1
Publicado el 16 Julio, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Anuncia Díaz-Canel plan de medidas para fortalecer la economía

En sesión extraordinaria del Consejo de Ministros, en esta jornada, el mandatario subrayó que la estrategia se enfoca en el impulso económico y social del país luego de superar el impacto de la pandemia.

Foto: Estudios Revolución.

Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República, afirmó hoy que se ha aprobado un sistema de medidas dirigidas a fortalecernos y desarrollarnos, de mejorar en condiciones de crisis, todo ello en medio del recrudecimiento del bloqueo, de amenazas y campañas de los enemigos de la Revolución en su intento por derrocarla.

Sus palabras, pronunciadas este jueves en la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros y transmitidas en la mesa redonda informativa, sirvieron para explicar el alcance de esa Estrategia Económica y Social aprobada por el gobierno, dirigida a impulsar la economía y enfrentar la crisis mundial generada por la pandemia, además de que esclarecieron dudas y rumores que cuestionan los esfuerzos y realizaciones de la nación en medio de un adverso contexto.

Estamos actuando en medio de un mundo con una situación desafiante y la vamos a enfrentar con la convicción que no podemos hacer lo mismo en un grupo de aspectos de nuestra vida económica, que no está dando los resultados esperados, manifestó Díaz-Canel.

Dijo que para el diseño de la referida estrategia, que será explicada a la población en varias mesas redondas desde hoy, se partió de los documentos rectores del desarrollo económico-social del país con vistas a enfrentar a la COVID-19 -que va dando resultados-, un Plan Nacional de Desarrollo y una estrategia de fortalecimiento de la economía, que vamos a implementar de inmediato.

Tras señalar que en su concepción se tuvieron en cuenta todas las propuestas y criterios en diferentes ámbitos, incluidos los de la población, recordó que a nivel global es profunda la crisis por el impacto de la COVID-19, el ejercicio abusivo de la hegemonía mundial y a su vez el fracaso de políticas neoliberales.

Denunció el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la escalada de agresiones y amenazas contra la nación caribeña y Venezuela.

En esta etapa se incrementa la persecución financiera contra Cuba, las acciones orientadas a desprestigiar a dirigentes, el recorte de envío de remesas, la aplicación de sanciones que tienen negocios en el país, intentos de promover estallido social y posiciones políticas opositoras contra nuestras instituciones, manifestó el mandatario ante el Consejo de Ministros.

Subrayó que hay mucho dinero corriendo para la subversión en el país y el apoyo de laboratorios de pensamiento, y alertó sobre la necesidad de perfeccionar el trabajo.

La mejor manera de comunicar es hacer las cosas bien y Cuba tiene capital humano e instituciones para hacerlo, expresó y llamó a aprovechar todas las potencialidades en el proceso de comunicación sin burocratizarlo.

Respecto a la especulación sobre determinadas medidas económicas dijo que han comenzado a manipularlas, tratan de ridiculizarlas y nunca denuncian la verdadera causa de esto que es el bloqueo, afirmó.

En tal sentido el Presidente desmintió que se cerrarán todas las tiendas en CUC y se dolarizará la economía cubana; por el contrario, se ampliarán la gama de productos en venta y se insertarán otros actores económicos, señaló.

Recalcó que hay una situación compleja desde mediados del año pasado no solo en Cuba sino en el mundo y se han sorteado todas esas situaciones, por lo cual advirtió que en los momentos complejos hay que sacar los argumentos y las fortalezas de la Revolución.

Se ha aprobado un sistema de medidas que se explicará a la población, las cuales tienen el propósito de fortalecernos y desarrollarnos, de mejorar en condiciones de crisis, y en medio de eso se va garantizar el acceso a toda la población de alimentos extras en los meses de julio y agosto.

Díaz-Canel manifestó que hay desabastecimiento, pero reiteró que una de las causas es el bloqueo, la persecución financiera, la presión sobre los proveedores.

Es cierto que con algunas de estas medidas se corren riesgo, dijo y habló de enfrentar los revendedores, los casos de corrupción y el mercado ilícito de divisas; pero nos toca responder, explicar, argumentar y aplicar todo cuanto aporte, escuchar la crítica responsable.

Dijo que el pueblo sabe distinguir lo legítimo de lo falso cuando participa activamente en lo que hacemos, cuando toca defender a la nación en la difícil situación imperante agravada por la persecución imperial.

Subrayó que en los últimos meses hemos enfrentado intentos de impedir llegada de combustibles, sanciones que han mermado ingresos en divisas en medio de la pandemia.

Se evitaron apagones, hubo incremento salarial, vitalidad de producciones, inversiones, medidas para proteger a toda la población de los impactos de la COVID-19, controlamos la pandemia y no falleció ningún niño ni personal de la salud ni colapsó nuestro sistema, nuestros protocolos médicos salvaron más vidas, se potenció la unión con el sector científico y apoyamos a decena de países con nuestras brigadas, enumeró el Presidente de la República.

Destacó que con esa satisfacción ahora vamos a enfrentar acciones para reimpulsar nuestra economía; por lo que hoy se presenta la estrategia para desarrollarla con agresividad, intensidad e innovación.

Reiteró que se trata de retomar lo aprobado en los Congresos del Partido y eliminar las trabas, aunque el peor riesgo estaría en no transformar y es obligado evaluar constantemente el impacto para evitar distorsiones, en tanto las transformaciones se implementarán gradualmente.

Nos toca aprender a vivir con menos importaciones y más exportaciones, potenciando sistemas productivos locales, la industria nacional, subrayó el jefe del Estado cubano y afirmó que estamos convencidos y decididos a aplicar todo lo que está en la estrategia.

Anunció que hoy se inicia una serie de mesas redondas para la explicación al pueblo y contactos con todas las estructuras de gobierno, mientras en octubre estaríamos discutiendo los primeros resultados de la aplicación de esta estrategia.

Diaz-Canel informó que la secuencia comenzaría por la producción de alimentos, la soberanía alimentaria que lleva una transformación en todo el sistema de la agricultura desde la producción hasta la comercialización.

Vamos a insistir, dijo, en el reordenamiento del comercio interior, fortalecimiento de la empresa estatal socialista, la transformación del entorno monetario de la inversión extranjera, participación de la industria nacional como principal proveedor, diversificación de los actores que puedan exportar, ampliación del TCP, eliminación del gravamen al dólar, diseño de incentivos para los exportadores, mercado de deuda pública y en medio de todo eso continuar trabajando e implementar la tarea de unificación cambiaria y cambiaria.

Esta estrategia hay que pensarla como suma de objetivos a conseguir para implementar políticas aprobadas, derrotar el bloqueo, aplicar ciencia e innovación a todos los procesos productivos y dinámicas sociales, expresó ante el Consejo de Ministros.

Dijo que Cuba vuelve a ser retada por un contexto mundial y una agresiva política imperial pero contamos con historia inspiradora para enfrentarnos a la pelea, y acto seguido recordó el concepto de Revolución de Fidel hace 20 años, que devino pieza oratoria que se convertiría en su testamento político.

Fuerza Cuba seguiremos viviendo, resistiendo e impulsando la economía, concluyó sus palabras el Presidente de la República. (ACN)


ACN

 
ACN