0
Publicado el 5 Marzo, 2020 por Pedro Antonio García en Nacionales
 
 

El pueblo no olvida a las víctimas heroicas

Una representación de los habaneros, junto con dirigentes del Estado y el Partido, conmemoró en su aniversario 60 el sabotaje al vapor La Coubre
El pueblo no olvida a las víctimas heroicas.

Ofrendas florales de Raúl y Díaz Canel fueron colocadas en homenaje a las víctimas heroicas. (Foto ARIEL LEY ROYERO/ACN).

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

Víctimas heroicas las llamó Fidel. Eran portuarios de la rada capitalina, marinos franceses, funcionarios de la Aduana, que cumplían con su trabajo cuando los sorprendió el primer estallido. A combatientes de la Policía Nacional Revolucionaria y gente de pueblo que acudieron a socorrer a los heridos, una artera segunda explosión segó sus vidas. Pero como Fidel reiterara varias veces, al recordar a los caídos en el asalto al Moncada y a los que cayeron después, nuestros héroes no están olvidados ni muertos.

Para conmemorar el criminal sabotaje y rendirle homenaje a las víctimas heroicas se congregó una representación del pueblo habanero frente al muelle donde acaecieron los hechos, acompañado por Omar Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, y los integrantes del Comité Central Luis Antonio Torres Iribar, primer secretario del Partido en la capital, Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución, y Reinaldo García Zapata, Gobernador de La Habana, así como otros dirigentes de las organizaciones políticas, sociales y de masas.

El pueblo no olvida a las víctimas heroicas.

Luis Antonio Torres Iribar mientras intervenía en el acto. (Foto: ARIEL LEY ROYERO/ACN)

El acto comenzó con la colocación de ofrendas florales junto a la placa que recuerda los nombres de los inmolados por el terrorismo imperialista, entre las que resaltaban las del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y del Presidente de la República, Miguel Díaz Canel Bermúdez.

Torres Iribar, al resumir el acto, expresó que ningún otro país como Cuba ha sufrido en carne propia las agresiones del imperialismo estadounidense y su tenebrosa Agencia Central de inteligencia.

Puntualizó que el acto terrible del sabotaje a La Coubre no fue el último porque en los años subsiguientes acaecieron hechos igualmente monstruosos como el asesinato de diplomáticos en el exterior, la voladura en pleno vuelo del avión de Cubana en Barbados y las bombas colocadas en hoteles y centros turísticos en la Isla, sin exceptuar al bloqueo económico y financiero a nuestro país, un atentado a los derechos humanos de los cubanos.

También intervino en la conmemoración Alberto Codina, hijo del portuario Manuel Francisco Codina, el más longevo de las víctimas heroicas. El orador subrayó que aparte de las 100 vidas que costó el vandálico sabotaje, unas 400 personas siguieron padeciendo secuelas por las heridas que sufrieron en la explosión y 85 niños quedaron huérfanos de padre tras ese día.


Pedro Antonio García

 
Pedro Antonio García