0
Publicado el 10 Noviembre, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

CENTRO DE CUBA

Eta se empeña en “enredarnos”

Tras haber dejado atrás engañosos aires de retorno a la normalidad, la tormenta tropical maniobró de tal manera que ha puesto en alarma a Villa Clara y Sancti-Spíritus, con intensas lluvias, desbordamiento de ríos, inundaciones, interrupción e tránsito en vías y otras afectaciones
Eta se empeña en “enredarnos”

Trayectoria de Eta (muy similar a un número 2) hasta el mediodía de este martes.

PASTOR BATISTA VALDÉS

Si nos fijamos en la trayectoria de la tormenta tropical Eta concluiremos que hasta el mediodía de este martes 10 de noviembre ha delineado un 2. Pero en términos criollamente populares, lo que ese fenómeno hidrometeorológico se empecina en hacerles a provincias como Villa Clara y Sancti-Spíritus es “un verdadero número 8”.

Parece increíble que este lunes los villaclareños hablaran de iniciar curso escolar mañana miércoles o transpiraran una tranquilidad sustentada en registros de apenas 39,9 mm de lluvia, concentrados en Caibarién y Remedios, y 24 horas después los pluviómetros estuvieran dando cuenta de 398.4 mm en el poblado de Báez, Placetas; 334 en Pretiles, zona montañosa y 126 en el centro histórico de la ciudad cabecera, por solo mencionar tres ejemplos.

Muy difícil hubiese resultado imaginar, en fin, que este martes el país se habría visto obligado a decretar la fase de Alarma para ese territorio y el de Sancti-Spíritus como consecuencia de las lluvias.

Eta se empeña en “enredarnos”.

Las aguas obligaron a interrumpir tránsito en este punto de la Autopista Nacional (Foto tomada de CMHW).

Tan intensas han sido las precipitaciones que, de acuerdo con informaciones de prensa, no solo está cerrado el tránsito entre Placetas y Santa Clara, por la Carretera Central, sino también en el kilómetro 254 de la Autopista Nacional.

Como alternativa para quienes circulen por esa “vía madre”, se ha dispuesto el paso por Ranchuelo-Esperanza-Santa Clara en ambos sentidos, aunque, de continuar complicándose el panorama no se descarta la posibilidad de interrupción por ahí también, lo que obligaría a emplear la variante de Aguada de Pasajeros-Amarilla-Colón-Santa Clara, igualmente en ambos sentidos, tal y como publica Cubadebate.

Reportes preliminares, daban cuenta hoy de varios puentes destruidos e incomunicación de algunos asentamientos en la zona montañosa de Manicaragua, mientras el Consejo de Defensa Provincial tuvo que orientar la evacuación total de las aproximadamente 4 000 personas que habitan la comunidad de El Santo, en el municipio de Encrucijada.

Situaciones así han obligado a una ardua actividad por parte del Consejo de Defensa Provincial (CDP) e igual estructura en los municipios, para continuar protegiendo lo más importante: la vida humana, sin subestimar la preservación de bienes y recursos materiales y económicos en general.

Por ello, Yudí Rodríguez Hernández, presidenta del CDP, continúa recalcando la necesidad de que la población sea disciplinada, se mantenga en sus casas y nadie se acerque a ríos, afluentes, puentes o embalses, para evitar riesgos innecesarios.

SANCTI-SPÍRITUS BAJO AGUA TAMBIÉN

Eta se empeña en “enredarnos”.

Furia de las aguas en el río Agabama, (Foto YENIER GILBERT).

La vecina provincia de Sancti-Spíritus tampoco escapa al efecto de lluvias que se han empeñado en persistir desde el sábado.

Cuenta de ello no solo da el desbordamiento de la mayor parte de los ríos que surcan al territorio.

Bien lo saben los moradores de la zona de Caracusey, donde las aguas del río homónimo interrumpieron en la mañana de hoy martes el tránsito entre la capital provincial y Trinidad, mientras el Agabama amenazaba con irse también por encima de la carretera, de acuerdo con declaraciones hechas al periódico Escambray por Tania Gutiérrez Fontanil, vicepresidenta del Consejo de Defensa Municipal.

Ello ha imposibilitado la rápida actuación de fuerzas y medios del sector eléctrico para resarcir daños y restablecer el servicio en varias localidades de Trinidad, algunas de ellas muy complicadas como Topes de Collantes, a oscuras desde hace varias horas por afectaciones en la línea de 33 kilovoltios que alimenta a la subestación eléctrica de ese lugar, según ha explicado a medios de prensa Yoanny Acosta Solenzar, director general de la Empresa Eléctrica en Sancti Spíritus.

Como resultado de las fuertes y persistentes precipitaciones (solo nueve días de noviembre desbordan el 400 por ciento de la media histórica para todo el mes) y del grado de escurrimiento, la presa Zaza, principal embalse cubano, ha elevado a más del 80 por ciento el volumen de agua en su vaso y continúa recibiendo líquido procedente de diversas partes del territorio a través de los ríos y afluentes que tributan a ella.

Eta se empeña en “enredarnos”.

Perjuicios en zonas del Sur del Jíbaro. (Foto: JULIO BISMAR).

De acuerdo con lo dicho por el doctor José Rubiera, Eta hoy debe mantenerse con poco movimiento sobre las aguas del sudeste del Golfo de México, sin descartar que se estacione o describa pequeños lazos, lo que acentúa la continuidad de incidencia sobre nuestro país.

No hay que ser erudito ni vidente, por tanto, para inferir con cuanta precaución debe actuarse. Lo reiteran una y otra vez figuras como Ramón Pardo Guerra, Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil. Y lo sabe todo el que ha vivido alguna vez la experiencia de huracanes, tornados, inundaciones, crecidas de ríos.

Pero si alguien tuviera duda rebobine su propia memoria y vuelva a las pavorosas imágenes captadas desde un celular en mayo de 2028, cuando justamente a los pies de dos “curiosos imprudentes” se fraccionó y derrumbó el puente sobre el río Zaza… aunque, por suerte, salvaron la vida.

Eta se empeña en “enredarnos”.

Imágenes así tipifican en este instante a llanos y montañas del centro cubano. (Foto PASTOR BATISTA VALDÉS).


Pastor Batista

 
Pastor Batista