0
Publicado el 1 Noviembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

La Habana: retorno a los templos del saber

De cinco semanas dispondrá La Habana, tiempo que puede parecer poco, pero que si se aprovecha al máximo en cada una de las mil 209 instituciones educacionales con que cuenta el territorio, bastará para, sin merma de la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje, finalizar un año lectivo que, de tan atípico, resultará difícil de olvidar
Retoman el curso 2019-20 los capitalinos en sus templos del saber.

Foto: acn.cu

Por MARÍA ELENA ÁLVAREZ PONCE

De uniformes, pañoletas, mochilas, bullicio, se llenarán nuevamente las calles de La Habana y el alma y la vida les serán devueltas a sus escuelas, con el regreso este lunes a las aulas de más de 314 mil niños, adolescentes y jóvenes, para completar el curso escolar 2019-2020 en el territorio.

Terminará así una larga espera de casi ocho meses, durante los cuales la capital cubana fue más de una vez epicentro de la pandemia en el país, razón por la cual no pudo hacer parte de ese grupo mayoritario de provincias, que reanudaron el año académico el primero de septiembre y mañana darán la bienvenida a un nuevo curso escolar.

De cinco semanas dispondrá La Habana, tiempo que puede parecer poco, pero que si se aprovecha al máximo en cada una de las mil 209 instituciones educacionales con que cuenta el territorio, bastará para, sin merma de la calidad del proceso de enseñanza-aprendizaje, finalizar un año lectivo que, de tan atípico, resultará difícil de olvidar.

Vale repetirlo: preservar la salud de educandos, educadores y demás trabajadores y sus familias es, de todas, la primera prioridad,  y la experiencia vivida en la mayor parte del país demuestra que es perfectamente posible “blindar” los centros de enseñanza, mantenerlos como lugares seguros, sin un solo caso de COVID-19.

Uso obligatorio del nasobuco, instalación de pasos podálicos,  incremento del pesquisaje activo, desinfección de las manos y las superficies, prohibición de entrada a alumnos y trabajadores con síntomas respiratorios y de personas ajenas al centro, son algunas de las medidas higiénico-sanitarias dispuestas y que deberán ser cumplidas con rigurosidad y constancia.

Ardua ha sido la labor constructiva en estos meses y aunque es imposible incluirlas a todas, sí que se han atendido muchas más escuelas que las 150 previstas en el plan de mantenimiento y reparación para 2020 y se ha trabajado muchísimo para resolver problemas relacionados con las instalaciones hidro-sanitarias, las redes hidráulicas y el abasto de agua.

No menos intenso ha sido el quehacer en aras de garantizar el distanciamiento físico indispensable, para lo cual se han buscado alternativas, ante todo en los propios centros, donde cada espacio posible se ha convertido en aula.

En la Educación Primaria, por ejemplo, fueron creados 806 nuevos grupos, que tendrán su maestro porque, como explicó Yoania Falcón, directora provincial de Educación, al comparecer días atrás en la Mesa Redonda, la reincorporación de no pocos profesores y la aplicación de otras variantes, permitirá a La Habana disponer de una cobertura docente mayor que años anteriores.

De acuerdo con sus particularidades y necesidades, cada institución ha reordenado la vida puertas adentro y ajustado los horarios, incluso para el aseguramiento del receso escalonado, y de todo eso y más se habló a los padres la semana recién concluida en reuniones destinadas a informar, escuchar criterios y sugerencias y disipar cualquier preocupación o duda.

Sabido es que no todos los estudiantes regresan en idénticas condiciones. Los hay que no pudieron ver todas las teleclases o no contaron con suficiente apoyo en el hogar o tuvieron problemas de salud o familiares, y por esas y otras razones están en desventaja.

El diagnóstico individual será, pues, lo primero, y tanto esa caracterización como la atención diferenciada, exigirán del profesor preparación y mucho empeño y centrarán el quehacer en la escuela en las próximas semanas, junto con la ejercitación, consolidación y sistematización de los contenidos desarrollados en las actividades docentes televisivas.

En el cronograma para el cierre del año lectivo 2019-2020 en La Habana espacio no faltará para las evaluaciones finales que, como parte de las adaptaciones curriculares realizadas, fueron diseñadas esta vez como tareas, seminarios o trabajos prácticos integradores, según el nivel de enseñanza.

Probada en las provincias que ya vencieron el curso escolar, la experiencia ha permitido a los estudiantes mostrar sus capacidades y conocimientos y desplegar su creatividad, esta vez no como parte de un equipo, sino individualmente, y por tan positivos resultados será parte del sistema evaluativo en el año académico 2020-2021.

De lo que está por suceder también destaca que este mismo lunes comenzará para los alumnos de noveno grado el proceso de continuidad de estudios.

Esta semana será para dar a conocer el pre-escalafón, subsanar errores, divulgar el plan de plazas, llenar estudiantes y padres las boletas y, finalmente, publicar el escalafón; la próxima se otorgarán las especialidades a nivel municipal y, la siguiente, en los centros, mientras en la cuarta y quinta semanas acontecerán el proceso de entrega pedagógica y la matrícula para el nuevo curso escolar.

Los que están por terminar la Secundaria Básica asistirán a la escuela los viernes, mañana y tarde, aunque podrán ser utilizados otros días para atender diferenciadamente a quienes lo necesitan y serán habilitarán locales para que los que están suspensos ejerciten los contenidos y puedan prepararse para las revalorizaciones y los extraordinarios.

Este lunes se reanuda el curso escolar 2019-2020 en la capital y no es ocioso repetir lo expresado recientemente por Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, en la Mesa Redonda:

“La responsabilidad es de todos y escuela y familia han de trabajar juntas para que el cumplimiento estricto de las medidas higiénico-sanitarias sea un modo de actuación permanente de todos en todos los escenarios.

“En estos momentos la vacuna contra la COVID-19 que tenemos es la disciplina, la autorresponsabilidad, la exigencia, y si otras provincias lograron desarrollar y concluir el curso sin afectaciones, podemos confiar en que La Habana logrará cerrar con éxito este año lectivo e iniciar el siete de diciembre venidero el nuevo curso escolar”.


ACN

 
ACN