0
Publicado el 12 Febrero, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

Agricultura cubana

Pinta bien la papa avileña

Tras una siembra desplazada en fecha por razones ajenas a la voluntad del territorio, Ciego de Ávila aguarda por una cosecha que agradecerán industria, turismo y población
Los avileños irán por no menos de 19 000 toneladas.

Los avileños irán por no menos de 19 000 toneladas.

Texto y fotos: PASTOR BATISTA VALDÉS

Cierto es que, como otras provincias, Ciego de Ávila pudiera estar cosechando ya su papa.

Contratiempos con el diesel, alistamiento de tierras, lluvias y llegada tardía de semilla obligaron a desplazar la siembra y, en consecuencia, la extracción del demandado tubérculo.

El próximo lunes 17, sin embargo, deben comenzar esas labores por áreas de la Empresa Agropecuaria Arnaldo Ramírez, asentada en el municipio de Primero de Enero.

Entre directivos y productores se respira tranquilidad. Las plantaciones “pintan muy bien”, sobre la base de un desarrollo vegetativo sustentado en la calidad con que, en general, fueron sembradas las 1 050 hectáreas que el país le asignó esta vez al territorio.

Así lo resume  Raúl Monguía Rodríguez, especialista de viandas tropicales en la Delegación Provincial de la Agricultura, quien considera que no debe haber dificultades para acopiar alrededor de 19 000 toneladas, unas 3 000 más que el pasado año.

Presencia femenina en todas las labores de la papa.

Presencia femenina en todas las labores de la papa.

Ese volumen permitiría destinar 10 000 toneladas al procesamiento industrial por parte del Combinado de Ceballos, mediante la modalidad de papa prefrita; aproximadamente 1 800 a semilla y el resto al consumo de población, conservación y turismo, en todos los casos a partir de un criterio de balance nacional.

De coincidir pronósticos y resultados, Ciego de Ávila tendría a mano unas 4 mil toneladas por encima que lo registrado en 2019, cuando a la población se destinaron 2 151 toneladas que permitieron distribuir a razón de 10,5 libras por persona, y más de 600 ton para el consumo social, de acuerdo con datos ofrecidos a inicios de campaña por Antonio Gross Morales, director comercial de la Empresa de Acopio en la provincia.

En esta ocasión las labores volvieron a tener lugar en las empresas agropecuarias Arnaldo Ramírez, Cuba Soy, Integral Agropecuaria Ciego de Ávila y La Cuba, con inserción de las Cooperativas de Producción Agropecuaria Paquito González, Revolución de Octubre y 26 de Julio, donde no solo hay suelos muy propicios para ese cultivo, sino también agua, maquinaria y suficiente experiencia en los productores.

Informes del ministerio de la agricultura previeron la siembra de 7 750 hectáreas entre octubre y diciembre, 1 578 más que la vez anterior, pero superficie muy distante del promedio durante los últimos 35 años (12 440 ha) y del récord logrado en 1990-91, con 18 428 ha.

Rico en proteínas, minerales y vitaminas, ese tubérculo se cultiva en más de 130 países, con área que excede los 18 millones de hectáreas y que tributan anualmente unos 315 millones de toneladas, volumen solo superado por el maíz, arroz y trigo.

Papa en Ciego de Ávila


Pastor Batista

 
Pastor Batista