0
Publicado el 5 Mayo, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Centro de Inmunología apoya en el tratamiento a la COVID-19 en Cuba

En el espacio televisivo Mesa Redonda, Eduardo Ojito Magaz, director general de esa institución, y Tania Crombet, directora clínica de ese centro clave en la biotecnología de la Isla, hablaron, respectivamente, del apoyo a la lucha contra la pandemia y de proyectos con tres de sus productos a fin de enfrentar la enfermedad
Centro de Inmunología cubano apoya en el tratamiento a la COVID-19

Foto: Facebook del Centro de Inmunología Molecular

Por CLAUDIA GONZÁLEZ CORRALES y SAIMI REYES CARMONA

Tres medicamentos producidos por el Centro de Inmunología Molecular (CIM) son utilizados hoy en el tratamiento de la COVID-19, informó Eduardo Ojito Magaz, director general de esa institución clave en la biotecnología de la Isla.

En el espacio informativo Mesa Redonda señaló que el CIM se vincula al enfrentamiento de la COVID-19 desde que se registraron los primeros casos en Cuba, aportando su experiencia en la inmunología.

Destacó que el primer producto que salió como candidato para el tratamiento de la enfermedad producida por el SARS-Cov-2 fue el anticuerpo monoclonal itolizumab (Anti-CD6), que fue desarrollado para tratar enfermedades como la leucemia, pero que tiene otras aplicaciones.

El director general comentó que la institución ha aportado dos fármacos más para el tratamiento de la COVID-19, sobre todo en pacientes graves: la eritropoyetina humana recombinante, que aumenta las cifras de hemoglobina y hematocrito, y el IOR® LEUKOCIM, como factor estimulador de granulocitos.

En su intervención refirió también que el CIM cuenta con grandes capacidades productoras y un sistema de gestión de la calidad, que hacen al producto confiable y seguro.

Respecto a estos medicamentos empleados para el enfrentamiento a la COVID-19, apuntó que  hay suficiencia para garantizar las demandas de Cuba y que forman parte de la cartera de exportación de la Isla.

En otros puntos de su intervención dijo que a pesar de la pandemia, el CIM mantiene su misión de generar productos para tratar enfermedades oncológicas.

De igual forma, anunció que, a pesar del bloqueo estadounidense, se ha producido un intercambio científico del CIM con investigadores y universidades de Estados Unidos, y que se han recibido muchas propuestas, lo que valida la calidad de la ciencia cubana.

Insistió además en que una industria biotecnológica con el nivel de la cubana solo existe en países desarrollados y, que es esa la base del sistema de salud de la Isla.

El CIM fue inaugurado el 5 de diciembre de 1994 por el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, con el objetivo de obtener y producir biofármacos destinados al tratamiento del cáncer y otras enfermedades crónicas no transmisibles e introducirlos en la salud pública cubana, así como hacer la actividad científica y productiva económicamente sostenible.

La institución cuenta con varios productos en línea y registrados, entre ellos  CIMAvax-EGF, vacuna terapéutica para el tratamiento del cáncer de pulmón en estadios avanzados, CIMAher, para el tratamiento de tumores de cabeza, cuello, esófago y páncreas; además del iorEPOCIM, 2000, 4000 y 10000, para el tratamiento de la anemia en insuficiencia renal crónica, sida, y pacientes oncológicos bajo régimen de quimioterapia.

Realización de ensayos clínicos para el tratamiento a la COVID-19

En el Centro de Inmunología Molecular (CIM) se llevan a cabo proyectos con tres de sus productos a fin de enfrentarse al nuevo coronavirus causante de la COVID-19, aseguró hoy en la mesa redonda Tania Crombet, directora clínica de la institución.

Entre estos, la directiva resaltó que fue desarrollada una molécula que controla la hiperinflamación que tienen un rol importante en la patogenia de la enfermedad, y el tratamiento a pacientes con esta molécula fue iniciado el 27 de marzo.

Este tratamiento está siendo ofrecido en 10 hospitales a pacientes diagnosticado como graves o críticos, además de a personas envejecidas o más vulnerables, con enfermedades crónicas asociadas.

En este escenario se realiza el ensayo clínico en 77 pacientes y, de ellos,  un alto número ha egresado de las áreas de terapias intensivas, por lo que los datos preliminares son alentadores, si bien los investigadores aún quieren ver el impacto en otros parámetros que completan la información.

Crombet aseguró que el equipo de Villa Clara es el que lidera el proyecto, ya que acumulan experiencia en este sentido, y se recomienda que no solo se utilice en pacientes graves y críticos, sino también en aquellos pacientes con etapas anteriores en la enfermedad, para adelantarse al padecimiento.

También se refirió a que existe un fenómeno trombótico para el cual los anticoagulantes tienen un rol importante, a la vez que se ha incorporado al protocolo otro medicamento que se utilizaba para tratar la anemia en pacientes con insuficiencia renal.

Este es un medicamento costoso y la industria cubana puede producirlo para los pacientes que lo necesiten, a la vez que se trabaja con un protocolo de investigación con una molécula que permitirá regenerar el tejido dañado en los pulmones y este proyecto ayudará, además, a que la molécula expanda las células madre.

Para comenzar los protocolos de investigación fue necesario discutir con los intensivistas y el grupo de expertos de la COVID-19 en el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), y con los jefes de terapia intensiva en cada hospital, y esta interacción resultó fructífera.

Los ensayos clínicos tienen un cuaderno de recolección de datos electrónico y hay un equipo en el CIM encargado de ponerse en contacto con cada hospital para recoger los datos, a la vez que se informó que el MINSAP va a hacer una base da datos con todas las historias clínicas de los pacientes de la enfermedad en el país
Las investigaciones del CIM en otras ramas como la oncología no cesan, si bien ha sido un reto mantener la distribución de los medicamentos.

Se sigue trabajando en el tratamiento del Alzheimer, pero se decidió cambiar el lugar de las terapias debido a su prolongación y ahora se ha decidido hacerlas intradomiciliarias, ya que el paciente no tiene que exponerse.

La evaluación de los pacientes no se ha afectado, de hecho, se ha organizado una coordinación para transportarlos para que puedan acudir a hacerse las resonancias con todas las medidas de seguridad.

Además, las tareas internacionales de investigación se mantienen con el mismo rigor y recientemente fue presentada de manera virtual la vacuna de cáncer de pulmón que allí desarrollan en el Congreso de la Asociación Americana del Cáncer.

La directora clínica de la CIM aseguró que para la institución resulta un gran privilegio colaborar con especialistas que enfrentan la enfermedad en la primera línea, y explicó que esta crisis sanitaria ha sido una escuela desde el punto de vista científico. (ACN)


ACN

 
ACN