1
Publicado el 12 Diciembre, 2020 por María de las Nieves Galá León en Nacionales
 
 

Un amanecer extraordinario

Dialogó Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), con el grupo de habaneras que conducen los Ecotaxis
trabajadoras de Ecotaxis.

De izquierda a derecha, Marta Oramas, Anierka Fernández y Teresa Amarelle.

MARIA DE LAS NIEVES GALÁ

Fotos: AGUSTÍN BORREGO TORRES

“Si me tocas el corazón ahora, late muy fuerte”. Con lágrimas en los ojos, Ania Sánchez Díaz demuestra cuán profundo ha calado en ella hablar de su Bandera Nacional. “Disculpa, es que me emociona. Estaba loca por conseguir una. En mi casa quisiera tener una grande, inspira amor”, dijo, mientras agradeció el gesto de Teresa Amarelle, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), quien le obsequió una pequeña bandera cubana para poner en su Ecotaxi.

trabajadoras de Ecotaxis.

Ania Sánchez no pudo evitar la emoción al hablar de su bandera.

Antes de las siete de la mañana, la miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba llegó a la Agencia de Taxis Número 9 de la empresa Taxis Cuba, acompañada de Anierka Fernández, miembro del secretariado Nacional de la organización femenina. Junto a ellas estaban Marta Oramas, viceministra primera del Ministerio de Transporte y Alina Puig, directora de Desarrollo del Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor (GEA)

Según nos expresó Amarelle, quería reconocer la importante labor social que realizan las 23 mujeres que, desde octubre del presente año, conducen los ya populares Ecotaxis.

También trajeron consigo sellos con la insignia nacional y llaveros con el logo de la FMC, sobre estos últimos, alegó: “Por si lo consideran, ahí pueden poner la llave de su taxi”.

trabajadoras de Ecotaxis.

La secretaria general de la FMC se interesó por conocer detalles sobre los Ecotaxis.

Después empezó a preguntar los nombres de las compañeras que la rodeaban: muchas nombradas María, otra Marlen, Tatiana… En un santiamén, Teresa los pudo memorizar.  Indagó por muchas cosas: la hora en que se levantaron para llegar a la Agencia, cómo se comportan los pasajeros, con quién dejan los hijos y qué hacían antes de incorporarse a esta opción. Se sorprendió al conocer lo diverso del grupo: desde una que estaba como ama de casa, una maestra hasta una músico.

Les aconsejó que se cuidaran mucho, que emplearan el gel o el agua clorada para desinfectarse las manos. “No se toquen la cara sin lavarse las manos. Ustedes pueden también contribuir a educar a la población, decirle lo importante de cumplir con las medidas de protección contra la convid-19”.

El director de la Agencia de Taxis No.9, Ernesto Reyes, les comentó a las dirigentes femeninas que en estos momentos 24 compañeras realizan cursos de recalificación para obtener las dos licencias que exige este puesto: la de conducción de moto y de auto, pues algunas tienen una sola. “Varias de ellas podrán convertirse en ayudantes de las actuales taxistas”, apuntó.

trabajadoras de Ecotaxis.

En sus manos, el llavero entregado por las dirigentes femeninas.

Luego del ameno e informal diálogo, cada una recibió, junto a su vehículo, el sencillo presente traído desde la organización de las mujeres cubanas. Todas mostraron su alegría, pero fue Ania quien le expresó a la secretaria general de la FMC, que deseaba una banderita para ponerla en su Ecotaxi. Y sin decir nada, Teresa pidió que le dijeran al chofer que trajera la que estaba en su auto. Al momento fue colocada en el tricíclico ecológico No. 9 de la Ruta No.1, que va desde la terminal de Ómnibus hasta la de Ferrocarriles.

Y ese detalle, emocionó a la cubana que ama sus raíces y habla con fervor de la Patria. Cuando Amarelle partió del lugar, les expresó a las demás: “no se preocupen, todas podrán poner una bandera cubana en sus triciclos”. Así concluyó, al decir de ella, “un amanecer extraordinario”.

Homenaje FMC a trabajadoras de Ecotaxis.


María de las Nieves Galá León

 
María de las Nieves Galá León