0
Publicado el 24 Junio, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Redoblan esfuerzos trabajadores de recursos hidráulicos en la etapa recuperativa

En La Habana, si bien las lluvias han mejorado ostensiblemente los problemas de sequía, Vento y Ariguanabo están por debajo de la media; y de las cuatro fuentes fundamentales, el territorio habanero tiene tres en estado desfavorable
Redoblan esfuerzos trabajadores de recursos hidráulicos en la etapa recuperativa.

Foto: @radiorebeldecu

Por MANUEL ASSEFF BLANCO

Sin apenas descanso en tiempos de COVID-19, los trabajadores del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) redoblan esfuerzos en varias tareas de gran importancia, entre ellas la atención de los centros de aislamiento y los Consejos Populares que han estado en cuarentena.

Antonio Rodríguez, presidente del INRH, aseguró hoy durante su intervención en el programa radio-televisivo de la Mesa Redonda que otro de los temas atendidos por el sector en el periodo de enfrentamiento a la pandemia fue apoyar la producción de medicamentos y alimentos.

Agregó que de conjunto con el turismo y Gaviota hicieron varias acciones para garantizar el agua en los principales polos, que ya en breve comenzarán a recibir clientes.

Explicó que para cumplir con las prioridades las acciones fundamentales del Instituto estuvieron encaminadas a ajustar el plan de la economía, las inversiones y el mantenimiento, además de organizar grupos de trabajo en composición reducida visitando los lugares y las zonas de interés, precisó.

También se refirió a que extremaron las medidas higiénico-sanitarias para que no se afectaran los servicios a causa del contagio de los trabajadores con el nuevo coronavirus.

Al respecto, dijo que de los 37 mil 513 trabajadores que pertenecen al INRH, 25 dieron positivo a la enfermedad y 157 estuvieron aislados, aunque ya todos se encuentran listos para cumplir sus funciones, afirmó.

Relacionado con la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, señaló que exigirán el uso obligatorio del nasobuco; mientras en la segunda y tercera continuarán con la fiscalización de usarlo en salones de reuniones y en actividades productivas en las que se brinde servicios públicos, aseveró.

Añadió que igualmente será sistemático el control de la temperatura de los trabajadores; así como mantener la desinfección de manos y superficies en aras de evitar contagios y establecer un control estricto con los trabajadores más expuestos a los riesgos, acotó.

Rodríguez enfatizó que en la primera fase se mantiene eliminado por el momento el cobro del servicio de agua, por lo que las personas están exoneradas de ese pago, salvo los que puedan realizarlo por vía electrónica o que paguen directamente a los lectores-cobradores, resaltó.

Ya en la segunda y tercera se reanudará el cobro en las oficinas comerciales y estableceremos plazos de pago para deudas atrasadas, en los casos que lo requieran y siempre dentro del año fiscal, puntualizó.

Asimismo habló de iniciar el perfeccionamiento de la modalidad laboral a distancia, a la que pueden acogerse más de 15 mil trabajadores en el INRH; en tanto 588 madres se benefician con la garantía salarial de cobrar el 60 por ciento de su salario por estar cuidando a sus hijos, aunque de ser posible podrían incorporarse al teletrabajo, afirmó.

En otro momento de su intervención expresó que en el mes de mayo llovió al 153 por ciento de la media, por lo que mejoró bastante la situación tan tensa de la sequía que existía hasta abril, y puso como ejemplo que solo dos provincias, Santiago de Cuba y Guantánamo quedaron por debajo de la media.

Con esa mejoría estamos a un 94 por ciento de la media hasta el cierre de mayo, lo que unido al 65 por ciento de junio ha resultado favorable para nosotros, abundó, aunque en el actual mes ha llovido más para el occidente del país y menos para el centro y oriente, confirmó.

Agregó que en la actualidad se acumula en los embalses el 53 por ciento del agua, es decir 224 millones de metros cúbicos menos de lo que debíamos tener, pero no cabe dudas que la recuperación ha sido importante y se ha logrado garantizar hasta el cierre de mayo el balance de agua comprometido con todos los Organismos de la Administración Central del Estado, señaló.

Destacó que de las 101 principales cuencas subterráneas hay nueve en descenso, 20 estables y 72 en ascenso, lo que evidencia otra mejoría notable.

El presidente del INRH declaró que hasta el momento unas 500 mil personas se abastecen de agua mediante el uso de pipas; en tanto 113 mil habitantes están afectados con ciclos de abasto de agua superiores a los 10 días y una cifra superior a 100 mil las reciben a los siete días, añadió.

Igualmente resaltó que en el saneamiento llegaron a tener 24 mil fosas pendientes y han bajado a 10 mil, y en cuanto a los salideros han seguido disminuyendo y se han incorporado 14 obras nuevas, dentro de ellas cuatro en el municipio de Diez de Octubre, en La Habana.

Precisamente en referencia a la capital, dijo que si bien las lluvias han mejorado ostensiblemente los problemas de sequía, Vento y Ariguanabo están por debajo de la media; y de las cuatro fuentes fundamentales, el territorio habanero tiene tres en estado desfavorable, expresó.

Rodríguez aseguró que se ha trabajado de manera intensa para garantizar el suministro del vital líquido en la nación, sin descuidar las instituciones de la salud y los diferentes centros de aislamiento que se encuentran en batalla permanente contra la COVID-19, informó.

Por último afirmó que en el INRH seguirán concentrados en obras que han permitido dar valor de uso a instalaciones y disminuir los efectos de la sequía, con marcada incidencia en La Habana, Santiago de Cuba y Guantánamo, provincias a las que prestarán mayor atención dada su situación actual, concluyó. (ACN).


ACN

 
ACN