0
Publicado el 13 Noviembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Portal Miranda presidió reunión de análisis de la COVID-19 en Santiago de Cuba

Luis Ricardo Manet Lahera, director provincial de Higiene y Epidemiología, expuso que, debido a la capacidad de diagnóstico del laboratorio de biología molecular, encargado de la determinación del SARS-Cov-2 en la región oriental, se priorizan los resultados de los viajeros internacionales, quienes constituyen la principal fuente de transmisión del patógeno
Presidió el titular de Salud Pública

Ante la situación epidemiológica que presenta, declararon en cuarentena al reparto de Luis Danne, en el Distrito Antonio Maceo. (Foto: MIGUEL RUBIERA JÚSTIZ/ACN).

Por BEATRIZ VAILLANT RODRÍGUEZ

José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, presidió hoy la reunión de actualización de COVID-19 en Santiago de Cuba, ante el aumento de los casos autóctonos de la enfermedad en la etapa de nueva normalidad pospandemia.

Hasta la fecha el territorio acumula nueve casos, en su mayoría contactos de viajeros confirmados con el nuevo coronavirus a su arribo al país mediante PCR en tiempo real, aunque debe incrementarse la oportunidad en su detección a fin de cortar la cadena de contagios en el menor tiempo posible, en tanto se trata de una patología de rápida propagación.

Luis Ricardo Manet Lahera, director provincial de Higiene y Epidemiología, expuso que, debido a la capacidad de diagnóstico del laboratorio de biología molecular, encargado de la determinación del SARS-Cov-2 en la región oriental, se priorizan los resultados de los viajeros internacionales, quienes constituyen la principal fuente de transmisión del patógeno.

En ese sentido, el titular de Salud Pública insistió en la identificación oportuna de los contactos directos de los casos positivos, los cuales deberán estudiarse de inmediato, porque ello permitirá conocer la amplitud del foco o evento según sea el caso, de ahí que esta resulte la mayor complicación en el cambio de los protocolos de la nueva normalidad.

Sobre el evento abierto desde ayer en la localidad de Altamira, perteneciente al policlínico 28 de Septiembre, se conoció la restricción de movilidad en tres manzanas donde se profundiza en la investigación epidemiológica y realizan exámenes de PCR a los pobladores, y en estos momentos solo tres de los confirmados evidencian síntomas de COVID-19.

Ante este complejo escenario, las autoridades del municipio cabecera expusieron algunas de las medidas adoptadas entre las que destacan la desinfección de las 107 viviendas ubicadas en esa área, la venta de hipoclorito de sodio a la población para el lavado de las manos, el expendio de productos alimenticios, el uso obligatorio del nasobuco y la organización de los servicios para atender a los grupos vulnerables.

También comentaron la implementación de estrategias comunicativas para elevar la percepción del riesgo en la comunidad y el reforzamiento de la inspección sanitaria de conjunto con el Ministerio del Interior para potenciar el cumplimiento de las disposiciones higiénico-sanitarias.

El riesgo de aparición de casos positivos, focos y eventos incrementa en la nueva normalidad, de ahí la importancia de intensificar el autocuidado y la disciplina ciudadana para evitar peores consecuencias, incluso, una transmisión de gran envergadura que implique retrocesos a fases anteriores, subrayó el ministro.

Por último, Portal Miranda exhortó a la participación activa y el trabajo mancomunado de las organizaciones sociales y de masas con el programa del médico y enfermera de la familia, en tanto recae en la atención primaria de salud la mayor responsabilidad en las pesquisas y la vigilancia epidemiológica.

José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, presidió hoy la reunión de actualización de COVID-19 en Santiago de Cuba, ante el aumento de los casos autóctonos de la enfermedad en la etapa de nueva normalidad pospandemia.

Hasta la fecha el territorio acumula nueve casos, en su mayoría contactos de viajeros confirmados con el nuevo coronavirus a su arribo al país mediante PCR en tiempo real, aunque debe incrementarse la oportunidad en su detección a fin de cortar la cadena de contagios en el menor tiempo posible, en tanto se trata de una patología de rápida propagación.

Luis Ricardo Manet Lahera, director provincial de Higiene y Epidemiología, expuso que, debido a la capacidad de diagnóstico del laboratorio de biología molecular, encargado de la determinación del SARS-Cov-2 en la región oriental, se priorizan los resultados de los viajeros internacionales, quienes constituyen la principal fuente de transmisión del patógeno.

En ese sentido, el titular de Salud Pública insistió en la identificación oportuna de los contactos directos de los casos positivos, los cuales deberán estudiarse de inmediato, porque ello permitirá conocer la amplitud del foco o evento según sea el caso, de ahí que esta resulte la mayor complicación en el cambio de los protocolos de la nueva normalidad.

Sobre el evento abierto desde ayer en la localidad de Altamira, perteneciente al policlínico 28 de Septiembre, se conoció la restricción de movilidad en tres manzanas donde se profundiza en la investigación epidemiológica y realizan exámenes de PCR a los pobladores, y en estos momentos solo tres de los confirmados evidencian síntomas de COVID-19.

Ante este complejo escenario, las autoridades del municipio cabecera expusieron algunas de las medidas adoptadas entre las que destacan la desinfección de las 107 viviendas ubicadas en esa área, la venta de hipoclorito de sodio a la población para el lavado de las manos, el expendio de productos alimenticios, el uso obligatorio del nasobuco y la organización de los servicios para atender a los grupos vulnerables.

También comentaron la implementación de estrategias comunicativas para elevar la percepción del riesgo en la comunidad y el reforzamiento de la inspección sanitaria de conjunto con el Ministerio del Interior para potenciar el cumplimiento de las disposiciones higiénico-sanitarias.

El riesgo de aparición de casos positivos, focos y eventos incrementa en la nueva normalidad, de ahí la importancia de intensificar el autocuidado y la disciplina ciudadana para evitar peores consecuencias, incluso, una transmisión de gran envergadura que implique retrocesos a fases anteriores, subrayó el ministro.

Por último, Portal Miranda exhortó a la participación activa y el trabajo mancomunado de las organizaciones sociales y de masas con el programa del médico y enfermera de la familia, en tanto recae en la atención primaria de salud la mayor responsabilidad en las pesquisas y la vigilancia epidemiológica. (ACN).


ACN

 
ACN