0
Publicado el 14 Noviembre, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

Etapa recuperativa no significa ausencia de los mismos riesgos

Al pasar nueve municipios a la fase 3 y el cabecera a la 2, el territorio no puede correr el riesgo que implica bajar la guardia, confiarse o incurrir en descuidos e indisciplinas
Hay que continuar cuidándose de los riesgos de la COVID-19.

Esta noble avileña volverá hacia y desde la escuela con esos niños vecinos, como siempre ha hecho.

Texto y foto PASTOR BATISTA VALDÉS

Evidentemente, la noticia de este viernes, ya en la noche, fue el paso de la provincia de Ciego de Ávila a la etapa recuperativa de enfrentamiento a la Covid-19, de su municipio cabecera a la fase 2 y los restantes nueve a la fase 3.

Si una vez decretados esos cambios el SARS-CoV-2 dijera “ya aquí no tengo nada que hacer, voy echando del territorio”, otro gallo cantaría. Pero no es así. El mismo riesgo que subyacía hace unas horas a ras de ciudades y zonas rurales, continúa latente ahora mismo, mañana y después.

Como razonó el Consejo de Defensa Provincial (CDP), encabezado por Carlos Luis Garrido Pérez, ahora refuerza su sentido y vigencia la alerta que frente a ese mismo auditorio enfatizó este jueves 12 de noviembre Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de Cuba: “no podemos bajar la guardia; todo lo contrario: hay que mantener la percepción del riesgo, pues no podemos darnos el lujo de que la situación se nos escape de las manos”.

Para ello –coincidieron varios miembros del CDP- se torna importantísima la información y orientación claras a la población, de manera que no disminuya dentro la percepción del riesgo a escala social y evitar descuidos, negligencias o indisciplinas que pongan en peligro  indicadores que han permitido dejar atrás la etapa de transmisión autóctona limitada.

Hay que continuar cuidándose de los riesgos de la COVID-19

A la etapa recuperativa, pero sin renunciar a la precaución.

De hecho, teniendo en cuenta el carácter violento del rebrote en el territorio, su propagación, la cantidad de casos confirmados, graves, críticos y fallecidos que en determinados momento llegó a registrar y la existencia todavía de un evento institucional, controlado por sus particularidades, el retorno a medidas inherentes a la actual etapa se hará de forma gradual en aquellas actividades o entornos que requieren un mayor grado de precaución y control.

Esperado por toda la población, el reinicio del curso escolar para concluir la etapa 2019-2020 despegará el lunes 16, para lo cual ya están creadas todas las condiciones organizativas y de aseguramiento, según declaraciones de Bárbara Rodríguez Milián, directora provincial de Educación.

Así, más de 50 mil alumnos de las distintas enseñanzas retornarán a 378 centros e instituciones del sector con el propósito de concluir la mencionada etapa docente en tres semanas e iniciar el curso 2020-2021 a partir del 7 de diciembre.

Según la propia fuente, en todos los casos están aseguradas la cobertura docente y las condiciones higiénico-sanitarias, así como las coordinaciones con transporte para el traslado de los estudiantes internos, además de otros requerimientos como la garantía de merienda escolar.

Estas primeras 48 horas, enmarcadas entre sábado y domingo, son determinantes para la comunicación precisa con los habitantes, por todas las vías, incluyendo redes sociales, sitios web de organismos e instituciones, carros altoparlantes y medios de prensa, muy seguidos en situaciones así por parte de la población.


Pastor Batista

 
Pastor Batista