1
Publicado el 19 Mayo, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Cuba gana el pulso a la COVID-19 porque…

Un proyecto investigativo internacional del New England Complex Systems Institute (NECSI), sitúa a la mayor de las Antillas entre las naciones que están ganando la batalla contra la COVID-19 como resultado de las medidas epidemiológicas que implementan
Cuba gana el pulso a la COVID-19 porque…

Foto: acn.cu

Por SAIMI REYES CARMONA

De continuar aplicando las medidas actuales parece irreversible la tendencia a erradicar la COVID-19 en Cuba, donde cada día es mayor el número de altas que de nuevos infectados, según sugieren varios estudios basados en herramientas matemáticas.

Un proyecto investigativo internacional del New England Complex Systems Institute (NECSI), sitúa a la mayor de las Antillas entre las naciones que están ganando la batalla contra la COVID-19 como resultado de las medidas epidemiológicas que implementan.

El estudio toma en cuenta herramientas matemáticas diseñadas para sistemas con muchos componentes interactivos en los que se rompen los supuestos estadísticos tradicionales para lo cual toma en cuenta las medidas que implementan los gobiernos y otros elementos junto a la distribución en el tiempo de los nuevos casos por días.

De acuerdo con los investigadores las principales acciones que más éxito están mostrando son: el cierre de emergencia de las zonas más afectadas, el diagnóstico masivo, rastreo de contactos, y aislamiento de los casos confirmados y la restricción a la movilidad y permitir el abastecimiento esencial y la respuesta médica.

El grupo de investigación está formado por profesores, estudiantes, y asociados de MIT, Harvard, Brandeis, y otras universidades nacionales e internacionales

Si bien Cuba ha sido ubicada entre los países que están venciendo a la COVID-19 las autoridades siguen tomando medidas restrictivas más severas en los últimos días, con el interés de que la curva no se dispare, lo que nos colocaría directamente en la lista de países que necesitan atención urgente, pues precisamente el rebrote es lo que más preocupa.

Para entender mejor esa realidad la herramienta Covid19CubaData permite comparar los resultados de Cuba con otros países en un gráfico de radar.

Este tipo de análisis sirve para colocar puntos en dependencia de la cercanía de los valores y superpone las imágenes de los países para que sepamos qué tan parecidas son las medidas analizadas.

En el caso del radar de esta herramienta muestra los test realizados por millón de habitantes, los casos por millón de habitantes, y los porcentajes de test positivos, recuperados y fallecidos así como también los valores del Oxford Strigency Index.

Este índice recopila sistemáticamente información sobre la respuesta de los gobiernos y contabiliza qué medidas han ido tomando estos y en qué momento, de manera que ayuda a comprender la solidez de las medidas tomadas por los decisores, actualmente Cuba ha sido premiada con una evaluación de 100 puntos, el máximo.

Al comparar a la nación caribeña con países con curvas similares por el momento, así como con otros que han mejorado su curva y, finalmente con aquellos que necesitan medidas más rigurosas y ayuda.

Comparando Cuba con Costa Rica, por ejemplo, ambos países muestran figuras similares, con porcientos de recuperados altos y pocos fallecidos, además de cifras similares de casos por millón de habitantes, si bien Cuba tiene un Índice de Oxford más alto y ha realizado un mayor número de pruebas.

Por otra parte, si la comparación se hace con Bélgica, una nación que los expertos en curvas han evaluado como próximo a superar la crisis, las imágenes no son para nada similares.

Bélgica tiene un número alto en el porciento de fallecidos, así como casos por millón de habitantes y cantidad de pruebas realizadas, mientras que nuestro país ostenta datos mucho mejores en cuanto a porciento de recuperados y la toma de medidas gubernamentales.

Por último, si comparamos a la Isla con aquellos países que aún tienen por delante una crisis que manejar y cuyos casos siguen creciendo exponencialmente, nos damos cuenta de que la comparación en el radar muestra dos imágenes totalmente opuestas.

El ejemplo más significativo podríamos obtenerlo con los Estados Unidos, donde la crisis no ha sido manejada correctamente, por lo que el Índice de Oxford lo sitúa entre las naciones que aún no han tomado todas las medidas y las que han ejecutado no tienen la fuerza suficiente para frenar la pandemia.

También los casos por millón de habitantes son preocupantes, y el porciento de recuperados es bajo, a la vez que la cifra de fallecidos es alta, si bien parece menos significativa por la gran población de la nación norteamericana.

Los datos pueden, una vez más, ayudarnos a ver con claridad qué es lo correcto en el manejo de una crisis, no en vano los expertos de Cuba y del mundo suman esfuerzos para combatir la situación inesperada. (ACN).


ACN

 
ACN