0
Publicado el 19 Diciembre, 2020 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Ingresos sin precedentes en 2021, pero insuficientes

Vladimir Regueiro, viceministro primero de Finanazas y Precios, interviene en la Mesa Redonda

Foto en Prensa Latina

Para 2021 se proyecta recaudar ingresos brutos por 291 mil 259 millones de pesos en Cuba, cifra sin precedentes en el presupuesto, pero aún insuficiente, dijo el viceministro primero de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro.

De ese total, los ingresos tributarios representan el 39 por ciento, los que tienen sustento en la Ley del Sistema Tributario que establece 25 tributos, de los cuales se aplican 23, explicó el directivo al intervenir hoy en el programa televisivo Mesa Redonda.

Con una nueva dimensión, es un número que en términos absolutos no tiene antecedentes en nuestro presupuesto, pero es insuficiente. Solamente respaldarán aproximadamente un 75 por ciento de los gastos que se proyectan para el próximo año, manifestó.

Los ingresos siguen siendo insuficientes en su captación, afirmó.

Agregó que en este escenario en que se ejecutará el ordenamiento monetario, a partir del venidero 1 de enero, donde hay que respaldar los programas sociales, tenemos que reforzar la responsabilidad de todos los actores de la economía en el cumplimiento del deber de contribuir al sostenimiento de los gastos.

Regueiro mencionó que el tema de los ingresos se verá afectado por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos y la crisis económica mundial provocada por la pandemia de la Covid-19.

En la generación de ingresos, informó, ganan en participación los que están vinculados al impuesto sobre las utilidades, a las ganancias de las actividades económicas, de los pequeños negocios y de las formas no estatales de gestión.

Esto implica, precisó, una mejor aplicación de los principios sobre los que se sustenta la implementación del sistema tributario: de generalidad, de igualdad y capacidad contributiva.

Por su parte, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, significó que no deseamos que al presupuesto del Estado vayan utilidades e ingresos a costa del incremento de precios desmedidos, abusivos ni especulativos.

‘La riqueza monetaria que queremos captar es la que de conjunto todos los actores económicos, conectados, dinamizados, generemos en función de producir más bienes y servicios para la población y para sí mismo también y por tanto cumplir con el principio de redistribución de riquezas a costa de producir más, y no precisamente de incrementar precios’, apuntó.

Bolaños precisó que ‘el déficit que hemos aprobado es alto, de más de 86 mil 700 millones de pesos, que se convierten en deuda pública, porque es el resultado de no poder cubrir con los ingresos que generamos el sostenimiento de los gastos del sector público’.

Reiteró que los ingresos solo van a cubrir el 75 por ciento de los gastos y por tanto esa parte restante la tiene que cubrir el déficit y una deuda que se solicitará a la banca cubana en función de operaciones propias del ordenamiento monetario.

‘La palabra de orden, el gran reto que tenemos para implementar satisfactoriamente el ordenamiento monetario desde el presupuesto, es precisamente llevarlo con un compromiso de racionalidad, de control en los gastos y de potenciar todas nuestras reservas de ingresos’, concluyó la ministra.


Prensa Latina

 
Prensa Latina