0
Publicado el 13 Mayo, 2020 por Irene Izquierdo en Nacionales
 
 

COVID-19, los datos alientan con la mesura de lo urgente

Se mantiene favorable la relación altas-nuevos positivos, que ayer fue de 49 a 6 en ese mismo orden. Mientras en los hospitales permanecen 403 enfermos, han sido rescatados de la COVID-19 mil 326, lo que es igual al 73,2 por ciento de todos los diagnosticados, el mejor aval para los servicios médicos cubanos
Compartir
COVID-19, los datos alientan con la mesura de lo urgente.

Que estas calles vuelvan a la normalidad, al bullicio y al tránsito vehicular de siempre, dependerá del empeño de cada ciudadano por mantener el cumplimiento estricto de las medidas de enfrentamiento a la COVID-19. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por IRENE IZQUIERDO

La jornada precedente, de cuyos resultados nos informó esta mañana el doctor Francisco Durán García, director de Epidemiología del Minsap, hubiera sido más emotiva, si las estadísticas no registraran un nuevo deceso, otra vida que no pudo resistir los embates del nuevo coronavirus.

No obstante, datos palpables dicen que los resultados de más de dos meses de crucial batalla son favorables. Por ejemplo, tras las pruebas de rigor a mil 972 muestras, solo seis resultaron positivas. Con ello son ahora mil 810 los enfermos diagnosticados desde el pasado 11 de marzo.

No es ocioso un comentario: si todos observaran estrictamente las medidas para evitar la propagación, todos los números serían más bajos. Las indisciplinas, con mayor incidencia en las colas, son aliadas incondicionales del virus. Porque se mantienen como asintomáticos muchos casos, lo cual indica que en esas concentraciones pudiera haber alguno.

Por otro lado, se mantiene favorable la relación altas-nuevos positivos, que ayer fue de 49 a 6 en ese mismo orden. Mientras en los hospitales permanecen 403 enfermos, han sido rescatados de la COVID-19 mil 326, lo que es igual al 73,2 por ciento de todos los diagnosticados, el mejor aval para los servicios médicos cubanos, materializados en la entrega de cientos de profesionales, técnicos y personal auxiliar del sector y de otros muchos organismos en función de enfrentar a esta pandemia.

Es cierto que los datos animan, pero también lo es que la mesura manda. Que las cifras continúen presentando un panorama alentador no quiere decir que mañana se van a levantar las medidas establecidas, porque cualquier fallo puede provocar un retroceso.

El panorama mundial indica reportes en 184 países, con 4 millones 137 mil 193 casos confirmados y 285 mil 760 fallecidos, para una letalidad del 6,91 por ciento. Ya más regional, en el Continente Americano, registran un millón 803 mil 373 casos confirmados, 107 mil 250 decesos y una letalidad del 5,95 por ciento. En ambos casos, los datos de Cuba están contenidos.

Nos urge liberar al país de esa pandemia, pero como dice la frase popular “vísteme despacio que estoy de prisa”. Las grandes energías, los apremios serán muy saludables cuando todo pase y entremos en la fase recuperativa.

Y debido a que  es urgente terminar con la COVID-19, no se deben ver los datos positivos como el fin de las medidas, sino como el momento para afianzarlas, en virtud de cerrar el paso a una enfermedad que irrumpió como las tormentas, para cambiar –y en infinidad de casos acabar- la vida de millones de personas en todo el mundo.

Compartir

Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo