0
Publicado el 22 Mayo, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Instituto Pedro Kourí: puntal en la lucha contra la COVID-19 en Cuba

La labor del centro se mide también por las actividades de preparación, no solo de la institución, sino de otras junto al Ministerio de Salud Pública para lo cual se cuenta con antecedentes como la lucha contra el dengue, aunque nunca ha habido nada al nivel del nuevo coronavirus
Instituto Pedro Kourí: puntal en la lucha contra la COVID-19 en Cuba.

Foto: YASSET LLERENA ALFONSO

Por KARLA CASTILLO MORET

Manuel Romero Placeres, director general del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), destacó hoy la labor de esa institución en el enfrentamiento a la COVID-19 y la preparación del personal en médico en Cuba para combatir esta pandemia.

Durante la Mesa Redonda de hoy el directivo señaló que el IPK cumple con funciones claras de atención médica, diagnóstico, docencia e investigación desde el inicio del nuevo coronavirus.

La labor del centro se mide también por las actividades de preparación, no solo de la institución, sino de otras junto al Ministerio de Salud Pública para lo cual se cuenta con antecedentes como la lucha contra el dengue, aunque nunca ha habido nada al nivel del nuevo coronavirus.

El especialista explicó que se comenzó atendiendo a los pacientes iniciales y en la vigilancia de los arribados al país con sospecha de la enfermedad de acuerdo a síntomas y países de procedencia.

En total, según datos compartidos por Romero durante su intervención en el programa, en cuanto a la atención médica de pacientes, en el IPK se vieron mil 262 casos, 683 ingresos, con 92 casos de COVID-19, 88 recuperados y cinco fallecidos.

La capacitación la han extendido hasta alcanzar la cifra de siete mil 033 personas y en sus laboratorios se han analizado 42 mil 332 muestras de diagnóstico y referencia.

Resaltó el trabajo de los jóvenes que aún preparándose en temas de la virología han sido los artífices fundamentales del enfrentamiento al SARS Cov-2, dirigidos por personas cabeceras en el país dentro de ese campo; y también se refirió a la dicha que significa para el centro no tener profesionales infectados.

Para poder enfrentar la tarea, el IPK tuvo que recibir personal de La Habana y otras provincias; se hicieron tres grupos de trabajo en cada área: atención médica y laboratorios; ocho salas del hospital están cerradas para trabajar la enfermedad, detalló.

Todo este trabajo que hemos desarrollado se ha llevado a partir de indicaciones del grupo temporal que trajo la creación del grupo de ciencias, donde participamos y con ello, en el comité de innovación, que se fortaleció con los proyectos de investigación a partir de los protocolos nacionales de atención a pacientes y experiencias, agregó.

Investiga protocolos de tratamiento a la COVID-19

La institución desarrolla alrededor de 20 proyectos de investigaciones  que pueden generar un impacto dentro de la toma de decisiones en el desarrollo de la ciencia cubana referidos a los protocolos de tratamiento a la COVID-19.

La institución fue pionera en la utilización de los distintos tratamientos desarrollados por la industria biofarmacéutica cubana, destacó Romero Placeres, al compartir detalles sobre los aspectos investigativos en que ha participado el centro.

Comentó que fueron encargados de llevar un comité de ética para las investigaciones realizadas en el país con relación a la actual pandemia provocada por el nuevo coronavirus.

La pandemia ha generado un estrecho trabajo entre las instituciones de salud y Biocubafarma en aras de lograr los análisis y evaluaciones de productos, argumentó.

Agregó que el IPK ha hecho evaluaciones de kits diagnósticos; sobre todo con el desarrollo de protocolos para la transportación por todo el país, después de la restricción de movilidad en los territorios, para lo cual han enviado test rápidos y reactivos, apoyados por instituciones del  transporte.

Los expertos de la institución han podido identificar factores de posible agravación a través de los síntomas, o valores en leucogramas y Rayos X, lo que les permitió determinar casos que podrían evolucionar hacia la gravedad; así decidieron que hay elementos clínicos y de laboratorios que pueden ser predictorios de la severidad de los casos.

Desde el inicio hay involucrado grupos de expertos para ver cuáles eran los mejores protocolos de actuación en cuanto a la atención médica en esta enfermedad que es nueva, detalló Romero.

Según narró, el IPK posee logros científicos, como la primera fotografía del virus en un paciente cubano; la caracterización molecular del SARS CoV 2 y la cinética del mismo en otros fluidos del organismo, estudiando toda la patogenia en los pacientes.

Vamos a poder lograr tener biomarcadores inmunológicos asociados a la enfermedad y patrones de respuesta inmune vinculados a la protección y evolución, así como la influencia de la genética y epigenética de factores ambientales relacionados a la COVID-19, agregó el director del IPK.

Cuando bajen los casos podremos dedicarnos más a la investigación, no se ha parado, pero si se ha ralentizado, dijo, y comunicó que el IPK está enfrascado actualmente en el estudio de los pacientes con PCR positivo después de los 14 días. (ACN).


ACN

 
ACN