0
Publicado el 21 Mayo, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

DERECHO EN CUBA

Presentan valiosa guía de orientación jurídica.

Para que todo el mundo acceda al zumo de lo legalmente establecido desde el punto de vista laboral, salarial y de seguridad social, en medio de la compleja situación creada por el nuevo coronavirus

Presentan valiosa guía de orientación jurídica.PASTOR BATISTA VALDÉS

Fotos Autor y cortesía del Proyecto

Una valiosa guía de orientación jurídica para el enfrentamiento a la Covid-19 en materia de derecho laboral, ha sido elaborada por profesores de la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez y especialistas de la Empresa Provincial de Servicios Legales, encabezados por la Doctora Idarmis Knight Soto.

El documento, fruto de un  proyecto de sistematización de conocimientos jurídicos para el asesoramiento legal, en el contexto del vínculo universidad-empresa, tiene como propósito ofrecer información a la población, a trabajadores y directivos, sobre la base de las preguntas más frecuentes formuladas al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), y las correspondientes respuestas.

El texto se sustenta en Resoluciones como las 148, 149 y 150 del Ministerio de Finanzas y Precios; las 82 y 128 del Ministerio de Salud Pública, la 48 de Educación Superior, las 49 y 55 del Banco Central de Cuba, la 109 del Ministerio de la Construcción y la que de forma conjunta emitieron Salud Pública y el Comercio Interior, todas del año 2020, así como las indicaciones emitidas por el MTSS.

Además de presenta alrededor de una veintena de medidas, con sus incisos, de tipo laboral, salarial y de seguridad social, la compilación esclarece asuntos tan importantes como el trabajo a distancia y el teletrabajo, amparados por cierto en la Ley No 116 Código de Trabajo del año 2013; las razones para no mantener laborando a trabajadores adultos mayores en condiciones de fragilidad, el cambio de labor hacia otras actividades, el subsidio por enfermedad, la extensión de licencias a quienes permanezcan en el exterior por restricción de viajes o el tratamiento salarial a madres y padres con niños a quienes se les ha suspendido la escuela.

Presentan valiosa guía de orientación jurídica.

La guía puede ser de gran valor para todos los ciudadanos.

De amplio interés social y no siempre de dominio, en el documento también encuentran espacio asuntos relacionados con la concesión de prestaciones monetarias temporales de asistencia social (antes por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, ahora por las direcciones municipales) para proteger a núcleos familiares donde se compruebe la insuficiencia de ingresos, así como la atención diferenciada a los casos más vulnerables, sobre todo a personas con discapacidad o de avanzada edad que viven solas.

A ello se unen otras interrogantes no menos curiosas como la concertación de contratos de trabajo a tiempo parcial, el tratamiento ante paralización de actividades laborales, si se acumulan vacaciones y si hay liquidación de ellas en caso de interrupción de labores, cómo proceder con el trabajador que no acepta la reubicación, con los pluriempleados interruptos o con quienes están a prueba. Y se incluyen, además, elementos en torno al trabajo por cuenta propia, el arrendamiento y actividades que fluyen de forma ambulatoria.

Complementa la información un glosario de términos reconocidos en el Reglamento Sanitario Internacional, que aportan mayor claridad y comprensión acerca de esos asuntos.

El objetivo es que todas las personas interesadas puedan acceder a la Guía y a un Observatorio Jurídico con las normas establecidas para la actual situación de emergencia sanitaria, en cuya confección intervino también la MsC Marla Iris Delgado Knight. Ambos documentos deben aparecer en las próximas horas en sitios como el Portal del Ciudadano Avileño, espacio de amplia y permanente interacción con lectores residentes dentro del territorio nacional y en el exterior.

Animado por el valor práctico de la Guía, el Profesor Manuel Calviño afirmó al escribir a modo de prólogo: “La confianza es más confianza cuando se hace acompañar del conocimiento. El saber es el constructor de la confianza jurídica argumentada, de la seguridad jurídica… porque hacer con conocimiento es cualitativamente un mejor hacer”.

Y en una suerte de diálogo con el ciudadano, Calviño le reitera su admiración hacia la doctora avileña, “quien piensa en ti para que puedas pensar por ti mismo, para que no quedes a expensa del saber de otros, de la mirada y del empeño de otros… para que puedas actuar desde tu propio saber”.


Pastor Batista

 
Pastor Batista