0
Publicado el 18 Octubre, 2020 por María de las Nieves Galá León en Nacionales
 
 

Ante la COVID-19, nunca confiarse

Responsabilidad, sacrificio, entrega y disciplina han caracterizado la labor de los trabajadores de la empresa Taxis-Cuba durante la pandemia
COVID-19,nunca confiarse.

Braulio Trujillo García que la mayor prevención es cumplir con las medidas higiénico-sanitarias.

Por MARIA DE LAS NIEVES GALÁ

Foto: AGUSTÍN BORREGO TORRES

Braulio Trujillo García no siente pena cuando confiesa que durante los primeros días en que comenzó a trabajar en el traslado de personas sospechosas para centros de aislamiento sintió temor. Como muchos de sus compañeros pertenecientes a las agencias de Taxis-Cuba en el país, de inmediato dio su disposición para participar en la misión encomendada.

“En mi caso, estaba directamente vinculado con el aeropuerto internacional José Martí. Transportaba las tripulaciones de los aviones, tanto cuando llegaban de algún vuelo o cuando partían. También trasladábamos para centros de aislamiento a pasajeros que arribaban de otras naciones o los llevábamos para sus provincias, cuando concluían el período de cuarentena.

“A inicios, fue bastante difícil, era algo desconocido. Todavía me erizo. Pero después se me quitó el miedo. Cumplía rigurosamente con las medidas higiénico-sanitarias indicadas: el nasobuco puesto, empleando el hipoclorito, higienizando el vehículo, no hablando mucho; lo mío era manejar y hacerlo bien. Por la indumentaria que nos poníamos, parecíamos médicos o enfermeros.

COVID-19,nunca confiarse.

El trabajo en equipo ha sido fundamental.

“Ninguno de nosotros se contagió y fue por la disciplina que se mantuvo. Con la COVID-19 no se puede uno confiar, hay que ser precavido todo el tiempo. Esa es una lección que aprendimos muy bien”, afirmó.

Braulio es solo un ejemplo del actuar de los trabajadores de la empresa Taxis-Cuba. Ellos modificaron sus rutinas y se volcaron a cumplir con altruismo y entrega las misiones encomendadas por la máxima dirección del país durante la pandemia.

Han sido héroes de esta batalla librada por los cubanos: trasladaron muestras para los laboratorios a fin de comprobar la presencia del virus SARS-CoV-2, pacientes sospechosos de estar contagiados; atendieron urgencias del SIUM, llevaron desde los centros de aislamiento hacia sus hogares a personas curadas; participaron en el traslado de las brigadas Henry Reeve y, además, entregaron alimentos y compras a domicilio.

Un lugar especial en esta contienda lo han desempeñado especialistas, técnicos, mecánicos y otros que brindan el aseguramiento técnico y logístico. De eso dan fe, David Faez Offes y Víctor Caignet Duboys, quienes laboran como mecánicos desde 1989 en la Agencia No. 10. “El coeficiente de disponibilidad técnica se mantuvo alto. Siempre estuvimos aquí para resolver cualquier eventualidad”, afirmó David.

Alexander González Campos, comercial de la referida agencia, este período ha sido una oportunidad para demostrar el compromiso del colectivo con la Paria. “Hay trabajadores en condición de arrendados con sus carros particulares que se incorporaron y algunos, incluso, pidieron ir a prestar apoyo al SIUM.

COVID-19,nunca confiarse.

Durante la pandemia, la retaguardia estuvo asegurada.

“A veces me llegué a preguntar cómo puedes echar a andar algo y que sea eficiente. Tiene que existir sentido de pertenencia, hacerte idea de que ese medio es tuyo y todo hay que hacerlo bien. Aquí pensamos como país y se logró”.

Fueron estas razones multiplicadas para que la Central de Trabajadores de Cuba le otorgara a la empresa Taxis-Cuba, integrada al Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor (GEA), la Bandera de Proeza Laboral.

Las palabras de Fermín Umpierre Iraola, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transporte y Puertos, resumen el quehacer de ese colectivo: “Durante esta batalla ha existido responsabilidad, sacrificio, entrega y disciplina. Esa ha sido la ruta escogida por los integrantes de Taxis-Cuba. Han enarbolado valores como el altruismo, la solidaridad y valentía, típicos de una sociedad como la nuestra”.

COVID-19,nunca confiarse.

Los mecánicos garantizaron la disponibilidad técnica de los equipos.


María de las Nieves Galá León

 
María de las Nieves Galá León