2
Publicado el 29 Noviembre, 2020 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Valdés Mesa chequea programas agropecuarios en Holguín

Durante un análisis sobre la producción agropecuaria en ese territorio, el vicepresidente de Cuba Salvador Valdés Mesa, hizo referencia a las consecuencias económicas de la pandemia Covid-19, las afectaciones de los últimos eventos hidrometeorológicos y del cambio climático en los cultivos, entre otros temas.
Salvador Valdés Mesa en Holguín

Fotos: Carlos Rafael/Ahora

Holguín, Cuba, 29 nov (Prensa Latina) Lograr la soberanía alimentaria del país es hoy una prioridad gubernamental y un reto ante el contexto marcado por las limitaciones de recursos y las continuas agresiones extranjeras, dijo aquí el vicepresidente de Cuba Salvador Valdés Mesa.

Durante un análisis sobre la producción agropecuaria en este territorio del oriente de la Isla, Valdés Mesa hizo referencia a las consecuencias económicas de la pandemia Covid-19, las afectaciones de los últimos eventos hidrometeorológicos y del cambio climático en los cultivos, entre otros temas.

El también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba insistió en resolver aspectos que aún frenan ese programa, de los que señaló el déficit de fuerza de trabajo, para lo cual es preciso transformar las formas de contrato y las relaciones de la empresa con los productores.

Entre otros asuntos a solucionar con prontitud relacionó la poca disponibilidad de semillas, la diversificación de los productos y la demora en la entrega de tierras ociosas a interesados por trabajarla.

Valdés Mesa insistió en aplicar la ciencia en los campos, aspecto en el que resulta imprescindible involucrar a las universidades; la explotación eficiente de la maquinaria agrícola para humanizar el trabajo y la racionalidad de los recursos en el sector agropecuario.

De igual forma, reiteró la importancia de aprovechar al máximo las aguas del Trasvase Este-Oeste, importante proyecto hidráulico, el cual a través de cientos de kilómetros de túneles y canales transporta ese líquido desde las cuencas de los ríos del macizo montañoso Nipe-Sagua-Baracoa, a las llanuras fértiles de Holguín.

Para el programa de soberanía alimentaria en el territorio se dedican unas 53 mil hectáreas, y es, actualmente, este el de mayor cantidad de productores agrícolas del país, con más de 40 mil.

La provincia, a unos 700 kilómetros al este de La Habana, es una de las más pobladas de Cuba con una cifra superior al millón de habitantes, por lo que urge sembrar, producir y explotar mejor sus recursos naturales para lograr ese necesario autoabastecimiento, acotó Valdés Mesa.

Por su parte, Ydael Pérez, viceministro primero de la rama agrícola en Cuba, exhortó a desarrollar una mentalidad exportadora, que posibilite generar ingresos destinados a la mejora tecnológica, compra de materias primas y otros recursos necesarios en el sector.


Prensa Latina

 
Prensa Latina