0
Publicado el 1 Julio, 2020 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Investigan en Cuba sobre la genética y su implicación en la COVID-19

Investigan en Cuba sobre la genética y su implicación en la COVID-19

foto: ACN

Científicos cubanos investigan las implicaciones de la genética y su incidencia en los síntomas más severos de la COVID-19, tomando como referencia a pacientes que padecieron la enfermedad y ya se encuentran de alta epidemiológica.

El proyecto investigativo contempla estudios clínico-epidemiológicos, de laboratorio, básicamente hematológicos, inmunológicos y del ADN, explicó Beatriz Marcheco, directora del Centro Nacional de Genética Médica.

La investigación, que se encuentra en fase inicial de desarrollo, comenzó en su etapa clínica los días 2 y 3 de junio en la occidental provincia de Pinar del Río, y le siguieron los territorios de Cienfuegos y Las Tunas, así como el municipio de La Lisa, en La Habana.

Se busca conocer el grupo sanguíneo y factor de cada individuo y estudiar las subpoblaciones de linfocitos que participan en la respuesta inmune, utilizando la citometría de flujo y ensayos Elisa, dijo la especialista de Segundo Grado en Genética Clínica.

Marcheco señaló que el estudio ayudará a incrementar el conocimiento sobre la enfermedad y caracterizar todos los factores relacionados con su incidencia, letalidad y abordaje clínico, y terapéutico.

Agregó que, visto desde el plano individual, se puede identificar si un individuo es más vulnerable a padecer formas clínicas sintomáticas o graves, y de esa forma se pueden trazar estrategias para prevenir esa severidad con intervenciones terapéuticas más tempranas.

Según Marcheco, se acometen además investigaciones genético-moleculares para identificar las variantes genéticas presentes en los individuos y valorar en qué medida influyeron en el comportamiento clínico que tuvo la dolencia en cada paciente.

De manera adicional se incluye a un familiar de primer grado (madre, padre, hijo o hija, hermano o hermana) que convive con el positivo y estuvo expuesto a padecer la COVID-19 y, sin embargo, no presentó síntomas ni fue positivo por SARS-CoV-2.

Precisó que tras obtener el consentimiento del individuo, se entrevista clínicamente para conocer hábitos y estilos de vida, antecedentes de salud, personal y familiar, e información propia de la COVID-19, para confeccionar un árbol genealógico.

Se toma una muestra de sangre y se envía a los laboratorios del Centro Nacional de Genética Médica para identificar si la persona posee anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2, estudio en el que también participa el Centro de Inmunoensayo, puntualizó.

(fuente: ACN).


Redacción Digital

 
Redacción Digital