1
Publicado el 25 Diciembre, 2020 por Lilian Knight Álvarez en Nacionales
 
 

TURISMO

Lo atípico de un boulevard típico

Varadero rompió el concepto tradicional: esta vez no se limitó a una calle única, sino que dispuso dos manzanas para emplazar un complejo cultural que dará mayor vida al principal destino de sol y playa del país
Lo atípico de un boulevard típico.

Foto: Cortesía Delegación del Mintur. Matanzas

Por LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ

Aún reinaba el polvo y los adoquines no ocupaban su lugar. En las tardes no había allí más personas que quienes llevaban en sus manos la responsabilidad de edificar el nuevo Boulevard de Varadero. Sin embargo, los avances constructivos revelaban ya la multiplicidad de opciones que esta obra traería a pobladores y visitantes.

Unas 68 intervenciones fueron realizadas en un espacio destinado a convertirse en el epicentro de la ciudad. Las acciones constructivas ubicadas entre las calles 62 y 64 y las avenidas Primera y Segunda forman parte de las inversiones de cara a la Feria Internacional de Turismo (FITCuba), prevista para mayo de 2021.

La delegada del Ministerio de Turismo (Mintur) en Matanzas, Ivis Fernández Peña, anunció que el Boulevard será lanzado en dicho evento, con la presencia de turoperadores, como uno de los productos turísticos extrahoteleros fundamentales para el futuro de la Península de Hicacos.

No es de extrañar entonces que las inversiones hicieran converger a múltiples organismos, entre los que destacan la Inmobiliaria, las tiendas Caracol y Palmares del Mintur, así como la Unión Eléctrica, Aguas Varadero y la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa), inmersas en soterrar redes de comunicación, hidráulicas y de fluido eléctrico. Otros proveedores de servicios fueron el Ministerio de la Construcción y el Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Las obras, iniciadas en enero del 2020, sufrieron varias interrupciones en su cronograma debido a los efectos de la covid-19. Entretanto, sus ejecutores pretenden concluir las reparaciones a la par del alza turística internacional en el territorio, que ya atrajo a más de 250 visitantes ingleses y 150 canadienses.

Administrado por Palmares, el Boulevard de Varadero no tendrá tránsito vehicular, a no ser para casos de emergencia. Asimismo, iniciará sus actividades cumpliendo las medidas higiénico-sanitarias impuestas por la pandemia, lo que se une a la realización de pruebas PCR y escaneo de temperatura de todos los viajeros que arriban por el aeropuerto Juan Gualberto Gómez.

Entre planos y números

Lo atípico de un boulevard típico.

Las labores constructivas se vieron interrumpidas y reestructuradas a causa de la pandemia. (Foto: Cortesía Delegación del Mintur. Matanzas).

Justo en las inmediaciones del proyecto en concreción, con una vista panorámica de lo que sucede, se ubicaron las oficinas de los inversionistas, ejecutores y proyectistas. La vorágine que se vive in situ se asemeja al movimiento que tenía en tiempos normales su vecina: la popular discoteca Havana Club.

Eladio Hernández Samora, director de la Inmobiliaria del Turismo en la provincia, representa al beneficiario del proyecto general. Sobre este expresó que es una ambiciosa integración de atracciones y espacios, que no dejó “ni un solo rincón urbano sin ser intervenido”.

Entre las labores destacan la reparación de tiendas y cafeterías, y la incorporación de 12 nuevos kioscos de comida ligera (pizzas, hamburguesas, pan con lechón, tacos, jugos naturales, guarapo, helados y dulces), además de otros puntos de venta móviles. Otras de las obras destacables fueron la reconstrucción de la Plaza Caimán y el establecimiento de un área para artesanos, turoperadores y gestores de venta.

“La población ha notado y agradecido la remodelación de tres casas antiguas del centro histórico, las cuales fueron convertidas en restaurantes especializados (ruso y asiático) y una Casa del Café. Esta última se une a las ya existentes casas del Habano y del Ron, conformando la tríada de los ‛reyes cubanos’, productos identificativos del mercado y la nación”, explicó el especialista.

Además de los antes mencionados, en la prometedora arteria se encuentran servicios de correo y Etecsa, y puntos de conexión wifi con una estética renovada, así como un Hotel de Islazul recién ampliado, que incluye piscina y snack-bar a disposición de los transeúntes.

Lo atípico de un boulevard típico.

La Casa del Café completará, junto a la del Habano y la del Ron, la tríada de los reyes cubanos. (Foto: Cortesía Delegación del Mintur. Matanzas).

Eladio Hernández puntualizó: “Desde que se concibió la idea, se habló de una integración que incluyera no solo las instituciones y actividades estatales, sino también a los habitantes de la zona.

“Es por eso que ocupan un lugar importante un restaurante particular, las jardineras de todos los espacios, un grupo de piezas escultóricas, la pavimentación con adocretos (adoquines de cemento prefabricados) de colores, los baños públicos, las fuentes de agua iluminadas, los bancos decorativos, las luces LED y las señaléticas con acrílico, que dotarán al lugar de una ambientación moderna, bella e intencionada”, detalló.

Desde el punto de vista urbanístico, el proyecto tiene otros atributos, al decir de Amarilis Castillo Ramos, especialista principal de la inmobiliaria. “Por ejemplo, todas las calles se relacionan con pasos peatonales, logrando que la dinámica y el movimiento interconecten unos servicios con otros. Además, fueron ubicados en el área locales de administración y almacén. Este último distribuirá los recursos requeridos mediante carros eléctricos”.

Como es costumbre en las obras del turismo, esta vez también se reunieron brigadas y empresas de varias provincias, asociadas a la constructora Emprestur. Incluso se contó con la colaboración de la Fundación Caguayo para las obras artísticas monumentales.

Castillo Ramos insistió en destacar el encadenamiento logrado, que alcanzará mayor valor con el uso progresivo y la puesta en marcha de otros proyectos e inversiones planificadas para el lugar.

La financiación del Boulevard de Varadero rondó los 13 millones de pesos en moneda total, de los cuales 6.8 millones fueron en CUC, concluyó.

Un lugar, muchos destinos

Lo atípico de un boulevard típico.

El restaurante asiático, cuya estética alude a las culturas orientales, figura entre las nuevas atracciones. (Foto: LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ).

El Boulevard reúne un sinfín de ofertas gastronómicas, unas nuevas y exóticas como los restaurantes ruso y asiático, y otras antiquísimas y cubanizadas como La Fondue, también conocida como La Casa del Queso Cubano.

Fundado en el año 1986, este restaurante se ha caracterizado por “fundir” las recetas y preparaciones internacionales con los quesos, chocolates y sazón criollos.

A pie de obra, como un constructor más, está Alberto Hernández, administrador del local. El sudor que brota de su cuerpo a borbotones refleja el recelo con que ha cuidado cada acometida en su restaurante.

“Las reparaciones no llegan a lo deseado. Desde marzo que comenzamos, por el impacto de la pandemia, sufrimos trabas con los contratos. Se ha ido recortando el presupuesto y acomodando las inversiones en función de las posibilidades que esta etapa permite a un país que ha gastado mucho en la salud de sus habitantes.

“Y aunque el equipamiento que viene no es el que habíamos planificado cuando se aspiraba a una sustitución total de los dispositivos de cocción y conservación (con más de 15 años de uso), sé que cuando iniciemos nuestras elaboraciones lograremos los objetivos, gracias al empeño de los trabajadores y la reparación de la mayoría de los equipos”, expresó.

Desilusiones aparte, el proceso constructivo en La Fondue lo dotó de nuevas áreas como el bar, el lunch, los exteriores con pergolado y taquillas, y baño para trabajadores. Además, se mejoraron las capacidades de la cocina, el confort y el estado técnico de la casa, en la que se sustituyeron las redes sanitarias, se enchaparon e higienizaron los locales de elaboración, el mobiliario fue restaurado totalmente y retocada la cubierta.

“Pese a que es difícil mantener las normas de higiene en un trabajo como la construcción, se han cumplido las medidas y no se dio ningún caso de contagio”, agregó Alberto. Sin embargo, sí sufrieron múltiples paralizaciones, por el tema de la covid-19 y las cuarentenas en el territorio.

Lo atípico de un boulevard típico.

Las primeras instalaciones en brindar servicio en el Boulevard fueron las tiendas Caracol, donde se cumplen las medidas sanitarias. (Foto: LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ).

Hernández aspira a que con la reapertura sigan siendo priorizados por el Complejo Lácteo de Cárdenas en cuanto a los abastecimientos: “Habitualmente nos garantizan 15 tipos de quesos diferentes en temporada alta, entre los que se incluyen el Gouda Cubano, el Atlantic, el Caribe, el Provolone, el Emmental, el Mozarella y el Azul, el más elogiado por los clientes extranjeros, aunque a veces no tiene la presentación o la maduración que quisiéramos”.

“Lo importante –añadió el directivo– es que el Mintur, los grupos de comunicación empresariales y los agentes de venta tributen al boulevard y sepan comercializar sus opciones”.

Luis Alberto Santos, dependiente de la tienda Puma, también brinda su parecer. Las labores inconclusas hacen que sus compañeros entren y salgan de los almacenes de las tiendas cercanas, a fin de complacer a los clientes que ya se acercan al lugar.

“Al entorno le hacía falta esta reparación, un cambio de imagen que le diera más vida a la zona. En esta tienda de artículos deportivos de la marca Puma, que también ofrece productos náuticos, se repararon el piso, las paredes, el techo que tenía filtraciones, se pintó todo”, exclamó con cierta satisfacción.

Estas instalaciones de venta minorista, pertenecientes a la empresa Caracol, fueron las primeras en iniciar los servicios a la población en el paseo. A sus puertas llegaban interesados en ver no solo las ofertas acostumbradas, sino también la nueva estética del lugar. Los clientes dejaron sus impresiones y buenas opiniones sobre las reparaciones en toda el área.

Lo atípico de un boulevard típico.

Los modelos 3D brindados por los inversionistas revelan algunas ambientaciones de los espacios urbanos. (Foto: Cortesía Inmobiliaria del Turismo. Matanzas).

Sin embargo, la población varaderense y los visitantes expresaron su preocupación por el desabastecimiento de los puntos gastronómicos de venta minorista que hasta el momento funcionan en la península, los cuales carecían de líquidos (refrescos, jugos y cervezas embotelladas), alimentos ligeros y confituras.

Para la inauguración del Boulevard, la dirección de Palmares debe garantizar la resolución de este inconveniente, además de mantener una elevada percepción de riesgo sobre la enfermedad y el cumplimiento de las medidas sanitarias pertinentes. Solo así, la actividad extrahotelera en el principal destino de sol y playa cubano, aportará el demandado y necesario ingreso por turistas/día, y logrará la satisfacción del mercado nacional e internacional.


Lilian Knight Álvarez

 
Lilian Knight Álvarez