15
Publicado el 25 Febrero, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Centrales de Villa Clara aportan energía al Sistema Electroenergético Nacional

Las industrias del territorio muelen actualmente por encima del 65 por ciento.
Tren cañero en marcha.

(Foto: Periódico Vanguardia)

Luis Javier González Velázquez

Santa Clara, 25 feb (ACN) Entre los indicadores que denotan la estabilidad que en los últimos días mantienen los siete centrales de Villa Clara, figura el aporte que hacen estos al Sistema Electroenergético Nacional con cerca de 100 megawatts diarios, cifra que permite autoabastecer a los ingenios de la provincia en un 109 por ciento y contribuir al ahorro de combustibles.

Inicialmente la zafra arrancó en el territorio con ocho industrias; José María Pérez en Camajuaní, Panchito Gómez Toro en Quemado de Güines, Ifraín Alfonso en Ranchuelo, Heriberto Duquesne en Remedios, Héctor Rodríguez en Sagua la Grande, Abel Santamaría en Encrucijada, Carlos Baliño en Santo Domingo y Quintín Banderas en Corralillo.

Debido a sus bajos indicadores de eficiencia y a un excesivo consumo de combustible, fundamentalmente en el acarreo y transportación ferroviaria, tuvimos que parar por el resto de la campaña al central José María Pérez y a al personal reubicarlo en otros ingenios, señala Andrés Duran Fundora, Director de la Empresa Azucarera en la provincia.

Hoy Villa Clara produce también el 40 por ciento del azúcar blanca del país, refino que sale del crudo, de ahí que sea preciso garantizar un elevado volumen del segundo para abastecer la demanda nacional y cumplir con los compromisos internacionales de exportación, argumentó Durán.

Las industrias de Villa Clara muelen actualmente por encima del 65 por ciento, indicador que evidencia recuperación y eficiencia en un rubro decisivo para la economía cubana.

Con respecto al azúcar orgánica que elabora el central Carlos Baliño, en la jornada de este lunes se fabricaron 257 toneladas, la producción más alta en lo que va de contienda, destacó el directivo.

El azúcar orgánica, al obtenerse sin el empleo de fertilizantes y por su pureza, constituye un producto de alta demanda en el mercado internacional.

En el caso del central Heriberto Duquesne recientemente se le incorporó una caldera de 60 toneladas, la cual aporta un excedente de bagazo que es trasladado a la cercana refinería de Chiquitico Fabregat, sitio donde no se emplean combustibles fósiles para la elaboración del azúcar blanca.


ACN

 
ACN