0
Publicado el 20 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Cuba se adelanta a los tiempos en el tratamiento a la COVID-19

Cuba se adelanta a los tiempos en el tratamiento a la COVID-19.

Foto: prensa-latina.cu

Por CLAUDIA GONZÁLEZ CORRALES

Adelantarse a los tiempos en el tratamiento, la vigilancia permanente a cualquier manifestación clínica y el flujo de información son las claves para el éxito del protocolo de atención dispuesto en Cuba ante la COVID-19, afirmó hoy Ricardo Pereda González, especialista de Medicina Intensiva.

Desde el programa televisivo Mesa Redonda, el también coordinador del Grupo de Expertos del Ministerio de Salud Pública, explicó que la COVID-19 es una enfermedad que no permite perder un solo minuto y que para ello se dispone de un protocolo bien establecido, que ya va por su tercera versión.

La guía de atención, aseguró Pereda González, ha tomado los elementos más importantes recomendados por los organismos internacionales y de las experiencias vistas en otros países con validez científica demostrada, pues se trata de una enfermedad nueva para el mundo.

Entre los elementos más novedosos, significados por el experto, destaca el uso en la mayor de las Antillas del plasma de los pacientes recuperados para ponérselo a los que han presentado una evolución no favorable, respetando todas las medidas de cuidado.

De igual forma, para los protocolos se tienen en cuenta las recomendaciones ofrecidas por la ciencia y la experiencia, de ahí que, por ejemplo, se ha decidido usar esteroides en cuanto aparezca un agravamiento del cuadro clínico.

En el tratamiento descrito por el médico también destaca el empleo de los anticuerpos monoclonales, que apoya el efecto antinflamatorio.

Insistió en que siempre se analizan las investigaciones y que se emplea solo lo que tiene fundamento, y que cada medicamento tiene su momento, pues el mismo interferón, cuya validez es reconocida por la Organización Mundial de la Salud, solo puede ser utilizado hasta una etapa específica, luego se remplaza con otro fármaco para evitar que tenga un efecto adverso.

El especialista en Medicina Intensiva dijo que en la atención se han incorporado tratamientos como la ventilación mecánica boca abajo, y que elementos importantes en el protocolo son el empleo de los antivirales y los antibióticos en un momento determinado.

No obstante, recordó que todos los tratamientos no pueden ser iguales, y que hay que definir en qué momento usar cada uno.

Refirió que para la atención de los pacientes se han dispuesto equipos de expertos que trabajan durante 24 horas, que cada caso se discute de manera colectiva y que se trata de adoptar la mejor decisión -por lo general, tomada en muy poco tiempo- para garantizar la vida del paciente.

En la atención al paciente con riesgo no se descuida ningún detalle, se cumple con la adecuada alimentación, se sigue minuto a minuto y se actúa en consecuencia ante cualquier manifestación; es la inmediatez la que garantiza los buenos resultados, precisó.

Recordó para hacer frente a la COVID-19 se creó una comisión de expertos a nivel nacional, donde se manejan informaciones que llegan hasta las provincias y se intercambia todo el tiempo con el personal que actúa en la primera línea de combate, entiendo la importancia de los flujos de conocimientos como arma vital ante la pandemia.

Además, señaló que la prevención es una piedra angular en los resultados, y que se han ido incorporando niveles de vigilancia cada vez más estrecha, frente a una enfermedad que precisa del conocimiento, de compartir, de reafirmar cuestiones propuestas y de cumplir todas las medidas requeridas. (ACN).


ACN

 
ACN