18
Publicado el 9 Diciembre, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

ZAFRA AZUCARERA

Buen despegue en el central Colombia

Junto al Majibacoa y al coloso Antonio Guiteras tienen la responsabilidad de sacarle la mayor cantidad de azúcar a una caña que sigue siendo muy inferior a la que hubo en otros tiempos, a la que la industria pudiera procesar y a lo que necesita el país
Buen despegue de la zafra en el central Colombia

Sin suficiente caña, el país no puede lograr el salto que la economía necesita en la producción de azúcar.

PASTOR BATISTA VALDÉS

Con la inserción del central Colombia en la zafra 2020-2021, primero de la provincia de Las Tunas en iniciar molida, ese oriental territorio comienza a ganar el necesario tiempo por el que luego claman hombres, equipos e industrias cuando la contienda se acerca a su final o cuando lluvias u otros contratiempos empiedran el camino.

En declaraciones exclusivas para BOHEMIA, Ángel Villalobos Ramírez, director de la Unidad Empresarial de Base, afirma que “la industria arrancó bien, como nunca, lo que le permitió moler por encima del 90 por ciento”.

Ese acertado inicio, opina Villalobos, tiene mucho que ver con el empeño que pusieron hombres y mujeres durante el período de reparaciones y de preparación en general para la zafra, buscando alternativas y soluciones frente a los principales problemas que pudieran afectar el proceso tecnológico.

La última contienda demostró el imperativo de seguir allanando la senda en las áreas de basculador, molinos y fabricación; completar la fuerza, bastante afectada por razones de fluctuación y lograr una mejor capacitación del personal, escollos que fueron superados antes del primer pitazo mediante opciones como los talleres de eficiencia, que han dejado no solo más dominio y claridad en trabajadores y directivos, sino también mayor grado de optimismo.

Resta ahora por ver el comportamiento de los medios que intervienen en el corte y tiro de la gramínea, la manera en que dentro de la industria sea atado cada cabo para reducir todo cuanto sea posible el tiempo perdido y sacarle azúcar a cada minuto del día.

Ver el asunto con ese prisma se tornará realmente estratégico si se tiene en cuenta que, como en todo el país, la caña sigue  siendo talón de Aquiles por razones de disponibilidad (cuantitativas) que obligan a actuar, por tanto, con máximo rigor y eficiencia desde el punto de vista cualitativo.

De acuerdo con lo previsto, a las “hostilidades” del central Colombia, ubicado en el  municipio homónimo, al sur de Las Tunas, deben sumarse el Majibacoa, al centro este del territorio y el coloso Antonio Guiteras, en geografía portopadrense, al norte.


Pastor Batista

 
Pastor Batista