0
Publicado el 7 Noviembre, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

SOCIEDAD CUBANA

En cada mujer, una hermosa historia de vida

Además de mantener protagónica presencia en todos los frentes y tareas de la vida nacional, incluso en medio de la pandemia, las féminas cubanas han incrementado el ingreso a la organización que desde hace 60 años las agrupa

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

En todas las provincias ha crecido la membresía de la organización femenina, afirma Teresa Amarelle.

En todas las provincias ha crecido la membresía de la organización femenina, afirma Teresa Amarelle.

Razones le sobran a Teresa Amarelle Boué, Secretaria General de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), para afirmar que “también en medio de la actual situación, cada mujer es una historia de vida para contar”.

Minutos antes, con palabras tan sencillas como el reconocimiento impreso entregado, la también miembro del Consejo de Estado de la República de Cuba, había ponderado en el centro del país la actitud de un grupo de juristas que en septiembre llegaron hasta lugares muy intrincados para inscribir a 275 niños recién nacidos que no habían podido ser registrados oficialmente como consecuencia del cierre de oficinas concebidas para ese fin y hospitales, ante el violento rebrote del SARS-CoV-2.

Determinante ha sido el rol de la mujer en el enfrentamiento a la Covid-19.

Determinante ha sido el rol de la mujer en el enfrentamiento a la Covid-19.

“Ejemplos, aseguró, hay en todo el Archipiélago. Tal es el caso de Viñales, allá en Pinar del Río, donde mujeres que ofrecían servicios de alquiler en sus propias viviendas, al ser interrumpida esa actividad, también a causa del nuevo coronavirus, se fueron al campo con el propósito de incorporarse a la producción de alimentos”.

Han asumido funciones de gran valor práctico

Tras subrayar el protagónico rol de las mujeres en el sector de la salud, “muchas de ellas inmersas en tareas de alto riesgo en las llamadas zonas rojas, o en labores de pesquisaje, donde han brillado las jovencitas estudiantes de Ciencias Médicas”, Amarelle Boué subrayó cómo a raíz del brote y rebrote pandémico muchas cubanas que antes no ocupaban cargos o responsabilidades han asumido funciones de gran valor práctico, sobre todo en la base.

El SARS-CoVv-2 tampoco ha podido impedir la presencia de la mujer directamente en la producción.

El SARS-CoVv-2 tampoco ha podido impedir la presencia de la mujer directamente en la producción.

“En un momento determinado, añadió, hubo que cerrar las Casas de orientación a la mujer y la familia, pero se continuó ofreciendo servicios de capacitación a favor de personas necesitadas, sobre la base de alternativas atemperadas al contexto actual”.

Por ello, al dialogar con medios de prensa,  la Secretaria General de la FMC afirmó que la organización va a cerrar un buen año, con mejores resultados a pesar de los contratiempos que, en todos los sentidos, ha generado la propagación del nuevo coronavirus dentro del país, con mayor énfasis últimamente en provincias como La Habana, Ciego de Ávila, Pinar del Río y Sancti-Spíritus, sin excluir el riesgo que representa para las demás.

Tal vez la evidencia más palpable de la vitalidad en el funcionamiento esté en que durante el año 2020 la FMC continuó creciendo numéricamente en todas las provincias, mediante la incorporación de otras 30 000 mujeres, para totalizar más de 4 300 000 mil en el archipiélago.


Pastor Batista

 
Pastor Batista