0
Publicado el 5 Febrero, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Topar precios del transporte va a tono con las necesidades de los territorios

Debido a que es muy reciente la puesta en marcha de las regulaciones para los portadores privados de la capital, es muy pronto para hacer conclusiones, pero Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del Transporte, advirtió que una buena parte de ellos no han sacado sus tarjetas magnéticas con vistas a la compra de combustible a los precios rebajados por el Estado
Topar precios del transporte va a tono con las necesidades de los territorios.

Foto: acn.cu

Por ANGEL DARIÁN SANTA CRUZ y CLAUDIA MARÍA DELGADO TORRES

El proceso de aplicación de precios topados en el transporte público de pasajeros en Cuba debe desarrollarse en plena retroalimentación y no de forma abrupta, en correspondencia con las particularidades de cada territorio, afirmó en La Habana Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del ramo

Por acuerdo de los Consejos  de la Administración Provincial (CAP) en los últimos meses o semanas   entraron en vigor las medidas de los precios máximos para los transportistas por cuenta propia, y particularmente en La Habana ello ocurre desde el primero de febrero.

En exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias el titular comentó que existen dificultades en algunos territorios en la implementación de esta política, por lo cual se revisa detenidamente cada situación y en algunos casos estarán sujetos a cambio, siempre pensando en la población.

Señaló que por ser reciente la puesta en marcha de las  regulaciones para los portadores privados de la capital, es muy pronto para hacer conclusiones pero advirtió que una buena parte de ellos no han sacado sus tarjetas magnéticas con vistas a la compra de combustible a los precios rebajados por el Estado.

Rodríguez Dávila enfatizó que una vez que obtienen la licencia de operaciones correspondiente esos conductores se convierten en servidores públicos, y ello significa atender un grupo de responsabilidades y al mismo tiempo nosotros tenemos que garantizarles que esa sea una actividad factible, subrayó.

Pero a partir de una comunicación permanente con ellos y teniendo en cuenta el criterio de la población debemos lograr que todo marche bien, que las formas de gestión no estatal participen en la economía de manera armónica, y por eso estamos observando y monitoreando este proceso, acotó el titular del Ministerio de Transporte.

Ha habido dificultades con los precios, y habrá entonces que hacer algunas modificaciones; es decir, estamos ante un proceso que no se puede abordar de manera abrupta ni sin comunicación y en el cual los conductores privados tienen que ser respetuosos de las normativas y de las leyes, y en contacto con las autoridades locales ir buscando un consenso necesario en aras de que esta actividad funcione bien y en un ambiente de disciplina.

Estamos en la calle, y personalmente este martes montamos en varios taxis privados de la capital y si bien muchos transportistas están cobrando los 10 pesos aprobados por el Consejo de la Administración Provincial  (para quienes aborden el vehículo en puntos intermedios del recorrido),  vimos como fenómeno nuevo que otros están acortando los viajes y cobrando lo mismo.

Entonces en primer lugar estamos llamados en primer lugar a perfeccionar las normas o regulaciones, y en segundo lugar a tener  mucha comunicación con los propios taxistas y con la población, de la cual a diario recibimos opiniones a través del teléfono 18 820, de la Dirección General de Transporte en La Habana, y nos corresponde evaluarlas de manera integral, manifestó el ministro.

En La Habana, por Acuerdo No.1/2020 del CAP  se aprobó un precio máximo de 10.00 pesos (CUP) por pasajero para los vehículos con una capacidad de hasta 14 pasajeros y uno máximo de 5.00 pesos (CUP) para los camiones y camionetas que pueden transportar más de 14 pasajeros, regulaciones  válidas durante las 24 horas del día y en cualquier recorrido dentro de la ciudad.

Maribel Poulot Bravo, directora adjunta de la Dirección General  de Transporte en la provincia,  aclaró que la medida tiene algunas excepciones, porque hay tramos cortos donde siempre se han cobrado cinco pesos y así se mantendrá, y recorridos que por ser largos  el precio será de 25.00 pesos (CUP) o 20.00 pesos (CUP), si el pasajero se traslada en viaje directo desde el origen hasta el destino.

Es importante hacer énfasis en que solo pagará el importe completo el pasajero que se monta en la cabecera y va hasta el final, pero quienes aborden el vehículo en puntos intermedios se les cobrará 10 pesos, aseguró Poulot Bravo, según el semanario Tribuna de La Habana. (ACN).


ACN

 
ACN