0
Publicado el 23 Marzo, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Holguín: la ciencia en función de la industria niquelífera

El Cediniq fabrica pigmentos con desechos resultantes del proceso productivo y que son imprescindibles para la pintura de interiores y exteriores y la fabricación de baldosas, los cuales se adquirían anteriormente a altos costos en el mercado internacional
Holguín: la ciencia en función de la industria niquelífera.

Durante más de 30 años, el Centro de Investigaciones del Níquel “Capitán Alberto Fernández Montes de Oca”, ubicado en Moa, en la oriental provincia de Holguín, ha hecho importantes aportes a la economía cubana. (Foto: aldia.cu).

Por EILEEN  ESTHER MOLINA FERNÁNDEZ

El Centro de Investigaciones del Níquel “Capitán Alberto Fernández Montes de Oca” (Cediniq), ubicada en el municipio minero-metalúrgico de Moa, en la provincia de Holguín, desarrolla múltiples estudios dirigidos a la sustitución de importaciones y la diversificación de las producciones de esa industria.

Aimet Rómulo, especialista de esa entidad, perteneciente al Grupo Empresarial Cubaníquel, subrayó a la Agencia Cubana de Noticias que las labores investigativas de mayor importancia en este 2020 se refieren a las tierras compuestas por aleaciones de varios metales y con múltiples aplicaciones en la electrónica, la medicina y la industria mecánica.

Indicó que se estudia también la presencia de escandio, el cual forma parte de este conjunto de metales, empleado en la industria como fuente lumínica y uno de los materiales de las naves espaciales.

El centro, destacó la especialista, fabrica pigmentos con desechos resultantes del proceso productivo y que son imprescindibles para la pintura de interiores y exteriores y la fabricación de baldosas, los cuales se adquirían anteriormente a altos costos en el mercado internacional.

Actualmente, apuntó, se realiza, además, un estudio para utilizar una planta piloto ubicada en las instalaciones de la entidad y destinada a realizar pruebas con el mineral, para la producción de áridos y cemento de bajo carbono, lo cual tributa al programa de construcción de viviendas, una de las prioridades para el desarrollo social cubano.

Como parte de la actividad investigativa se ha iniciado el proceso para la utilización de la zeolita, cargada amoniacalmente para su empleo en el tratamiento de residuales, como zeofertilizante en el sector de la agricultura, indicó Rómulo.

El CEDINIQ surgió en la década del 70 del siglo XX y su misión fundamental es garantizar investigaciones para el desarrollo sostenible de la Industria del níquel, a través de la eficacia de las tecnologías y de los aportes  del capital humano. (ACN).


ACN

 
ACN