0
Publicado el 28 Abril, 2020 por Irene Izquierdo en Nacionales
 
 

COVID-19

Precaución: todavía insuficiente

Durante la Mesa Redonda del martes último, el ministro de Salud de Cuba José Ángel Portal Miranda, precisó que “más del 60 por ciento de los casos confirmados en la última semana han sido asintomáticos, gracias a la labor de vigilancia del sistema primario de salud, lo que refuerza la importancia de continuar cumpliendo con las medidas de aislamiento requeridas”
Precaución: todavía insuficiente.

En ocasiones, cuando resulta imprescindible hacer una gestión, olvidamos detalles tan importantes como mantener la distancia mínima de un metro. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por IRENE IZQUIERDO

En los días que vivimos, qué es mejor, ¿la preocupación o el desenfado? Preocupados andan muchos, pero desenfadados viven  otros, porque piensan que eso de la COVID-19 no va con ellos. Al parecer, tienen “oídos impermeables” a las cifras que diariamente genera el nocivo virus.

Los testimonios de los sobrevivientes son terribles, desde dolores de cabeza intensos y fiebres altas –entre otros síntomas muy desagradables-, hasta la pérdida del paladar y el olfato. En la posición de positivos arrebatados a la muerte, exponen sus vivencias, para que a otros no les suceda. Es esa la mejor persuasión.

Pero los desenfadados, con sus actitudes negligentes, pueden no solo estar contagiados, sino devenir propagadores de pandemias.

Un dato de la habitual conferencia del doctor Francisco Durán García: de los 48 nuevos casos diagnosticados la jornada precedente  -mil 437  es hoy la cifra total enfermos registrados-, el 58,3 por ciento son asintomáticos. ¿Quién de los que se mueven, en ocasiones innecesariamente, es portador del virus? ¡Nadie lo sabe, mientras no se sometan a las pruebas de rigor!

Durante la Mesa Redonda del martes último, el ministro de Salud de Cuba José Ángel Portal Miranda, precisó que “más del 60 por ciento de los casos confirmados en la última semana han sido asintomáticos, gracias a la labor de vigilancia del sistema primario de salud, lo que refuerza la importancia de continuar cumpliendo con las medidas de aislamiento requeridas”.

Vale un alerta para La Habana, porque, según Portal Miranda, en 16 municipios del país se concentra el 55 por ciento de los casos confirmados, 10 de los cuáles (municipios)  son de la capital cubana, provincia que hoy acumula alrededor del 42 por ciento del total de las personas diagnosticadas con la Covid-19 en el archipiélago.

Una nota de la Agencia Cubana de Noticias, destaca que, para destacar la necesidad de mantener la disciplina -aun cuando se continua en el escenario más favorable de los previstos-, las autoridades cubanas insisten en que más de 160 casos de los confirmados se desconoce aún la fuente de infección.

Y no se trata solo de que con la actitud negligente cada persona puede contagiar a otras, sino que puede estar exponiendo su propia vida. En estos momentos la letalidad en Cuba es de cuatro por ciento, a cuenta del deceso de 58 víctimas de la enfermedad.

Cada uno está en la obligación de contribuir al propósito de que las cifras no continúen subiendo y si alguna lo hace, debe ser la de los rescatados, que ya representan el 40 por ciento de los diagnosticados, al haber regresado a sus casas 575 pacientes.

Precaución es responsabilidad; asumamos de ella la parte que nos corresponde en esta pelea contra un demonio llamado COVID-19.


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo