9
Publicado el 10 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

La COVID-19 puede detenerse en Cuba si el pueblo colabora, dijo el ministro de Salud

En reiteradas ocasiones de su intervención en el espacio Mesa Redonda, José Angel Portal Miranda refirió la necesidad de que la población conozca de la situación del país, en aras de que entienda cómo debe actuar y se cumplan las legislaciones y medidas
La COVID-19 puede detenerse en Cuba si el pueblo colabora, dijo el ministro de Salud.

Foto: premsa-latina.cu

Por CLAUDIA GONZÁLEZ CORRALES

A pesar de que Cuba suma 564 casos positivos a la COVID-19 y se mantienen 11 eventos de transmisión local, la enfermedad puede detenerse si se cumplen las medidas con eficacia y el pueblo actúa con responsabilidad, aseguró hoy José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

En el programa informativo Mesa Redonda, el titular hizo una explicación de la situación mundial y nacional en cuanto al nuevo coronavirus, recalcando que nunca se había enfrentado una enfermedad infecciosa como la COVID-19 y que ello ha supuesto nuevos desafíos para los gobiernos y las personas.

Recordó que en el país se mantienen ingresados más de mil 860 pacientes, mil 200 como sospechosos y que en los próximos días deben seguir apareciendo casos, lo cual contrasta con el hecho de que en la actualidad las personas sigan en las calles, sin tener conciencia de que pueden afectarse ellos mismos y sus familias.

Un dato alarmante ofrecido por Portal Miranda fue que en Cuba se mantienen 11 de los 12 eventos de transmisión local producidos hasta el momento, en provincias como Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Ciego de Ávila (con tres), Camagüey, Holguín y el municipio especial de Isla de la Juventud.

En tal sentido, también resaltó que, si bien La Habana cuenta con el mayor número de casos, la tasa más alta de contagios del país la tiene Ciego de Ávila, equivalente a las 64 personas positivas, seguida por la Isla de la Juventud.

Indicó que del total de casos positivos en estos 30 días de presencia del SARS-Cov-2 en el territorio nacional, hay un ligero predominio el sexo masculino, que los grupos con mayor incidencia de la enfermedad son los de 55-59 y 45-49 años, que han fallecido 15 personas y que se han dado más de 50 altas.

También mencionó que, de los 564 enfermos, 527 son cubanos y 37 extranjeros, y que de ellos el 23 por ciento se infectaron fuera del país, el 73 dentro, y hay 12 casos sin identificar la fuente de infección.

El titular insistió en que el crecimiento del número de enfermos depende del contacto entre personas sanas y enfermas, por lo que urge cortar la cadena de transmisión a tiempo, y eso solo se logra acatando las medidas, teniendo una actitud responsable, percepción de riesgo, pesquisando y acudiendo a las instalaciones de salud ante el menor síntoma.

Es importante tomar conciencia y actuar de manera colectiva para disminuir la velocidad de transmisión, y eso solo se logra con disciplina, aseguró.

Ponderó en su intervención las potencialidades de la ciencia cubana para enfrentar el desafío, pero alertó que las medidas por sí solas no resuelven nada, hay que actuar inmediatamente, cumplir las orientaciones, pues lograr el mejor escenario posible ante la enfermedad depende de todos, recalcó.

Informó que ya suman 30 los trabajadores de la salud que ha resultado positivos a la COVID-19: 16 médicos, 10 enfermeras, dos técnicos, un chofer de ambulancia y una pantrista, y que tales contagios se deben a infecciones extrahospitalarias, por el manejo inadecuado de pacientes y violaciones de las normas de seguridad.

De ese número de casos, dijo, solo uno tenía una situación crítica, pero ya ha logrado alcanzar cierta estabilidad y está en la categoría de grave.

Recordó que ningún país como Cuba ha creado condiciones para el aislamiento de las personas y tratar de evitar la transmisión, una medida necesaria y con la que es importante ser comprensivos; los hospitales quedarían para la atención de los casos más complicados, acotó.

En reiteradas ocasiones de su intervención refirió la necesidad de que la población conozca de la situación del país, en aras de que entienda cómo debe actuar y se cumplan las legislaciones y medidas.

De igual forma precisó que la mayor de las Antillas se mantiene en etapa de transmisión autóctona limitada, que muchas de las medidas de la fase epidémica se han ido adelantando y que todo el tiempo se mira que más se puede hacer como país para frenar la pandemia.

Como buena noticia, anunció que en los próximos días habrá un mayor número de altas y que se busca estar bien seguros de que resulten negativos los tests antes de darlas en aras de proteger a la población.

De acuerdo con estadísticas ofrecidas por el titular, unos 181 países reportan casos de la COVID-19, con más de un millón 400 mil casos y 5.95 como tasa de letalidad. (ACN).


ACN

 
ACN