0
Publicado el 20 Agosto, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Aun con candidato vacunal, la disciplina se impone

Al intervenir en el programa televisivo Mesa Redonda, Yury Valdés Balbín, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas confirmó la certeza del inmunizador nacional para prevenir la infección del nuevo coronavirus, que tuvo en cuenta las experiencias de varias instituciones

Aun con candidato vacunal, disciplina y responsabilidad se imponenAun con candidato vacunal, la disciplina se impone.Por LINO LUBEN PÉREZ

El candidato vacunal cubano para prevenir la infección por el virus SARS-CoV-2 constituye una realidad, pero ahora la más importante vacuna es la disciplina individual y la responsabilidad en la sociedad.

Yury Valdés Balbín, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), argumentó que esa es la posición que debe adoptarse para contrarrestar los efectos de la pandemia en el país. Este jueves se caracterizó por una dispersión de los casos confirmados, sobre todo en la provincia de La Habana, aunque se reportan también en Artemisa y Pinar del Río.

Al intervenir en el programa televisivo Mesa Redonda,  confirmó la certeza del candidato vacunal para revenir la infección del nuevo coronavirus, que tuvo en cuenta las experiencias de un equipo de científicos del IFV en alianza con el Centro de Inmunología Molecular (CIM), la Universidad de La Habana y otras instituciones.

Recordó que los primeros pasos para la obtención de SOBERANA se basaron en proyectos del propio centro. Cuando los diseñaron en apenas 3 meses modificaron sus prioridades y aceleraron etapas antes de avanzar a la fase clínica, en la cual se validan.

Añadió que la estrategia de desarrollo del candidato vacunal nunca toma menos de 10 años. Si esta vacuna contra el coronavirus se obtiene dentro de una década, ya no hará falta.

Atribuyó importancia también a la existencia de plataformas tecnológicas, tanto en el IFV como en el Centro de Inmunología Molecular,  lo que abrevia el camino regulatorio para el desarrollo del candidato vacunal.

El IFV dispone de una plataforma de ciclo cerrado: realiza el ciclo completo (investigación–desarrollo– producción–comercialización y seguimiento postventa) para obtener productos destinados a solucionar problemas de salud de la población cubana y a nivel mundial.

Un ejemplo elocuente es que en 1989 la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual le entregó su Medalla de Oro por la vacuna contra el Meningococo del grupo B.

Solo unos años después, en 2015, el CIM la obtuvo por sus  Anticuerpos monoclonales antiCD6 para el tratamiento y diagnóstico de la psoriasis. (ACN).


ACN

 
ACN