0
Publicado el 25 Julio, 2020 por Irene Izquierdo en Nacionales
 
 

El 26 la víspera (+ fotos)

Siempre es 26, dice el título de un poema canción; pero más que eso, es la esencia de los que aman y construyen cada día esta sociedad, la nuestra: con imperfecciones –muchas, por cierto-, pero con una cantidad tan grande de logros, que a fuerza de cotidianos, apenas los vemos

El 26 la vísperaPor IRENE IZQUIERDO

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Que no esté previsto celebrar un acto multitudinario en una provincia ganadora de la sede por el aniversario 67 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes; que los territorios no movilicen a decenas de miles de personas hacia las grandes plazas o cabeceras municipales; que no se observe el trasiego tradicional de sillas, banderas podios, pancartas; que no veamos coros ensayando…, no significa que no haya celebración.

Por el contrario, festejos hay en todos los confines del país, por lo que el 26 significó para las generaciones de ayer, por su trascendencia para los hombres, mujeres y niños de hoy, y por la herencia que deja para los que hoy labran su futuro.

Siempre es 26, dice el título de un poema canción; pero más que eso, es la esencia de los que aman y construyen cada día esta sociedad, la nuestra: con imperfecciones –muchas, por cierto-, pero con una cantidad tan grande de logros, que a fuerza de cotidianos, apenas los vemos.

Ahí está el más grande  ejemplo en muchos años de Revolución: los meses de batalla a brazo partido contra el coronavirus SARS CoV-2, al costo de cuantiosos recursos materiales y humanos, y especialmente las horas de desvelos, en busca de los mejores y más efectivos tratamientos, una suerte de pacto o complicidad entre los saberes y los sabios, en función de un sentimiento tan noble como preservar la vida.

Que no esté previsto celebrar un acto multitudinario en una provincia ganadora, no niega lo andado hasta aquí. Porque el coronavirus nos ha cambiado bruscamente la vida, pero no la esencia, y se ajustan las celebraciones a las circunstancias.

Ya habrá tiempo de hacer cosas inolvidables. Así lo hemos reflexionado durante los días de confinamiento, cuando hemos tenido tiempo para valorar: ¿qué habría sido de Cuba durante la pandemia, si no hubiera existido un 26?

En estos días se ha trabajado fuerte para engalanar edificios, centros de trabajo, plazas y parques, por motivo de la celebración del 26 de Julio. Aquí algunas muestras.

 


Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo