0
Publicado el 18 Mayo, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Las condiciones actuales demandan potenciar el comercio electrónico

Las condiciones actuales demandan potenciar el comercio electrónico.

Foto: cubadebate.cu

Por MANUEL ASSEFF BLANCO

Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios de Cuba, resaltó hoy que es de vital importancia ante la COVID-19 potenciar el comercio electrónico en el país, para así facilitar a los contribuyentes el pago y otras gestiones inherentes a su labor.

Durante su comparecencia en el programa radiotelevisivo de la Mesa Redonda, Bolaños expresó que dentro de las medidas tributarias han tratado de potenciar que las consultas y los pagos puedan hacerse por la vía electrónica, aun cuando estuvieran aplazadas las obligaciones.

Destacó como elemento positivo que mediante la aplicación Transfermóvil, entre marzo y abril han incrementado los pagos electrónicos un 20%, a pesar de estar aplazados.

Ahí podemos hablar -dijo- de más de 21 mil contribuyentes que aportaron en mes y medio unos seis millones de pesos, por lo que seguimos trabajando para ampliar las plataformas electrónicas sobre la cual puedan hacer pagos y presentar las declaraciones juradas, afirmó.

Agregó que ese comercio electrónico libera de trámites y de burocracias innecesarias, además de que permite contar con mayor rapidez de flujo financiero en el presupuesto, de ahí que en el Ministerio de Finanzas y Precios insisten en la importancia de potenciarlo, añadió.

A su vez, la titular subrayó que esa vía se incluye entre las facilidades a los contribuyentes para que no tengan que acudir a las oficinas bancarias y tributarias, en momentos en los que se aboga por el aislamiento social y el distanciamiento físico.

En otro momento de su intervención señaló que estamos en medio de un proceso de ajuste del plan y presupuesto de 2020, donde bajo el principio de equidad y redistribución se ha llamado a los sectores a racionalizar el gasto; mientras ratificó que desde el presupuesto se respalda todas las tareas que en el orden económico y social el país emprende.

Añadió que hoy la prioridad es salvar vidas ante la contingencia sanitaria de la COVID-19, de ahí que en el orden financiero, contable y tributario, se han adoptado más de 35 medidas.

También se refirió la necesidad de ir a la racionalidad y el ahorro de los recursos que nos permita dar las garantías en las prioridades de los servicios básicos a la población.

En ese entorno -dijo- se aprobó un presupuesto en este año 2020 donde el sector de la salud sigue siendo el que estructuralmente cuenta con los mayores recursos para el respaldo a los programas, desde la salud primaria hasta los diferentes proyectos, precisó.

Explicó que en estos dos meses anteriores ha habido una reorientación a partir de los ajustes en los presupuestos de todas las entidades y unidades presupuestadas, para priorizar los gastos generados por la pandemia en la isla.

Tenemos el beneficio y la conquista de que en Cuba la salud es gratuita y todos contamos con los mismos derechos, desde el diagnostico hasta cada uno de los tratamientos, pero eso implica un enorme gasto para la nación, tanto en moneda libremente convertible como también desde el presupuesto del Estado, enfatizó.

Bolaños destacó que una de las prioridades actuales es el pago a tiempo a los productores, debido a que asumen una tarea vital como es la producción de alimentos para el pueblo, de ahí que priorizamos el respaldo y la financiación a los principales sectores productivos, como es el agroalimentario, acotó.

La ministra de Finanzas y Precios mencionó que hay garantías salariales para los trabajadores, por ejemplo los del sector artístico, y para quienes pertenecen a las empresas del turismo que no han podido ingresar lo esperado a causa de los efectos negativos generados por el nuevo coronavirus, subrayó.

A ese grupo se suman los trabajadores interruptos que por diversos motivos no se han incorporado a otras labores, refirió.

También resaltó que se estableció un servicio en línea para consultas y dudas que ha atendido a unos 15 mil contribuyentes, y en el mismo ellos preguntan cómo hacer un trámite o abordan las solicitudes de aplazamiento, entre muchos otros asuntos de importancia, afirmó.

Igualmente informó que se han impuesto más de cinco mil multas por contravenciones y varios delitos -como la adulteración de precios y el acaparamiento-, y de ellas superan las cuatro mil 200 multas ya cobradas.

Agregó que estamos en un momento de grandes desafíos, por lo que el sistema financiero y el presupuesto del Estado han venido respaldando cada una de las medidas del país, como una muestra más del carácter eminentemente social y humanista que tiene el presupuesto de la nación cubana.

Asimismo, explicó que el sistema del Ministerio de Finanzas y Precios ha potenciado el teletrabajo, con más del 50 por ciento de sus trabajadores acogidos a esa modalidad, como una medida de protección ante la COVID-19.

Casi al finalizar, Bolaños aseguró estar convencida de que cuando Cuba transite hacia la recuperación contarán con el compromiso de los contribuyentes, que han acogido muy bien las medidas orientadas; en tanto volvió a insistir en que se siga ahorrando todo lo que sea posible porque no es un momento de excesos, concluyó. (ACN).


ACN

 
ACN