0
Publicado el 25 Junio, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

LAS TUNAS

Momento de “ordeñar” bien la tierra

Tras haber aportado unas 1 500 toneladas de alimentos que no figuraban en los registros iniciales de contratación, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños continúa buscando niveles superiores entre quienes tienen el deber moral de sacarles más provecho a las tierras en su poder
Momento de “ordeñar” bien la tierra

La ANAP insiste en aprovechar al máximo cada palmo de tierra y el uso de la tracción animal.

Texto y foto PASTOR BATISTA VALDÉS

Desde que la dirección provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en Las Tunas decidió realizar “un pase” por fincas y áreas de sus productores sabía que, a la corta, esa alternativa daría un poco más del alimento que tanto necesita el país, en medio de la compleja situación que ha delineado la Covid-19.

Y, en efecto, el contacto, tú a tú con quienes laboran la tierra, arrojó unas 1 500 toneladas de productos no contratadas inicialmente, según explica Roberto Medrano Ledezma, presidente de la asociación campesina en el territorio.

Tal vez algunos lectores pudieran pensar, entonces, que los guajiros tuneros estaban “escondiendo la bola” en materia de aporte o de potencialidades. Pero no tiene por qué ser exactamente así. Demostrado está, en cualquier lugar de Cuba y a lo largo del tiempo, que cuando se habla claro con el campesino y se le convoca bien, aparece el extra.

Por ello, hasta los centros de aislamiento para la atención a sospechosos de la Covid-19, así como a hogares para ancianos y para embarazadas llegaron también más de 250 toneladas de alimentos, añade el propio Medrano.

La urgencia de asegurar producciones rápidas y estables marca énfasis en cultivos como el boniato, la calabaza, la yuca, las hortalizas y otros que no tienen por qué escasear tanto y mucho menos desaparecer de los anaqueles en placitas y mercados, como a veces sí ocurre.

Momento de “ordeñar” bien la tierra.

Año tras año la ANAP confecciona una canastilla así en cada municipio para el primer bebé que nazca el 17 de mayo.

Con situación un poco más favorable en cuanto a agua, municipios como Jobabo, Puerto Padre, Menéndez y Las Tunas buscan una mayor presencia en la siembra de frijol caupí, variedad que si bien no es la que más gusta entre consumidores puede atenuar baches y, sobre todo, ayudar a sustituir importaciones de granos.

En busca de más comida, la provincia ha instalado 160 sistemas de riego para dos y cuatro hectáreas, que, como es de suponer, deben repercutir de forma directa en los niveles productivos de las fincas campesinas donde se encuentran.

En estos momentos, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños tiene más de 11 000 poseedores de tierra y alrededor de 18 000 asociados a la organización.

La ANAP, sin embargo, no es solamente surco, siembra, azadón, cosecha y buey. Lo demuestran las 260 donaciones de sangre realizadas el pasado 17 de mayo, aportes para instituciones de salud y para médicos que integran el Contingente Internacionalista Henry Reeve, así como gestos igualmente sensibles con los familiares del doctor Assel Herrera Correa, secuestrado en Kenya desde abril de pasado año junto al cirujano villaclareño Landy Rodríguez.


Pastor Batista

 
Pastor Batista