0
Publicado el 5 Febrero, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

MUNICIPIO DE BARAGUÁ

En onda con el Intendente

Diálogo con el hombre a quien los delegados de base eligieron para ese nuevo cargo, decisivo para fortalecer al Gobierno, impulsar programas de amplio alcance social y propiciar un mejor desarrollo del territorio
En onda con el Intendente.

.-“Tenemos bien definidas las prioridades y el rol de la población en toda obra o proyecto que ejecutemos”, afirma Osmany Vicente Quintana.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Desde que Osmany Vicente Quintana fijó su hospitalaria mirada en mí y dijo “este municipio les abre sus brazos, pregunten lo que deseen, estamos en familia”, tuve la certeza de dos cosas: no solo tenía delante a un hombre campechano y cristalino, sino también a un cuadro administrativo con oídos aptos para el entendimiento, en los decibeles con que la gente de pueblo quiere hablar y ser escuchada en estos tiempos.

Designado y aprobado el 25 de enero como Intendente de Baraguá, en la provincia de Ciego de Ávila, Osmany tuvo como “estreno” en ese nuevo cargo la también designación de su municipio para conmemorar una fecha que año tras año celebra Cuba entera: el Asalto a los Cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, ocurridos 67 años atrás, el 26 de julio de 1953.

“Claro que tal decisión nos alegra y beneficia mucho como municipio –afirma– porque en los aproximadamente seis meses que nos separan de esa efeméride podremos darles un mayor impulso a tareas, obras, preocupaciones y planteamientos de la población, relacionados de forma directa con la satisfacción de necesidades y con el mejoramiento de la calidad de vida en nuestro territorio.

“¿Con qué contamos para eso? En primer lugar con los mismos recursos que tenemos y, sobre todo, con la participación de la gente en cada barrio, en cada asentamiento, en cada poblado. Nuestra intención, como Gobierno, es que este sea un 26 profundamente popular. Y creo que la primera evidencia ya ha brotado en vecinos como los que se presentan con la tacita de café, el refresco o el agua fría para atender a quienes trabajan en la transformación del vial de acceso, en los paseos y en otras áreas e instalaciones.”

A pesar del corto tiempo se ha logrado trazar alguna estrategia?

“Desde luego que sí, hemos articulado un programa que se sustenta en prioridades muy claras y que incluye obras ya concebidas en el plan de reparación y mantenimiento del año 2020, con respaldo en financiamiento y en recursos. Hablo de casi 60 acciones, por un monto de 890 000 pesos, en sectores de amplio impacto social, como el de la Educación, donde sobresale, por ejemplo, el Centro Mixto Ricardo Pérez Alemán, urgido de una transformación profunda en sus condiciones para la actividad docente.

“Las prioridades, sin embargo, también han tenido en cuenta viejos planteamientos de los electores y otros de más reciente formulación, pero que demandan una solución. Tal es el caso de la carretera que conduce hacia la zona rural de Pesquería, sin una reparación verdaderamente eficaz durante muchos años y muy dañada por la actividad productiva, económica y social que tiene lugar en esa zona, donde se asienta la Empresa Agropecuaria La Cuba, cuyas producciones llegan a todo el archipiélago cubano.

“Otro planteamiento histórico tiene que ver con La Comercial, de Baraguá, inmueble que se remonta a los inicios del pasado siglo y que cubre toda una manzana. Antes funcionaba allí una especie de complejo de servicios, pero se fue deteriorando por la falta de mantenimiento o de una buena reparación. Ya el pasado año logramos trabajar en su cubierta. Nuestro propósito es rescatar esa instalación que, entre otras cosas, lleva restaurante y una cremería próxima a ser abierta.

En onda con el Intendente.

El 26 debe dejar renovadora huella en parques infantiles, calles, casas de abuelos, escuelas, instalaciones de salud y otras obras locales.

“La relación sería larga. Los círculos socioculturales, por ejemplo, son una preocupación aquí, sobre todo en el campo. Por eso estamos buscando el modo de que las propias unidades productoras tengan una mayor participación en la solución de ese asunto, del mismo modo que debemos buscar alternativas para garantizar que los jóvenes, así como personas de todas las edades, puedan acceder a una recreación más sana, aprovechando las opciones que ofrece la música en general, el arraigo de la llamada década prodigiosa o la fuerte tradición campesina en este territorio.

“Y nada de eso es abstracto en nuestros planes, como tampoco lo es la construcción de la piscina, tantas veces pedida por nuestros habitantes, que por fin será ejecutada aquí, en el poblado cabecera de Gaspar, por fuerzas de la Cooperativa de Producción Agropecuaria Paquito González”.

La mano va por nosotros

“Así como oyes –reitera Osmany– uno de los conceptos que hemos manejado, porque tenemos condiciones para ello, es no depender de nadie para ejecutar esos proyectos y obras; es decir, hacer todo cuanto podamos con nuestras propias manos, con fuerzas del municipio.

“Hasta para hacer determinados proyectos hemos contado ya con la disposición y el concurso de jóvenes nuestros que se forman en especialidades universitarias fuera del territorio, pero que tienen gran identificación y cariño por su terruño. Y eso es muy bueno, porque crea más sentido de pertenencia y de cuidado hacia lo que hagamos.

“Nuestras prioridades tampoco están ajenas a programas y a políticas trazados por el país. Ahí está la vivienda. Ojalá las condiciones nos permitieran hacer más. El plan es de 53 casas. Y las vamos a terminar. El pasado año concluimos 62 de 46 programadas. Y, por supuesto, siguen siendo motivo de desvelo los 30 derrumbes totales como consecuencia del azote del huracán Irma, que están aún pendientes e incluidos todos en el plan”.

–Aquí también la población envejece…

“Ningún gobierno municipal puede estar de espaldas a la política demográfica de la nación. De acuerdo con estudios, para el 2025 el 20 por ciento de nuestros pobladores estará en la llamada tercera edad. Para colmo la natalidad desciende. Tendremos que estimularla más, pero mientras tanto estamos incluyendo en planes, con acciones concretas de mejoramiento, a nuestros círculos infantiles, hogares maternos, casas de abuelos e instalaciones del Sistema de Atención a la Familia, con tres en funcionamiento y perspectiva de crear otra en Centro Corojo”.

–Todo eso lleva dinero…

“Lo sabemos. Como también sabemos que no caerá del cielo; hay que producirlo, crear riquezas, para que nuestras empresas y entidades puedan tributar más al desarrollo local, mediante la contribución del uno por ciento. De ahí salieron el año pasado 1 864 000 pesos, monto superior en alrededor de medio millón de pesos al de 2018 y muy oportuno para obras como la propia cremería, el Centro La Comercial, la unidad gastronómica La Casona, el Parque José Martí y dos parquecitos infantiles…

“En fecha tan temprana como esta, ya estamos aprovechando ese aporte en la reparación de paseos. Son obras que siempre agradecerán los habitantes de un lugar como este, donde la situación de las vías y calles ha estado entre las preocupaciones más viejas y reiteradas por parte de la población.”

–¿Cómo debe ver un Intendente las posibilidades que ofrecen los proyectos de desarrollo local?

“Es un espacio que no podemos desperdiciar. Por esa vía se pueden resolver importantes problemas. Aquí no hemos estado al margen de tal realidad. Hoy tenemos en construcción una mini industria, con el objetivo de procesar frutas y vegetales; también está previsto un centro para beneficiar producciones agrícolas, con 90 000 CUC aprobados ya, y se trabaja en un tercer proyecto para mini industria de sazonadores, a partir de ajo, cebolla, pimiento y otros vegetales.

“A eso se suma la intención de otro proyecto con vistas a procesar el pescado que produzcamos y capturemos en la presa de Sabanas Nuevas”, sostiene.

Interminable, el diálogo remonta ideas, ya en marcha, como la determinación de hacer un polígono integral de producción de alimentos, para elaborar todo lo que sea posible a favor de la satisfacción de necesidades internas, pero también para que no se sigan escapando hacia otras partes de la provincia y del país, producciones que muy bien pudieran quedar dentro del municipio para bien de su economía y de la sociedad local

Similar insatisfacción gira alrededor de la crianza y del mejor aprovechamiento del ganado caprino, emblemático de la zona, que pudiera estarle aportando mayores resultados a la única fábrica diseñada en Ciego de Ávila para producir queso a partir de la leche de ese noble animal.

En onda con el Intendente.

El 26 de julio no sorprenderá al municipio de Baraguá “corriendo” para tener lista su principal plaza, afirma su Intendente.

Lo cierto, como colofón de una conversación que saltó los tradicionales límites de la oficina, es que si la misión sagrada de un Intendente es administrar bien, contribuir a una eficiente gestión y materialización de Gobierno, o lo que es igual, a que todo cuanto se haga sea por y para el pueblo, entonces creo que los delegados de base del municipio de Baraguá dieron en el centro de la diana el 25 de enero cuando respaldaron de forma unánime la propuesta de Osmany Vicente Quintana para ese cargo, al cual, todos, debemos acostumbrar cada vez más nuestro tímpano.

De cualquier modo, serán el tiempo y sus resultados los que hablen a favor o no de lo que esperan gaspareños y baragüenses de su Intendente y de la Asamblea Municipal, muy bien encabezada hasta ahora por una joven llamada Anisley Gómez Rodríguez, a quien los habitantes de Gaspar vieron nacer, crecer, formarse como maestra y transitar también por los peldaños que la vida les reserva a quienes aceptan el reto de gobernar para bien de su pueblo.


Pastor Batista

 
Pastor Batista