2
Publicado el 4 Agosto, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

En marcha plan nacional de enfrentamiento a ilegalidades

A partir de que, como alertara el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, la epidemia no está superada, se reiteró la necesidad de, ante cualquier foco, aplicar las medidas establecidas. Por ello se reforzarán las de enfrentamiento a la COVID-19 en La Habana y Artemisa
En marcha plan nacional de enfrentamiento a ilegalidades

Foto: radiorebelde.cu

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

Un plan nacional de enfrentamiento a ilegalidades, delitos y hechos de corrupción está en marcha desde este lunes tres en toda Cuba, en aras de con el concurso del pueblo, de las organizaciones de masas y políticas, las instituciones armadas y el gobierno frenar esas manifestaciones resurgidas con fuerza a raíz de la batalla contra la epidemia.

Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de Cuba, al exponer hoy en la mesa redonda informativa la necesidad y trascendencia de esa operación, aprobada por la dirección del país y con el visto bueno del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido, señaló que a nivel nacional abarca 166 acciones propuestas por 11 instituciones y organizaciones.

Dijo que a nivel de territorio se identificaron dos mil 979 establecimientos comerciales, en los cuales se centran las violaciones, a ese nivel se elaboraron 361 planes de acción con cinco mil 196 acciones,  teniendo en cuenta las características de cada municipio, y se crearon tres mil 054 grupos de enfrentamiento abanderados  oficialmente e integrados por 22 mil 281 personas representantes de la sociedad.

Subrayó que en estos primeros dos días se ha constatado la favorable acogida que ha tenido en muchos lugares el plan de enfrentamiento, evidenciado en cómo de manera voluntaria algunas personas se han sumado en las colas a enfrentar a coleros, revendedores y acaparadores, además del reclamo popular de mantener,  ser sistemático en tan importante batalla.

Al presentar y ofrecer argumentos sobre la  nueva operación, el Primer Ministro dijo que se ha podido apreciar cómo hemos incrementado las acciones de enfrentamiento y la población conocerá además el resultado de las investigaciones.

Las ilegalidades toman diferentes formas, una de ellas es lo que está ocurriendo en las colas, las cuales existían incluso antes de la COVID-19 y es consecuencia del contexto actual, pero lo que no puede ocurrir es que se convierta en un elemento de riesgo o escenario de actividades económicas ilícitas, manifestó en presencia de otros dirigentes del Partido, gobierno y Estado cubanos.

Expresó que ha habido un enfrentamiento desde la Policía, el Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, pero desde el comienzo no se logró integrar a todas las fuerzas de la sociedad y por eso hasta cierto punto creció demasiado este fenómeno.

Marrero Cruz manifestó que asociados a los coleros están los acaparadores que se adueñan de estos espacios para actividades ilícitas, contratan personas, se ponen en contacto con trabajadores de los establecimientos, alquilan espacios para crear almacenes ocultos,  y luego venden en las redes sociales con total impunidad y precios excesivos.

También hay coleros que venden los turnos y sin hacer nada se enriquecen, dijo, además de precisar que  ocurren acciones de acaparamiento incluso a través de las tiendas virtuales y las tiendas en MLC para revender hasta el doble y el triple; aquí aparecen personas que anteriormente viajaban al extranjero compraban y revendían y ahora lo hacen en estos espacios, acotó.

Informó que más de mil 300 personas han sido enfrentadas por estas actividades ilícitas y se han aplicado muchas medidas, desde profilácticas hasta penales.

Priorizamos las medidas de persuasión y también multas pero 280 ciudadanos, por su reincidencia, han sido procesados penalmente.

Explicó  que como gobierno convocamos a todos los organismos y organizaciones para hacer caracterización de este fenómeno y conocer causas, condiciones y modus operandi.

A partir de eso 11 instituciones nacionales colaboraron para elaborar un plan de acciones cuyo propósito es incrementar el enfrentamiento a estas ilegalidades y también el tráfico ilegal de divisas,  señaló Marrero Cruz.

Estas medidas están estrictamente apegadas a la ley pero con el rigor y la constancia que lleva para arribar a resultados que demanda el pueblo, dijo y explicó que el plan fue debatido en el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros y fue evaluado como oportuno y positivo por el General de Ejército Raúl Castro.

Señaló al respecto que necesitaba mucha organización en la que debían participar todos los sectores que componen la sociedad, concretar acciones específicas, seleccionar y preparar al personal, incorporar a las FAR como apoyo al Minint y precisó la importancia de que en el centro de esta operación estuvieran los CDR, la FMC y la CTC.

Otras orientaciones del General de Ejército Raúl Castro fueron en un primer momento aconsejar, persuadir pero ante la falta de respeto actuar con energía: detener, perseguir y poner a disposición de los tribunales.

Se va actuar con apego a la ley y con el acompañamiento de la prensa, dijo  y sugirió que esta operación debe ser sostenible y debe evaluarse y perfeccionarse en el tiempo.

El plan de enfrentamiento fue aprobado el pasado viernes en el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Reforzarán medidas de enfrentamiento a la COVID-19 en La Habana y Artemisa

Marrero Cruz informó que el grupo temporal de trabajo se reunió hoy e hizo un análisis profundo con todas las partes involucradas. Conversamos con Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Matanzas y La Habana y hay consenso, a partir de los riesgos, de tomar un grupo de acciones importantes en reducción de la comunicación vía transporte entre las provincias, sobre todo con la capital, tanto de ida como de regreso, anunció.

Comentó la situación de Matanzas, que cuenta con comunicación con el resto del país a partir de ferrocarril y ómnibus nacionales, y a pesar de que está cerrada con

La Habana, los ciudadanos de la capital se trasladan hacia esa ciudad, lo cual constituye un riesgo.

Se estudiaba poner el catamarán de la Isla de la Juventud hacia Batabanó, pero no se hará de momento, dijo.

En el caso del resto de las provincias aclaró que los casos que han aparecido son importados, por lo que se ha tomado la decisión de que los pasajeros de cualquier vuelo humanitario, se quedaran aislados en La Habana para evitar fisuras.

Marrero Cruz recordó que desde un inicio se conocía que la capital sería la cola de la pandemia y la batalla más difícil, y la vida lo confirma, por eso ha permanecido tantos días en fase uno.

A decir del Primer Ministro su condición de capital le otorga esta complejidad, fenómeno que sucede en el mundo de igual manera.

La Habana es la provincia más poblada del país, no solo por los residentes, sino también los ciudadanos ambulatorios, además de las indisciplinas y situaciones que han provocado nuevos casos, afirmó.
Hizo referencia a la situación de Mayabeque, donde ocurrió un evento puntual, pero se trabajó bien y la provincia está hoy en una situación favorable.

En el caso de Artemisa, aludió a la situación en Bauta, lo que calificó como un ejemplo de las indisciplinas, que al día de hoy ya suma 87 casos vinculados.

Comentó que la semana pasada tuvieron un encuentro con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, quien alertó que la epidemia no está superada y llamó a la necesidad de ante cualquier foco aplicar las medidas establecidas. (ACN).


ACN

 
ACN