1
Publicado el 11 Diciembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Nuevo decreto-ley atempera el sistema tributario al Ordenamiento Monetario

El Decreto Ley No 21 entrará en vigor el primero de enero de 2021 y en tal sentido se modifican un grupo de artículos referidos a los tributos, principios, normas y procedimientos generales
Se atempera el sistema tributario al ordenamiento monetario.

Imagen ilustrativa: cubadebate.cu

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

Como parte de la implementación del proceso de Ordenamiento Monetario, que dispone la unificación monetaria y cambiaria, el Consejo de Estado de la República de Cuba adoptó el Decreto Ley No 21, Modificativo de la Ley 113 del Sistema Tributario, del 23 de julio de 2012, con el objetivo de atemperarla al nuevo escenario.

Este entrará en vigor el primero de enero de 2021 y en tal sentido se modifican un grupo de artículos referidos a los tributos, principios, normas y procedimientos generales.

Uno de ellos es el 21, mediante el cual en lo adelante se reconoce con carácter general el 100 por ciento de los gastos incurridos en el ejercicio de la actividad,  siempre que se justifique el 80 por ciento de los ingresos.

Se exceptúan aquellas actividades y sectores para los que se establecen límites específicos, los que serán regulados en la Ley Anual del Presupuesto del Estado o en disposiciones del Ministerio de Finanzas y Precios.

También sufre cambios el artículo 22, con el que se establece como mínimo exento anual la cuantía de 39 mil 120.00 CUP., sobre los ingresos gravados que conforman la base imponible de este impuesto.

De acuerdo con el artículo 28 las personas naturales cubanas y extranjeras, con residencia permanente en el territorio nacional, por los ingresos que perciban de contratos individuales de trabajo en el exterior pagarán sobre el total de los mismos un 4%, sin considerar deducción alguna salvo los pagos de las comisiones que haya realizado a entidades cubanas a través de las cuales se contrató.

Se entenderá como contrato individual de trabajo en el exterior la labor remunerada que realice un ciudadano cubano en otro país por gestión propia o por medio de una entidad cubana, sin estar amparado en un convenio de colaboración, contrato de exportación de servicio u otro de similar naturaleza.

El pago se realizará aplicando el tipo de cambio establecido con respecto al dólar estadounidense y el valor mínimo a liquidar es de 500.00 CUP mensuales.

Otro artículo con modificaciones es el 29, que señala que a los efectos del cálculo y pago de este impuesto, los ingresos devengados en moneda extranjera se convierten a pesos cubanos, para lo cual debe aplicarse el tipo de cambio establecido.

También en lo adelante los trabajadores por cuenta propia que pagan sus obligaciones tributarias bajo el Régimen General de Tributación utilizarán un sistema contable de sus actividades conforme a lo que establezca el Ministro de Finanzas y Precios, señala el artículo 58.

El artículo 107 establece como mínimo exento anual de este impuesto, por cada miembro de la cooperativa, la cuantía de 39 mil 120.00 CUP, mientras con el 133 se aplica a los bienes que se comercialicen en la red mayorista y minorista, en los términos y condiciones que en esta Ley y otras disposiciones se establezcan.

De acuerdo con el artículo 138 las personas naturales autorizadas legalmente a comercializar productos de forma minorista, aplican sobre el valor total de las ventas efectuadas, el tipo impositivo del 10 por ciento.

A su vez en lo adelante, de acuerdo con el artículo 140, se establece un impuesto especial a los productos y servicios destinados al uso y consumo según disponga el Ministerio de Finanzas y Precios, mientras el 149 subraya que las personas naturales pagan el impuesto aplicando un tipo impositivo del 10% sobre el valor total de los ingresos que obtengan de los servicios prestados.

Al modificarse el artículo 150, a partir de ahora las entidades que presten servicios a la población, pagan este impuesto aplicando un tipo impositivo del 10% sobre el valor total de los ingresos que obtengan de esos servicios, en tanto el pago de este  impuesto se efectúa en las sucursales bancarias correspondientes al domicilio fiscal del contribuyente, de acuerdo con el 168.

Otro artículo con modificaciones es el  272, referido al tipo impositivo a aplicar para el cálculo y determinación de este impuesto, correspondiente a las especies existentes en bosques artificiales y naturales y la práctica de caza.

El pago de este impuesto, dice el artículo 273, se  realiza dentro de los primeros 15 días naturales de cada trimestre, en las sucursales bancarias u otras oficinas habilitadas al efecto, según proceda, previa presentación de la Declaración Jurada ante la Oficina Nacional de la Administración Tributaria de su domicilio fiscal.

El Decreto ley recoge las tasas establecidas para el pago de acuerdo con el tipo de vehículo y con su longitud, y por cada vez que circulen por el tramo gravado.

Las disposiciones especiales señalan que los tributos que se establece su pago en pesos convertibles o moneda libremente convertible, se pagan en pesos cubanos, en los términos y condiciones estipulados en el presente Decreto-Ley y demás normas vigentes.

A los efectos de lo que establece el presente Decreto-Ley se entiende por Grupo 1 las entidades estatales y sociedades mercantiles de capital 100 por ciento cubano, sujetos que operan en el país al amparo de la Ley 118 “De la Inversión Extranjera”, los usuarios y concesionarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, las organizaciones y asociaciones, y las personas naturales residentes permanentes en el territorio nacional.

El Grupo 2 lo conforman las sucursales, agentes y oficinas de representación de personas jurídicas extranjeras radicadas en el territorio nacional, así como las personas naturales no residentes permanentes en el territorio nacional.

Como disposiciones finales se establece derogar los artículos 23, 47, 59, 127, 137, 139, 151, 187, 188, 195, 221, 245, 274, 310, 323 y 353; y la Disposición Especial Novena, de la Ley 113 “Del Sistema Tributario”, del 23 de julio de 2012; así como cuantas disposiciones legales, de igual o inferior jerarquía, se opongan a lo dispuesto en el presente Decreto-Ley.

Fijan los aranceles de aduanas para importaciones sin carácter comercial

Los productos importados por las personas naturales o jurídicas radicadas en Cuba tendrán un adeudo en pesos cubanos, calculado sobre el valor de importación en dólares estadounidenses y en base al por ciento que se aplica sobre el valor adeudable de los productos importados.

Así lo refleja el Decreto-Ley número 22 referido al arancel de aduanas de la República de Cuba para las importaciones sin carácter comercial, publicado hoy por la Gaceta Oficial Extraordinaria número 68.

El texto señala que a los efectos de liquidación del valor adeudable es facultad de la Aduana tomar como base uno de los métodos siguientes:
-La declaración de Aduana
-La factura de compra
-El valor de referencia que determine la Aduana
– La alternativa valor peso

En el caso de las misceláneas- calzado, confecciones, alimentos, artículos de aseo personal y del hogar, bisutería,  perfumería y similares- la alternativa de valorización a utilizar es la de valor- peso, aplicada de acuerdo con lo aprobado al efecto por la Aduana General de la República.

Refiere el Decreto- Ley que son admitidos a su entrada en Cuba los productos cuya importación no se encuentre prohibida, ya sean enviados como carga, paquetes postales o equipaje no acompañado; o vengan como equipos pertenecientes a los pasajeros en general y cubanos tripulantes de buques o aeronaves y trabajadores del mar, previo cumplimiento de los requisitos establecidos y el pago, según proceda, de los derechos arancelarios.

Asimismo, todos los productos importados, incluso aquellos exentos del pago de los derechos o que gocen de las franquicias establecidas se declararán a la Aduana en la forma establecida, salvo las excepciones que exija la reciprocidad internacional.

Señala el documento que están exentos del pago de los derechos arancelarios, las importaciones sin carácter comercial que realizan los asilados políticos y refugiados, al entrar por primera vez al país; y los materiales y objetos a los que se otorgue ese beneficio por convenios internacionales en los que Cuba es parte.

Además, los productos importados por las personas comprendidas en las exenciones establecidas en las leyes 981, del 3 de octubre de 1961 y 1089, del 31 de diciembre de 1962, así como aquellos productos que también disfruten de exenciones.

En tanto se liberan del pago:

-Productos farmacéuticos elaborados, sillas de ruedas para inválidos, libros científicos, técnicos, de arte y literatura; partituras musicales; discos, cintas magnetofónicas, vistas fijas y películas cinematográficas para la enseñanza; prótesis, cuando reemplacen o sustituyan un órgano o parte de él; y los equipos, libros o materiales destinados para ciegos.

-Los objetos personales usados, que traigan consigo los pasajeros en general y los cubanos tripulantes de buques y aeronaves y trabajadores del mar.

-Los menajes de casa y efectos personales de las personas que arriben a Cuba con el propósito de residir permanentemente, conforme a lo establecido en la legislación vigente

-Los productos para el uso personal de los becarios extranjeros residentes en Cuba, mientras mantengan esa condición y según las regulaciones que dicta el Ministro de Finanzas y Precios

-Las medallas, condecoraciones y los premios concedidos en el extranjero, y los productos que como regalos o premios reciban los ciudadanos cubanos por su condición de científicos, deportistas, artistas y otra, siempre que se demuestre su origen con el documento correspondiente

Apunta el Decreto- Ley que se admiten libres de derechos y gravámenes los productos que como importación temporal traen los extranjeros en su condición de artistas, deportistas, especialistas, científicos, periodistas y cineastas, los pasajeros en tránsito y aquellas personas que arriban al país en circunstancias especiales.

Publica la Gaceta Oficial impuestos para trámites de la población y de las entidades

La Gaceta Oficial Extraordinaria número 68 publicó este jueves, como anexo de la modificada Ley 112 “Del sistema tributario” del 23 de julio de 2012, las cuantías a pagar por la población y las entidades en trámites o solicitudes de documentos, también a tono con el proceso de Ordenamiento Monetario.

Los gravámenes serán de acuerdo con el grupo en que aparezcan  las entidades o personas, como establece el  nuevo Decreto Ley 21, con el cual se modifican varios artículos suyos, en aras de atemperarlos al nuevo escenario.

En el grupo 1 están las entidades estatales y sociedades mercantiles de capital 100 por ciento cubano,  los sujetos que operan en el país al amparo de la Ley 118 “De la Inversión Extranjera”, los usuarios y concesionarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, las organizaciones y asociaciones, y las personas naturales residentes permanentes en el territorio nacional.

El Grupo 2 lo conforman las sucursales, agentes y oficinas de representación de personas jurídicas extranjeras radicadas en el territorio nacional, así como las personas naturales no residentes permanentes en el territorio nacional.

Uno de los anexos de la Ley 112 del Sistema tributario, el cuarto, recoge la cuantía a pagar en la tramitación de documentos en las oficinas de los registros Civil, de Actos de Última Voluntad, de Declaratorias de Herederos y de Capitulaciones Matrimoniales, de Sancionados y de Asociaciones.

También aparecen los gravámenes al solicitar documentos notariales, el Carné de Identidad, la licencia de Conducción y las licencias vinculadas con el Registro de Vehículos Automotores, y al realizar los trámites vinculados a la tenencia de armas de fuego.

Los impuestos tributarios por trámites asociados a la Ley General de la Vivienda y de documentos relativos a inmuebles urbanos o solares yermos, entre otros, se publican en esta edición extraordinaria de la Gaceta Oficial, al igual que aquellos vinculados con el Registro Mercantil y  las legalizaciones de firmas en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el anexo se informa cuánto abonar por las pólizas de seguro voluntario, los escritos de Demanda y Contestación en materia administrativa, económica, civil, familia y laboral, incluidos los correspondientes al procedimiento de Revisión, y los Recursos de Apelación y Casación promovidos ante tribunales, excepto para la obtención de alimentos y los que promuevan las entidades estatales.

Se especifican las cuantías para solicitudes a los tribunales de copias de autos definitivos o sentencias en materia civil, administrativa, económica, penal, de familia y laboral;  y de documentos relacionados con el procedimiento especial de querella y trámites realizados ante las capitanías de Puerto.

Otros impuestos establecidos son las licencias, autorizaciones y certificaciones expedidas por las direcciones municipales y provinciales de Planificación Física y el Instituto de Planificación Física; incluidos los dictámenes técnicos y otros documentos expedidos por tales entidades

A su vez se da a conocer el tributo por las licencias y títulos expedidos, reexpedidos o renovados por el Ministerio de Comunicaciones; por los documentos relacionados con trámites migratorios, con el Registro de Contribuyentes de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria; y con los trámites relacionados con los registros de Ingresos y de Gastos habilitados por la propia ONAT.

Otros documentos con impuestos son las certificaciones que expida el Registro de Tenencia de la Tierra del Ministerio de la Agricultura, los relacionados con el MINFAR y con el Registro Minero de la Oficina Nacional de Recursos Minerales, y los trámites realizados en las oficinas de Registro de Consumidores.

La extensa lista incluye el valor del pago de documentos asociados con el registro, propiedad y traslado de ganado mayor por trámites realizados por personas naturales; los relacionados con la actividad ferroviaria (licencia de movimiento de trenes); los a tramitar en el Registro de Auditores de la República de Cuba, y los vinculados con el ejercicio de la actividad por Cuenta Propia, y con el Registro de la Propiedad, entre otros.

Cuantías a pagar por impuestos sobre el transporte terrestre

En correspondencia con el proceso de Ordenamiento Monetario, la Gaceta Oficial Extraordinaria número 68 publicó este jueves, como anexos de la Ley 112 “Del sistema tributario” del 23 de julio de 2012, las cuantías a pagar en lo adelante por concepto de Impuesto sobre el Transporte Terrestre.

Ello se aplicará en correspondencia con la clasificación de vehículos de motor y de tracción animal, y de acuerdo con dos grupos de entidades o personas como establece el Decreto Ley 21, del Consejo de Estado, con el cual se modifican varios artículos de esa ley, en aras de atemperarla al nuevo escenario.

Se establece la clasificación de los vehículos, que en el caso de los de motor clase “A” contempla los destinados al transporte de pasajeros, tales como motos, motocicletas, automóviles de hasta ocho asientos sin contar el del conductor, y ómnibus.

Los de clase “B” incluyen los vehículos para el transporte de carga, como motocicletas, motonetas o similares, camiones, autocamiones, tractores, remolques y semirremolques; y clase “C”, los destinados para servicios especiales (humanitarios, ambulancias y funerarios).

Están los vehículos de tracción animal, cuya clase “A” abarca los que son empleados para el transporte de pasajeros; y de clase “B”, aquellos usados como transporte de carga.

A los efectos de lo que establece el Decreto-Ley No 21, Modificativo de la Ley 113 del Sistema Tributario del 23 de julio de 2012, adoptado por el Consejo de Estado, se entiende por Grupo 1 las entidades estatales y sociedades mercantiles de capital 100 por ciento cubano, y  los sujetos que operan en el país al amparo de la Ley 118 “De la Inversión Extranjera”.

Se  incluyen a los usuarios y concesionarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, las organizaciones y asociaciones, y las personas naturales residentes permanentes en el territorio nacional.

El Grupo 2 lo conforman las sucursales, agentes y oficinas de representación de personas jurídicas extranjeras radicadas en el territorio nacional, así como las personas naturales no residentes permanentes en el territorio nacional. (ACN).


ACN

 
ACN