0
Publicado el 15 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

COVID-19: más de medio millón de personas trabajan a distancia en Cuba

COVID-19: más de medio millón de personas trabajan a distancia en Cuba.

Foto: cubadebate.cu

Más de medio millón de personas realizan actualmente trabajo a distancia en Cuba, medida que desde el punto de vista laboral por excelencia tributa al distanciamiento social necesario para frenar la propagación de la COVID-19 en el país, afirmó hoy Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social.

Al intervenir en el espacio televisivo Mesa Redonda, explicó que de cerca de cinco mil ciudadanos que aprovechaban esta opción de empleo en el mes de enero, la cifra alcanzó los 557 mil 548 al cierre de ayer.

Precisó que, con relación a la COVID-19 se han aprobado en el país 20 medidas relacionadas con el organismo, las cuales han sido oportunamente informadas y se han enviado a los Organismos de la Administración Central del Estado, a los gobernadores, pero sobre todo a las administraciones, encargadas de implementarlas.

La titular aseveró que el teletrabajo forma parte del trabajo a distancia, y no es privativo de esta etapa, sino una alternativa refrendada en el Código de Trabajo, que establece que el lugar para desempeñar la actividad se pacta entre las partes.

Su ejecución abandona el enfoque tradicional, que requería la presencia en el centro laboral, y tiene ventajas como la eliminación de las llegadas tardes y mayor productividad, además de que el empleado devenga el 100 por ciento del salario y mantiene el estipendio de almuerzo, dijo Feitó Cabrera.

En cuanto a las medidas de protección para los adultos mayores y trabajadores con patologías que los vuelven vulnerables, señaló que existen ya más de 42 mil personas que se acogen a ella y que reciben un tratamiento de 100 por ciento del salario básico en el primer mes y luego 60 por ciento.

En estos casos no es necesario presentar un certificado médico, sino hacer uso del sentido común, en lo cual el sindicato desempeña un rol fundamental, sentenció.
Para las madres, padres o tutores a cargo de menores que en estos momentos no acuden a la escuela debido a la suspensión de las clases, devengan igualmente la totalidad del salario el primer mes y luego 60 por ciento, recordó.

Aclaró que se incluyeron también en este grupo a las madres que por razones de seguridad deciden no llevar a los niños a los círculos infantiles o asistentes sociales por cuenta propia, a pesar de que estas instituciones oficialmente no se han cerrado.
En estos momentos, se encuentran protegidas por esta causa 62 mil 386 trabajadores, destacó Feitó Cabrera.

A aquellos empleados aislados por 14 días o el tiempo que disponga la autoridad sanitaria –ya superan los siete mil- se les paga el 100 por ciento del salario, afirmó.
Sobre la interrupción laboral, comentó que existen más de 53 mil 500 en esta situación, fundamentalmente de los sectores del Turismo y el Transporte.

Aclaró que cuando una persona se reubica en un cargo, cobra por el sistema de pago del mismo, y si es en una actividad con importancia social en la situación actual recibe el salario básico.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social expresó que el 42 por ciento de los interruptos ha sido reubicado en la producción de alimentos, centros de aislamiento, atención a personas vulnerables e instituciones de salud, y llamó a ser más flexibles en los procesos para su contratación ya que no es momento de poner trabas innecesarias.

Cuba garantiza asistencia social a trabajadores por cuenta propia que así lo requieran

Los trabajadores por cuenta propia que no han podido mantener su negocio o resultan más vulnerables a la COVID-19, son beneficiados por la asistencia social en Cuba, anunció también  Marta Elena Feitó Cabrera.

Explicó que se trata fundamentalmente de las personas contratadas, adultos mayores, de quienes han permanecido al cuidado de algún familiar vulnerable, o quienes gestionan actividades que generan pocos ingresos y que, por tanto, han requerido protección.

Recordó que en muchos negocios se hicieron ajustes para tratar de continuar brindando servicios, sobre todo fomentando las entregas a domicilio, y que a las personas que no pudieron, se les dio la posibilidad de suspender la microempresa por medio de un trámite electrónico muy rápido, junto con la cancelación de las actividades de oficio.

Feitó señaló que se buscó que la forma de cancelar el negocio, alentado en su mayoría por la imposibilidad de cumplir con los impuestos, fuera sin burocracia, con un trámite electrónico de fácil acceso.

Enfatizó también en que los trabajadores de este sector pueden incorporarse a las diferentes formas de empleo estatal, ya sea en las direcciones a nivel de municipio o en las instituciones cercanas a su residencia.

Al respecto, mencionó que se trabaja para que los trámites sean dinámicos y que las personas puedan incorporarse rápidamente a las entidades del radio de acción donde residen.

Precisó que los trabajadores cíclicos, es decir, aquellos que tienen contrato pactado en un tiempo determinado, cuya labor se vio paralizada por la pandemia, recibirán protección tal y como si mantuvieran laborando, hasta que concluya el periodo pautado.

En su intervención insistió en la disposición del Ministerio de contribuir con los consejos de defensa para verificar el desempeño del trabajo a distancia, la interrupción y ubicación laboral, y la protección a las personas vulnerables.

De igual forma, señaló que en el terreno el ramo tiene más de cuatro mil trabajadores sociales, los cuales ya han visitado al 91 por ciento de los núcleos vulnerables y el 90 por ciento de los adultos mayores.

Al concluir, agradeció a la población y trabajadores que siempre mantienen comunicación con el Ministerio, y refirió que, hasta el momento, por medio de diferentes canales, se han recibido unas cinco mil 939 dudas en la esfera laboral.

Según estadísticas del 2019, en Cuba hay cerca de 600 mil personas dedicadas al trabajo por cuenta propia, y, de acuerdo con datos ofrecidos en la Mesa Redonda hoy, el 22 por ciento de estas se han acogido a la suspensión de sus actividades debido a la pandemia. (ACN).


ACN

 
ACN