

“Estar en el taller de Mantenimiento, junto con quienes llevan tiempo en esas faenas nos ha permitido aprender, al dedillo, todos los medios de seguridad para trabajar con la electricidad”, afirma Michel.

“Con el asesoramiento de los que más saben ya empatamos cables, arreglamos piezas eléctricas de motores, y desarmamos motores y extractores de aire”, alega el otro jimagua, quien sin titubear expresa en nombre de los dos que al terminar sus estudios quisieran formar parte de ese colectivo.

La exigencia cada vez más creciente de los clientes ha obligado a la especialización, por lo que mantienen vínculos con la Universidad Central de Las Villas Marta Abreu para la superación en temas de diseño de mobiliario y es común ver pequeños espacios dentro de los talleres convertidos en aulas para dar cursos de capacitación.

Otro año para sustituir importaciones

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

El mayor interés de este colectivo está en lograr producciones bellas y confortables.

Con la materia prima asignada en 2019 la UEB avileña aspiraba a satisfacer gran parte de las necesidades de los organismos que habían contratado sus servicios.

“En correspondencia con el crecimiento de la infraestructura del Turismo en el país, la entidad de Ciego de Ávila mantiene en sus talleres tres turnos de trabajo para entregar en tiempo cada pedido, explica Carlos Patys, su director.

“Actualmente confeccionamos el mobiliario para las 250 habitaciones del hotel Punta Playuela, que se construye en Cayo Guillermo, del polo turístico Jardines del Rey; y también para su venta en las TRD”, informa Carlos.

El colectivo repara, además, mesas, sillas pupitres y literas de las universidades Máximo Gómez, de Ciego de Ávila, y de la Central Marta Abreu, de Las Villas, en Villa Clara.

Para el segundo semestre de 2019 estaba previsto, además, realizar esas labores en la casa de altos estudios José Martí, de Sancti Spíritus, y confeccionar el mobiliario de los 500 cuartos y áreas comunes del hotel Roca Este 2, en cayo Paredón Grande, de Jardines del Rey.

Nuevos horizontes están por abrirse, pues adquirirán un metro cúbico de tablero producido en la planta del central azucarero avileño Primero de Enero, ubicado en la localidad de igual nombre, para hacer las primeras pruebas en la confección de bastidores de literas y estructuras de juegos de salas.

De ser positivo ese empleo de materia prima nacional, que no afecte la calidad de las producciones, la UEB avileña tendría muy cerca el recurso y el Estado cubano dejaría de comprarlo en el exterior.

Lídex tenía en 2019 un plan en valores de 15 millones 601 mil 172 pesos, cifra acorde a lo previsto para el período, resultado de los procesos de diseño, fabricación, reparación y montaje de muebles de madera (natural y artificial), metal y tapizado.

Cada uno de sus trabajadores sabe y entiende que la sustitución de importaciones es una de las prioridades de la economía cubana actual, debido a los cambios que se están produciendo en la Isla y la crisis mundial imperante, propósito que exige calidad, y esta, sin duda, es el sello más visible de la UEB avileña.

MUEBLES LÍDEX, belleza y perfección.

La exigencia cada vez más creciente de los clientes ha obligado a la especialización.


ACN

 
ACN