0
Publicado el 2 Diciembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Las escuelas del Sistema Político del Partido se abren hoy con más integralidad

Los experimentados docentes de la Escuela Provincial “Pedro Díaz Coello”, de Holguín, significaron que transcurrido este tiempo y bajo el mismo contenido de entonces, las aulas, laboratorios y todas las áreas que conforman esos centros continúan siendo esenciales en la preparación política y cultural de cuadros, especialistas y otros matriculados de diferentes organismos y sectores
Compartir
Aniversario 60 del Sistema de Escuelas del Partido.

Imagen ilustrativa: 5septiembre.cu

Por ALFREDO CARRALERO HERNÁNDEZ

A 60 años de su creación, las Escuelas del Partido conservan la esencia formadora para las cuales fueron creadas, consideraron los profesores Mario Góngora Morgado y Anabel Rojas Suárez.

Los experimentados docentes de la Escuela Provincial  “Pedro Díaz Coello”, de Holguín, significaron que transcurrido este tiempo y bajo el mismo contenido de entonces, las aulas, laboratorios y todas las áreas que conforman esos centros continúan siendo esenciales en la preparación política y cultural de cuadros, especialistas y otros matriculados de diferentes organismos y sectores.

Ambos docentes recordaron que el sistema político de Escuelas del Partido tuvo como antecedente histórico más connotado e influyente en la instrucción revolucionaria en Cuba, la creación de la academia Abel Santamaría fundada por Fidel junto a los asaltantes del Moncada en el antiguo Presido Modelo, de Isla de Pino, actual Isla de la Juventud cuando cumplían prisión tras los sucesos del Moncada en 1953.

Allí se crea la base forjadora de la vanguardia que aglutinaría el  método de estudio de la instrucción revolucionaria y que tras la inauguración de la Escuela Superior del Partido Ñico López, surgieron posteriormente las Escuelas Básicas de Instrucción Revolucionaria conocidas como EBIR y ENIR, fundadas a nivel municipal en las antiguas regiones hasta que fueron conformándose las provinciales después de la división política-administrativas de 1976, indicaron Góngora y Roja

Las etapas iniciales de estos centros, en el caso específico de las primeras, incluían además de las materias de superación política e ideológica,  matemática, historia y español, pues muchos de los matriculados, subrayaron Góngora y Rojas, entraban a las aulas con bajo nivel escolar y el objetivo era desde el inicio contribuir a la formación integral de cada uno.

Progresivamente esos centros de estudios fueron ampliando paralelamente a la Ñico- López, los contenidos  a partir de las exigencias en la formación de los cuadros convocados a sus matrículas, pues no se trata solo de aquellos que se desempeñen dentro de las estructuras del Partido, sino también en esferas del Estado, el sistema empresarial y de las organizaciones de masas, precisaron los profesores

Las transformaciones de esos contenidos docentes, identifican a estas instalaciones nacionalmente como sedes universitarias, y constituyen un subsistema nacional de la Educación Superior en Cuba, enlazado a través de la Escuela Ñico López, que a sus 60 años de fundada se distingue por la fortaleza de los programas integrales de capacitación política, ideológica y cultural en honor permanente a su fundador, el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN