0
Publicado el 5 Septiembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Tributo de Raúl y Díaz-Canel a los mártires del 5 de Septiembre

También un saludo caluroso enviado por el comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera, quien estuvo al frente del alzamiento hace 63 años, llegó a los cienfuegueros, quienes en composición reducida, como medida ante la COVID-19, participaron en la conmemoración
Tributo a los mártires del 5 de septiembre en Cienfuegos

Foto: MODESTO GUTIÉRREZ CABO/ACN

Por ONELIA CHAVECO

Ofrendas florales a nombre del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República, y del pueblo cienfueguero, encabezaron el tributo a los mártires del Levantamiento Armado Popular del 5 de septiembre de 1957, en esta ciudad.

También un saludo caluroso enviado por el comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera, quien estuvo al frente del alzamiento hace 63 años, llegó a los cienfuegueros, quienes en composición reducida, como medida ante la COVID-19, participaron en el homenaje.

Desde el amanecer se efectuaron matutinos especiales y actos en los principales escenarios de aquella sublevación, entre estos el Museo Naval de Cayo Loco,  antigua base de la Marina de Guerra y primer sitio tomado por los  jóvenes del Movimiento 26 de Julio, a cuya acción se sumó un grupo de sargentos y oficiales miembros del cuerpo armado del Ejército de Batista, que se inclinaron por la causa revolucionaria.

También, en el Ayuntamiento, hoy  sede del Gobierno Provincial, rememoraron las acciones del  memorable día de septiembre, y rindieron tributo a aquellos jóvenes, vilmente asesinados tras concluir los combates del levantamiento.

Félix Duartes Ortega, miembro del Comité Central del PCC y primer secretario en la provincia,  presidió el tradicional acto en el parque José Martí, frente al colegio San Lorenzo,  donde aquel 5 de Septiembre se protagonizaron los más encarnizados combates.

Estuvieron presentes en la cita el Héroe de la República de Cuba, Ramón Labañino Salazar, vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores, combatientes y familiares de los caídos en el levantamiento armado,  integrantes de organizaciones de masas, estudiantes, trabajadores e integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el Ministerio del Interior (MININT)

En el solemne acto entregaron de forma oficial los carnés de acreditación a nuevos militantes que  nutren las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas y del PCC.

Además, otorgaron reconocimientos al periódico 5 de Septiembre y al telecentro Perlavisión por los 40 y 20 años  de  fundados,  respectivamente.

Por su entrega en la batalla por salvar vidas ante la pandemia del coronavirus, dentro y fuera del territorio nacional, también fueron congratulados profesionales de la salud, muchos de ellos integrantes del contingente Henry Reeve.

Asimismo, el agasajo llegó a los combatientes del MININT y las FAR, quienes garantizan la tranquilidad ciudadana y la protección del pueblo de forma permanente.

En el cementerio Tomás Acea, frente al mausoleo donde reposan los restos de los caídos ese día en combate, Yaliel Cobo Calvo, primer secretario del Comité Provincial  de la UJC en el territorio, habló en nombre de los jóvenes para patentizar el compromiso de continuar el apoyo a las batallas políticas e ideológicas, económicas, sociales y sanitarias que libra la nación.

Durante esta última jornada de homenaje reinauguran varias obras, entre las cuales destaca la biblioteca provincial Roberto García Valdés, que recibió una reparación general para devolverle su esplendor y funcionabilidad.

El Levantamiento Armado Popular  de Cienfuegos el 5 de septiembre de 1957, contra la tiranía de Fulgencio Batista, tuvo como fin conseguir armas y parque para abrir un nuevo frente de lucha en las montañas del centro del país, en apoyo a las batallas del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Aunque no se lograron los objetivos, la insurrección mostró la falsedad de la unión monolítica del Ejercito Batistiano, pues muchos de sus miembros abrazaban la causa revolucionaria, tal fue el caso del alférez de fragata José Dionisio San Román Toledo, involucrado con el Movimiento 26 de Julio en la organización del levantamiento,  quien fuera apresado y asesinado días después.

Y sobre todo, el alzamiento mostró las ansias libertarias del pueblo cubano,  expresadas por la población de Cienfuegos  que respaldó las acciones y muchos de sus hijos acudieron a buscar las armas y combatir junto al Movimiento 26 de Julio. (ACN).


ACN

 
ACN